La independencia argentina en dos historias infantiles

"Un misterio en Tucumán", de Liliana Cinetto y "Francisca y Katupyrí", de Martín Blasco y Gabriel Bobillo relatan en ficción los días previos al 9 de julio.

"Un misterio en Tucumán", de Liliana Cinetto y "Francisca y Katupyrí" de Martín Blasco y Gabriel Bobillo, son dos ficciones que transcurren en los días previos a la Declaración de la Independencia (el 9 de julio de 1816) -el punto de contacto entre ambas-, cuyas tramas siguen cada una su propio camino con historias que atrapan por sí mismas aunque conservan minuciosamente el registro de época.

"La novela histórica, ya sea que esté dirigida a niños o a adultos, requiere una etapa previa de profunda investigación. Yo trabajé mucho antes de empezar a escribir 'Un misterio en Tucumán' leyendo libros de historia, biografías, cartas y analizando otro tipo de documentos, incluso planos, fotos, actas… para rastrear información, sumergirme en la atmósfera de la época", dice a Télam la autora de "Cuidado con el perro", "Diminuto contra los fantasmas" y "Diminuto y el monstruo subterráneo", entre más de 50 libros infantiles.

Y agrega: "Todos esos datos fueron los que me permitieron crear el marco histórico, el contexto en el que se iba a desarrollar mi ficción. Eran mi límite. Podía jugar dentro de ese marco libremente, inventar personajes, hechos, diálogos, pero no podía traspasar esa frontera ni transgredirla. En cierto modo fue como armar un rompecabezas. Las piezas históricas y reales las tenía. Las de la ficción las fui creando a partir de ellas para completar la trama".

Por su parte, Blasco cuenta que le gustan los escenarios históricos en sus novelas. "'El bastón de plata' transcurre en la España musulmana, 'La oscuridad de los colores' en la Buenos Aires de 1910, pero uso la historia como disparador y fondo, siempre se trata de ficción y no de libros de historia".

"Este libro es especial -considera- porque es el primero que escribimos juntos con Gabriel Bobillo, gran amigo y gran guionista, con quien hace veinte años que nos juntamos a hablar de libros, películas e intentar solucionar todos los problemas del mundo, como hacen los amigos. Así que urdir la trama fue un proceso muy divertido".

En ese aspecto Cinetto aclara que aunque trató los elementos de la historia argentina "con mucho respeto", trató de no traicionar el humor que caracteriza su estilo: "Quería escribir una novela divertida, con personajes queribles, simpáticos, traviesos, como cualquier chico de hoy o de 1816".

"Personajes que se meten en líos y arman enredos tratando de descubrir ese 'misterio' que los intriga y que mantiene atrapado también al lector, en una trama con suspenso, ternura y humor. También intenté sentir esa emoción que palpitaba en San Miguel de Tucumán en 1816, cuando la independencia era un deseo, una palabra, un imposible…"

Para Blasco "la ficción es ficción, no es material didáctico ni un libro de historia, por eso lo importante es que el relato funcione en términos literarios, es decir que te emocione, que tenga los componentes que buscamos cuando leemos una historia. Y la época tiene que ser un marco, no más. En las malas novelas históricas, uno siente que está leyendo Wikipedia".

Una opinión compartida por Cinetto, para quien la literatura no debe (o no debería) enseñar nada ni convertirse en material didáctico. "Por supuesto que puede leerse en la escuela que es una mediadora fundamental entre los alumnos y los libros. Pero mi intención fue que la trama siempre esté en primer lugar, de la mano de los protagonistas".

En los dos relatos publicados por Alfaguara los hechos históricos y algunos personajes clave de la Independencia aparecen sin quitarle protagonismo a los personajes de ficción, "algo que no podía faltar", señala Cinetto.

"Incluso en algunos personajes reales hice más foco, como pasa con don Manuel Belgrano, don Bernabé Aráoz, el gobernador de Tucumán en aquella época y por supuesto su hijo José Ignacio y su prima, aunque con estos últimos pude manejarme con más libertad, porque en la vida real su rol era más que secundario, casi imperceptible. Y fue en ellos en quienes yo me centré -subraya- para construir 'Un misterio...' enredándolos con los personajes de ficción".

Francisca y katupyrí

"Ese protagonismo -coincide Blasco- es lo que buscamos. Esta es la historia de Francisca y Katupyrí, una chica esclava y un chico guaraní, que se ven empujados a ser parte de un momento clave de la historia argentina. Pero los personajes centrales son ellos", dice el autor de "Cinco problemas para Don Caracol", "El misterio de la fuente", "Vidas piratas" y "En la línea recta" entre otros títulos.

En cuanto a la edad de los lectores a los que se dirigen, Blasco no establece distinciones, trata de que "pueda ser interesante para cualquier lector"; mientras que Cinetto siempre tiene en mente un posible lector.

"Debo elegir un registro y no es lo mismo escribir para niños pequeños que para adolescentes. Pero esta franja etaria no es absoluta nunca, porque el nivel lector de chicos de la misma edad varía. Y además siempre hago guiños a los adultos que son intermediarios (padres, docentes, bibliotecarios…) y acompañan a los chicos para que ellos también disfruten igual que los pequeños lectores", concluye.

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó8/10
Opiniones (1)
3 de Diciembre de 2016|12:15
2
ERROR
3 de Diciembre de 2016|12:15
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Muy bien. La historia de Francisca y Katupyrí, tiene rasgos algo parecidos a una carta que le envía Felipe Calderón a José de San Martín (Gobernador Intendente de Cuyo) el 22/9/1815 y en la que solicita consentimiento para casarse con Gregoria Segura, esclava con escritura de libertad (Carpeta 233 - Documento 78). El 9/11/1815, con la anuencia de San Martín, Gregoria Segura obtiene la correspondiente escritura de libertad (Protocolo 173). Rememorando aquel año de 1816; el 7 de Abril, San Martín emite un bando en el que transcribe el acta de apertura de las sesiones del Congreso de las Provincias Unidas del Río de la Plata (en Tucumán), el 24 de Marzo (Carpeta 283 - Documento 64). El 2 de Mayo, San Martín emite un bando en el que comunica la renuncia del Director Provisorio del Estado, Ignacio Alvarez y reconoce como Director Interino al brigadier Antonio Balcarce, hasta tanto el Soberano Congreso apruebe el nombramiento (Carpeta 283 - Documento 67). El 4 de Mayo desde Tucumán, se le comunica a San Martín, que reunidos los representantes de las provincias el día 3, procedieron a la elección del coronel mayor Juan Martín de Pueyrredón como Supremo Director del Estado (Carpeta 657 - Documento 8). El 13 de Mayo desde Tucumán, se le comunica al Ayuntamiento de Mendoza que expida el título de General del Ejército de los Andes al coronel mayor José de San Martín para sostener aquellas fronteras (Carpeta 657 - Documento 11). En este momento, San Martín le escribe a sus Diputados, Juan Agustín Maza y Tomás Godoy Cruz, para que apuren la Declaración de Independencia; Mendoza está casi en un 100% lista y preparada para iniciar la gesta libertadora de Sudamérica. Ya se respiran los aires de libertad y los altos niveles de patriotismo, colman las calles de la ciudad. El 9 de Julio, tras una serie de medidas y después de arduas discusiones acerca de la forma de gobierno, a pedido del diputado jujeño Teodoro Sánchez de Bustamante, se discute el proyecto de Declaración de la Independencia. Después de tres meses y medio de sesiones, el Congreso proclama este día la existencia de una nueva nación libre e independiente de España u otras naciones, las "Provincias Unidas de Sud América". El 20 de Julio en un bando del Cabildo de Mendoza, comunica que el Soberano Congreso de las Provincias Unidas del Río de la Plata ha declarado la Independencia de esta parte de la América del Sur, de la dominación de los Reyes de España y su metrópoli el día 9 de Julio (Carpeta 4 - Documento 33). Ese mismo día, el Cabildo de Mendoza comunica que hasta tanto el Gobierno disponga las medidas para celebrar la Independencia de la América de la dominación española, se ha dispuesto iluminación general hasta el domingo (Carpeta 4 - Documento 34). El 8 de Agosto, San Martín hace jurar el Acta de Declaración de la Independencia a los jefes y oficiales del Ejército de los Andes. El 16 de Agosto desde Buenos Aires, Juan Martín de Pueyrredón le comunica a San Martín, que será la Bandera celeste y blanca la que se usará en lo sucesivo en ejércitos, buques y fortalezas en clase de bandera menor, mientras se fijen los jeroglíficos de la bandera nacional mayor (Carpeta 610 - Documento 80). El 24 de Agosto nace en Mendoza la hija de San Martín y Remedios de Escalada, Merceditas. El 24 de Setiembre, Toribio de Luzuriaga reemplazaba a San Martín en el cargo de Gobernador Intendente de Cuyo. El 8 de Octubre desde Buenos Aires, Vicente López le comunica al Cabildo de Mendoza que en la sesión del 14 de Setiembre ha sido aclamada Patrona de la Independencia Nacional del Estado a la Gloriosa Virgen Americana, Santa Rosa de Lima (Carpeta 610 - Documento 97). Todas las carpetas y documentos pueden ser leídos en el Archivo General de la Provincia de Mendoza. Y como dice el dicho "si tu Patria llora... el consuelo no es la mejor opción, dejar de hacerla sufrir es la única solución". Saludos.-
    1
En Imágenes
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
28 de Noviembre de 2016
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016