Ser travesti en Mendoza

Emmanuelle “La Panterita” Ruiz nos deja una impresionante nota sobre la visión de su elección en la provincia.

Vos podes elegir que comer, que ropa ponerte, que color te gusta, donde irte de vacaciones y mil cosas más, pero hay algo que no podes elegir... tu sexualidad. Yo no me hice travesti porque elegí serlo, sino que fue algo que sentí desde el día que tengo uso de razón. Un gay no decide a partir de cuando le empiezan a gustar los varones, sino que desde que tiene conciencia lo siente, si decide cuando contarlo. Una lesbiana igual, no elige enamorarse de una mujer, sino es algo que le pasa y no lo puede controlar.

Muchas veces nos pasa que no queremos aceptarlo, que la misma sociedad nos presiona para que no liberemos nuestros sentimientos, pero llega un momento que todo colapsa, todo explota e indefectiblemente tenes que “salir del closet” si no queres padecer una tortura psicológica que te estresa a niveles destructivos.

Yo no elegí ser travesti, simplemente un día me miré al espejo y no me reconocí como hombre, no me sentía a gusto con mi cuerpo de varón, no me atraía el sexo opuesto. Siempre me sentí mujer y esto no es algo que yo elegí, como quizás vos no elegís de quién enamorarte o por quién sentir amistad, pasión o fraternidad. Si elegí dar un paso adelante, si elegí jugármela, si elegí ser quién siento y no quien naturalmente fui. En eso si ser travesti fue mi elección, en el hecho de olvidar al hombre que fui para convertirme en la mujer que soy. En la mujer que siempre sentí que era, desde el momento que nací. Yo no elegí tener pito, pero si elegí ser quién mi sentimiento dictó.

Ser travesti en Mendoza (y en cualquier parte del mundo) es muy difícil. Y la cuestión de salir a la calle y que todos te miren raro no es lo más complicado, eso es un tema que con el tiempo se soluciona y poco a poco te deja de importar, el gran problema es poder ser alguien, poder desarrollarte como persona, poder entrar en el circuito bancario, poder formarte, especializarte, trabajar y prosperar.

Muchas de nosotras no elegimos prostituirnos, pero ante la desesperación y la asfixia de no poder ser alguien, indefectiblemente caemos en ese rubro. Es cierto que se puede, algunos ejemplos son el de la Turca Glamour, el de Carolina Jacky o el de Caro, la dueña de La Reserva, pero son tres en miles...

Padecer el secundario es una cosa, pero pretender ir a una universidad es completamente distinto. Sufrimos discriminación y burla desde el momento que pisamos el establecimiento, por parte de alumnos, profesores, directivos, etc. Por otro lado algo nos tortura... ¿se harán atender por mí si soy doctora?, ¿me contratarán si soy abogada o contadora?, ¿podré ser maestra o profesora? ¿se dejarán revisar por una oculista travesti? No queridos... la verdad es que no, el horror a no ser tomada en serio luego de estudiar diez años es insoportable. Y ni hablar de trabajar. Nadie quiere a una travesti en su negocio de ropa, en la caja de su comercio, en la administración de su oficina, en la recepción de su empresa. ¿Han visto en la provincia una travesti atendiendo un local? No, no hay.

No hay que ser hipócritas, discriminar no es solamente insultarnos o violentarse con nosotras, sino mirarnos raro y no confiar en nuestra capacidad como personas, minimizando todo al sexo, a lo visual.

Entonces se hace muy difícil para nosotras crecer, prosperar, ganar guita. Porque nos gustan las mismas cosas que a vos, nos gustan las casas, los autos, los viajes y la estabilidad económica. Nos gustaría tener sueldo, obra social, estar en blanco y poder laburar ocho horas por día como vos, como cualquiera. Nos encantaría poder trabajar en un banco, en un café, en un estudio o en una multinacional. Y se hace muy difícil conseguirlo. Incluso si somos de familia bien nuestras propias familias no se animan a dejarnos participar en los negocios familiares, por miedo o vergüenza al qué dirán. Entonces la plata comienza a escasear. Y si a eso le sumamos el condimento de “la noche”, listo... caímos en la trampa.

Las travestis nos pegamos a la noche porque nos sentimos menos observadas, pasamos más desapercibidas, ahí podemos ser nosotras, podemos manejarnos con mayor libertad que a a luz del día. A muchos les gustan las travestis y buscan el refugio de la luna para dejar correr sus instintos, porque de día no tienen los suficientes huevos como para divulgar sus gustos. Entonces se produce un cóctel explosivo: la noche como cobijo, más la demanda masculina, más la falta de dinero... hola prostitución, chau vida sana. Y cuando empezamos a ganar guita en serio con este tema, sumado a la imposibilidad laboral, se nos complica mucho la vida.

Se hace muy difícil ganarnos dignamente el pan, día tras día nuestras posibilidades se van cortando, vamos dejando sueños de lado y solo nos amparamos en tener lo básico, entonces muchas veces caemos en pozos depresivos y anímicos muy duros, sumado a las heridas que llevamos una vida acarreando. Y nos terminamos convirtiendo en muecas tristes de todo lo que quisimos ser y no pudimos.

Somos igual que vos, queremos lo mismo que vos, nos gusta lo mismo que a vos y nos merecemos lo mismo que vos tenes, ni más ni menos, vos no elegiste ser heterosexual, nosotras tampoco elegimos ser travestis, pero vos si podes elegir que queres ser y nosotras luchamos por poder elegirlo igual que vos. No pedimos que nos tengas compasión, piedad, respeto, amor o paciencia, simplemente pedimos tener las mismas oportunidades que tienen todos. Esta es nuestra lucha utópica.

Los que quieren síganme en facebook:

Escrito por Emmanuelle "La Panterita" Ruíz para la sección:

Opiniones (15)
18 de noviembre de 2017 | 15:23
16
ERROR
18 de noviembre de 2017 | 15:23
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Totalmente de acuerdo con vos nicoc, no vale la pena discutir con idiotas...
    15
  2. Khaleesi: "No es que no sepa qué decir, a veces no tengo ganas de discutir con idiotas" Tranquila pantera! es una lucha que se empezó a dar y que ha avanzado bastante. La ley de identidad de género muestra una madurez increíble, una muestra de entendimiento de que todos somos iguales y que debemos tener los mismos derechos, no importa qué hacemos en la cama o cómo nos vestimos, porque lo que nos hace buenas personas son otras cosas, son VALORES? La lucha no va a terminar, confío en que no va a ser sólo una utopía? ¿Qué le hace creer a Flanders que es mejor persona que la que escribe la nota? ¿Acaso es mejor por decir que es heterosexual y que le da nalgadas a su mujer? (me parece de baja altura y ordinario) ¿Qué le hace pensar que es mejor persona y que puede tener más derechos que otra, que puede casarse con quien ama por ejemplo? Por lo visto nada, posee una deshumanización total ante otra persona dolida que expresa lo que siente, a la que agrede, humilla, ofende. Si habláramos de Dios, creo que no le gustaría tener en el cielo a gente como él, que se caga en el prójimo. La generación de jóvenes de hoy ya no ve a los homosexuales de mala manera, gracias a ciertos acontecimientos y personajes de la época. Y cada vez irá mejorando? dentro de 40 años, cuando mueran todos estos viejos retrógrados y conservadores, y cuando los jóvenes de hoy seamos los adultos del mañana, la sociedad será distinta. Más inclusiva. Por el sólo hecho de haber crecido en contextos distintos. Y porque hay gente con fundamentos reales que está dispuesta a luchar por ello y corregir esos tremendos baches de la sociedad. Tranquila pantera! estamos en un camino hacia una sociedad más justa, donde las personas LGBT no serán estigmatizadas y juzgadas sólo por con quiénes se acuestan, sino por lo que debería ser, por esas cosas que realmente te hacen mejor persona, por los VALORES.
    14
  3. ee khalessi tampoco lo trates a mandicarrasco como asesino. Por poco más decir que faja a la jermu. En mi caso par de chirlos en la cola nomas durante el acto, como para demostrar autoridad sobre la montura.
    13
  4. che esta bueno el panterita para un asado, llega a la parrilla o trae mini parrilla, hace mini fuego, pero sabe llegar ahí, tiene la altura justa.
    12
  5. No para nada!! Me causa mucha gracia!!! Pobre mandicarrasco, él si que tiene la inteligencia en los genitales. Y también me encanta que dude de si soy mujer o no. Dale super macho, alimentá tu morbo, denigrá, insultá, que por tipos como vos, así estamos. Y así nos están matando cada día.
    11
  6. Realmente no vale la pena ni siquiera intentar un debate con personas de cerebro cuadrado. Sigan felices en sus mundos cool y pacatos, que gracias a Dios, existen personas que quieren una sociedad más inclusiva, con igualdad de derechos y oportunidades. Pero bueno, también entiendo que los comentarios de flanders y mandirrasco, son los típicos pensamientos medievales del 90% de los lectores de este diario. Vivan y dejen vivir...y nunca escupan para arriba, que uno no sabe lo que la vida te tiene preparado. No vaya a ser que les salga un hijo travesti o una hija lesviana....Besitos
    10
  7. jaja que gracioso este mandicarrasco, Khalessi te estan pegando de una manera. Esperemos que esto no te afecte el día, porque capaz que cuando llegue tu hombre esta noche estas un poco alterada-o.
    9
  8. Che Khaleesi, cuando quieras te invito a cazar venados, vamos con unos amigos obreros si te pinta. Así te sacamos bien machito. Que cosa seria che encima usa nombre de reina de Game of Thrones. Vos capaz que andas escondiendo el cuchillo y el tenedor también.
    8
  9. Khaleesi se ve que esta al tanto de donde trabajan sus amigos travestis. Quizás ayuda a los vagos en su trabajo cuidándolos o brindando proxenetismo. O quizás colabora desinteresadamente para que le den una alegría de vez en cuando. Por dios en la arena intelectual que uno se tiene que meter para intercambiar un par de opiniones con infradotados.
    7
  10. Khaleesi realmente uno elige la gente con la que se frecuenta. Yo particularmente me da un poco de rechazo ver a una persona con genitales de hombre tratar de parecerse a una mujer. Me imagino lo grotesco que debe ser el proceso que has presenciado para inferir que realmente queres mucho a tu amigo travestido. Coincido que la inteligencia está en el cerebro, pero lamentablemente si Einstein hubiera sido travesti no le hubiera quedado bien. Como amante de la estética y los artículos de diseño, amo el cuerpo de una mujer y ver el cuerpo de un hombre tratando de modificarse antinaturalmente para parecer una mujer pero con los genitales de un hombre, me parece algo reitero grotesco, circense, muy freak.
    6