Yo, el ansioso: radiografía de un obsesivo compulsivo

Lacara Desconocida nos deja un detalle de las típicas actitudes de un obsesivo, ¿te sentís identificado)

 Obsesión, Toc, muchos comportamientos que no sabemos qué nombre ponerle a los distintos problemas que tenemos cada uno. Yo tengo varios problemas y uno es ser ansioso y compulsivo a veces, no habiendo estudiado psicología me puse a fijarme en cada uno de mis comportamientos más los que mis amigos me señalaban. Comenzando por una lista compuesta de diferentes síntomas que pueden identificarte a vos como un obsesivo. Si bien siempre me gastan porque mis notas contienen una serie de ítems para poder explicarme, sepan que lo hago con todo. Bien, veamos que tenemos en nuestras pequeñas cabecitas linces de las praderas.

  • No podes salir de tu pieza si está la cama desordenada, más allá de eso tu pieza es un espacio de culto donde solo está la cama y un ropero, lo demás lo sacas de ahí porque te gusta que esté vacía, ordenada y limpia… ¡oooo si Lince!
  • Tu ropero está perfectamente ordenado, separado por estantes, remeras por un lado, pantalones por otros, pantalones cortos arriba, y las medias junto al bóxer en un cajón, cuando una media se pierde listo, tiras la otra, porque el solo hecho de ver una media sola te martilla la cabeza.
  • Tu computadora, tiene todo separado y por orden, cada carpeta, cada archivo del mismo tiene su nombre correcto, ¿el escritorio? Vacío papu, limpio con un fondo de pantalla sencillo. Que se vea que hay espacio.
  • No soportas los grupos de wsp, ni el tilde en el celu de que te llego un msj. Tenes que verlo, tenes que sacarlo urgente de la barra de notificaciones, no saben cómo sufro cada vez que veo el buzón de voz. Me quema la cabeza si me dejan uno.
  • El auto, siempre limpio (aunque sea por dentro) todo en su lugar, sabes cada compartimiento del mismo. Podes viajar solo y sin música con tal de averiguar de dónde viene ese ínfimo ruidito, que al fin y al cabo solo lo escuchas vos, los demás te miran con cara de loco. ¡No estoy loco vieja! ¿No escuchas ese ñiqui ñiqui ñiqui cuando va en línea recta?
  • Cuando te mandan un mensaje contándote algo y la rematan: “Después cuando nos vemos te cuento bien…” Y te quedas esperado, te quedas esperando, te quedas esperando, te quedas esperando, te quedas esperando, te quedas esperando.
  • En la facu tenes que escribir toda una hoja, y no soportas dejar un renglón, ¡es un renglón vacío hermano! ¡Se puede ocupar! ¡Me está volviendo loco!
  • Te presentan una banda nueva, escuchas un tema, y te se mandan: “¿Te gustan?”... Y no se maquinola, dame el cd que tengo que escucharlo entero ahora. Te fumas la discografía para recién decir si te gusta o no.
  • No soportas ver un cuarto desordenado, el placer por ordenarlo es tan grande que te ofreces a ayudar casi con violencia, no porque seas pulcro, sino porque sabes que esta todo en su lugar. Es más fuerte que vos.
  • Estas permanentemente observando todo, mientras una persona te habla, te mira, vos estas un 50 y 50 mirando alrededor y al mismo tiempo a esa persona. Tenes una memoria fotográfica excelente, pero no podes recordar nombres.
  • A la hora de estudiar te distraes con cualquier cosa, porque de solo ver que tenes un libro en frente tuyo te hace querer salir corriendo porque muy en el fondo tuyo sabes que vas a dejarlo a la mitad, ¡eso sí! Cuando agarras coraje lo lees de una, no podes dejar nada pero nada a la mitad.
  • Tu cabeza siempre está a mil, y sentís que cada segundo que pasa es un segundo perdido, dormir es una pérdida de tiempo, quedarse quieto es una pérdida de tiempo, siempre escribiendo, leyendo, trabajando, editando, corriendo, saliendo. ¿Y las horas de sueño? De 4 a 6 por día gracias.
  • Vas a un río, pones una piedra en el camino, te reís porque esta le impide el paso al agua, luego pones otra y otra. Te das cuenta que hiciste una pequeña represa, pero no es todo, pensas que si traes piedras más grandes podes hacer una pequeña pileta, con piletita para los más chicos, un pequeño río para tirar las hojitas y hacer carreras. Pero no podes jugar carreras porque estas ahora construyendo un puente para que los niños pasen caminando… que lindo es ir al río…
  • Si bien el día para vos es muy largo, te voy avisando que para nosotros es muy corto, no dura nada, el día tendría que tener como 98 horas mínimo para aprovechar algo, te levantas y te das cuenta que ya tenes que estar durmiendo, todo un tema. Para finalizar nuestro día nos encontramos con nuestro amigo muy ansiosos de saber qué carajo nos iba a contar.

- ¿Y Adrián que me ibas a contar?

- ¿Contar qué?

- Hoy al medio día me dijiste que me ibas a contar algo.

- Se me olvidó bolu.

Y en tu cabeza retumba el…

- ¿Cómo que se te olvidó? ¿Cómo que se te olvidó? ¿Cómo que se te olvidó? ¿Cómo que se te olvidó? ¿Cómo que se te olvidó? ¿Cómo que se te olvidó? ¿Cómo que se te olvidó? ¿Cómo que se te olvidó? ¿Cómo que se te olvidó? ¿Cómo que se te olvidó? ¿Cómo que se te olvidó? ¿Cómo que se te olvidó? ¿Cómo que se te olvidó? ¿Cómo que se te olvidó? ¿Cómo que se te olvidó? ¿Cómo que se te olvidó? ¿Cómo que se te olvidó? ¿Cómo que se te olvidó? ¿Cómo que se te olvidó?. 

Opiniones (2)
12 de diciembre de 2017 | 07:25
3
ERROR
12 de diciembre de 2017 | 07:25
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. anda al psicoloogo vos tambien ..... jajajajaj
    2
  2. Esta todo tan pegado, sin una foto, que leí 1 párrafo y directamente me dejo de interesar
    1