Maldita Sociedad Patriarcal

Lorelai Lee nos deja su rigurosa óptica sobre el feminismo actual, un punto de vista diferente.

 Me pasa qué como mujer, y como persona, que trata de pensar más allá de su género, me han tachado más de una vez de mujer “machista”, de una especie de Hitler.

¿En qué momento el “Feminismo” dejó de ser una lucha en la búsqueda de Igualdad de Derechos, para pasar a ser una Guerra Sexista donde todas sus participantes están susceptibles de encontrar una mínima veta de Diferencia de Género para acusar a todos de violentos?… Incluso en cosas donde, a veces, ni siquiera las hay…

Me he cansado de ver y leer mujeres que luchan por igualdad, pero qué se refugian en “falta de caballerosidad o de hombría” frente a algunas situaciones.

No veo a estas mujeres que buscan igualdad, luchando, también, por los derechos del hombre. ¿O es qué no pasa que a un hombre se lo acose en un trabajo o en cualquier otro lado, sexualmente? La diferencia es que ellos son “poco hombre” y nosotras somos víctimas.

Que la mujer está en clara desventaja física, en la mayoría de los casos, es innegable. Pero deberíamos dejar de buscar Igualdad (vuelvo a decir) priorizando las diferencias. Deberíamos dejar de pregonar el pedido de educación y conciencia por el lado contrario a lo que dice buscarse. La violencia debería de ser igual de inaceptable para todos.

No podemos pedir igualdad desde la base de víctimas, no podemos seguir victimizándonos y buscando violencia en todos lados.

“Que por un mismo puesto de trabajo, te paguen menos que a un Hombre, es violencia”, he leído. “Que un Hombre por la calle te diga un piropo (tono acosador, claro), es violencia”, también entre otras muchas.

No, chicas. Si a un tipo le pagan más que a vos por una misma labor no es Violencia, es discriminación. Que un tipo por la calle sea ordinario con algo que te diga sobre tu belleza, no es Violencia, es mala educación.

De repente, parece ser que todo lo malo del mundo es Violencia. Y no…

Que ambas, junto con la Violencia, son estigmas de la Sociedad que deberían de ser igualmente resueltos, de eso no quedan dudas. Pero nunca vamos a poder desarraigar una Temática Social si comenzamos a tergiversar el concepto. Porque pronto, vamos a perder el foco sobre lo que realmente es.

De repente si un hombre te invita una salida, una mujer tiene el derecho de hacerle sentir culpa. Hay una gran “susceptibilidad” respecto a todo. Si un hombre te invita una salida, no te está tratando de inútil o de qué no puedas pagarte tu propia comida, lo más seguro es que quiera tener un detalle.

O las mismas mujeres que pregonan igualdad, tachan a otras mujeres. Exigen libertad de elección sobre tu cuerpo y lo que quieras hacer, pero si decides ser stripper, modelo, salir en play boy te estas “cosificando”, o incluso está mal visto entre estas féminas si la mujer se casó y no trabaja y no estudia y decidió estar en su casa. Ósea, usa tu libertad de está forma.

Aprueban si soy una exitosa mujer soltera, o si soy lesbiana o bisexual, pero si entro a un bar de minifalda y coqueteo con más de un hombre, me estoy vendiendo, cosificando y avergonzado el género.

¿Desde que punto podemos exigir igualdad, si no lo somos con nosotras, si no somos coherentes?

Vuelvo a repetir: ¿En que momento una lucha por derechos pasó a ser algo absurdo? ¿En qué momento se convirtió una lucha justa por igualdad a fijarse en si regalar una muñeca a una nena es machista? ¿Cuándo pasó a ser violento un hombre que paga una cena, uno que se sienta sin cruzarse de piernas en un micro? ¿Desde cuándo un hombre te hace sentir inferior al querer ayudarte a cambiar un foco, o poner una repisa?

Todo esto sin nombrar a las llamadas “feminazis” que podrían matar a todo ser masculino sobre la faz de la tierra. Sin exagerar, hace unos días se abortó por que el hijo iba a ser varón y no quería traer más escoria al mundo. Nunca pensar en educarlo diferente. A éste punto absurdo se ha llegado, a odiar a todo un género.

Hay hombres malos, violentos, y todo eso… Y mujeres también. Somos todos seres humanos, imperfectos, con días malos, con diferentes puntos, con diferentes crianzas. Pero llamemos a las cosas como son.

Somos diferentes, hay que celebrarlo, no atacarlo, aceptarlo. Nos complementamos, ninguno debería sentirse inferior por ser más o menos hábiles en alguna cosa o por pensar distinto, sentir distinto y amar distinto.

Hombres y mujeres no somos iguales.

Donde mp deben haber diferencias es ahí. En los Derechos. En las Obligaciones. Y en las Oportunidades.

Opiniones (6)
24 de octubre de 2017 | 03:43
7
ERROR
24 de octubre de 2017 | 03:43
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Andreai es verdad lo de las estadisticas de las mujeres muerta por violencia de los hombres.- Si bien no puedo comprobarlo y las " estadisticas" no son confiables, parto de que es verdad.- Pero = no existen casos al reves? ' Hay alñguna estadistica de mujeres que matan a los hombres? Por que casos hay en las paginas de las noticias.- Y por otro lado ¿ como llamarias a los miles de casos de denuncias falsas contra los hombres qwue estan impedidos de ver a sus hijos, cuando las madres con el fin de obtener beneficios de su separacion, acusan de violento y de abuso? Y estos hombres pasn años sin poder ver a sus hijos.- ¿ Eso no es violencia de genero? En estos casos la justicia priva al hombre de un derecho constitucional: el de la presuncioon de inocencia.- Ante cualquier denuncia de una mujer contra un hombre por maltrato o abuso contra un hijo el hombre es considerado culpable y en luigar de demostrar el asucsador que lo dicho es verdad, el hombre debe demostrar su inocencia y es culpable mientras no lo haga.- Y como la justicia, tambien en estos casos actua mal como cuando una mujer acusa a un hombre de haberla golpeado y muestra sus heridas y no hace nada, aca pasan años y no se resuelve e impide que el hombre vea a sus hijos y tenga contacto con ellos, y el primer perjudicado es el niño, a quien usan como excuisa cuando dicen que se actua asi para protegerlo.- La violencia de Genero es eso: Violencia de Genero.- De un lado y del otro.- La violencia es violencia provenga de quien provenga.-
    6
  2. El problema es que se están llevando al plano de las leyes pretenciones que solo responden al egoísmo de pequeños grupos que se marginan o discriminan a si mismos. Las diferencias son reales y es parte de la vida saber convivir con ellas, si todos pensaran de un mismo modo no seríamos humanos. Yo respeto, admiro y amo a mi esposa y a mis tres hijas y las aliento a desarrollarse no invocando privilegios sino buscando superarse a si mismas y no a otros.
    5
  3. Concuerdo completamente con la opinión de andreai...
    4
  4. Una lástima que el artículo esté lleno de errores de ortografía y tipeo, lo cual lo debilita un poco. Creo que es una discusión muy interesante. Me considero un hombre muy respetuoso de la femeneidad y su rol fundamental en la sociedad, y totalmente crítico de la supremacía machista de nuestra civilización y sus paradigmas. Creo que como en muchos otros órdenes, afortunadamente vamos de a poco "evolucionando" y estas conductas van perdiendo fuerzas a medida que la mujer es cada vez más valorada y respetada en cualquiera de los roles que decida desarrollar. No obstante, personalmente siento que muchos de los discursos "feministas" generalmente juegan en contra de su pretendido objetivo porque la posición tan a la defensiva termina reivindicando una posición de debilidad que para mí no es tal.
    3
  5. Muy buen ensayo. Creo q a diferencia de andreai, el ensayo no se basa en la Ley, sino en los conceptos linguisticos. Lo que platea el ensayo es tambien el desfasaje q existe entre la ley y la palabra, ya que no toda accion es violencia, sino solo la que se ejerce "por el hecho de ser mujer". La pregunta es, si lobque se busca es igualdad, en el caso de que una gerente mujer ganase mas que un gerente hombre, habria discriminacion o violencia de genero?
    2
  6. Lorelai Lee sería bueno que leyeras la Ley Nº 26.485, es tan clara que te ayudará a entender porque eso el piropo -acoso callejero- y una retribución diferente por un mismo trabajo se considera violencia. Por otro lado, si no has tenido un mínimo acercamiento a un movimiento de mujeres, dificilmente puedas comprender en qué consisten las proclamas y las luchas. No somos feminazis, no queremos matar a ningún hombre, no cuestionamos a las mujeres que elijen mostrar su cuerpo porque la cosificación no la hacen ellas sino los medios de comunicación. No hay odio de este lado, por eso siempre decimos que el machismo se ha cobrado víctimas (una mujer muere cada 32 horas) pero el feminismo no se ha cobrado ninguna víctima fatal, ahí está la primera y gran diferencia para entender de qué va esta lucha. Si vos como periodista tenés la posibilidad de entrevistar, hacer un estudio acerca de los movimientos feministas y las mismas feministas, no pierdas la oportunidad que va a ser un proceso enriquecedor. Y todo eso que mencionas de regalar una muñeca, cruzarse de piernas, pagar una cena, etc. no son situaciones que estemos calificando automáticamente de machistas o no -como hacés vos-, tiene un debate profundo por detrás que te gustará saber.
    1