Deportes

Héroes y villanos de Beijing 2008

Los Juegos Olímpicos chinos serán recordados como los de Phelps y Bolt. Pero otros deportistas brillaron. También estuvieron las decepciones, como las de Federer, Tyson Gay y el fútbol brasileño.

Se apagaron las luces de los Juegos de Beijing. Se terminó la cita deportiva que revolucionó y movilizó al mundo durante casi tres semanas. Y allí hubo estrellas que traspasaron los límites de la popularidad, por carisma o por talento; que se encargaron de robustecer al máximo el espíritu y los récords olímpicos. Que trascendieron.

Pero también hubo de los otros, hombres y mujeres, en los que había grandes esperanzas despositadas y, lamentablemente, decepcionaron. Deportistas que por sus pergaminos y logros previos parecía que tendrían una participación mucho más destacada de la que mostraron.

MDZ eligió a diez de las presencias estelares que tuvo la cita olímpica. Cinco con los que el mundo se conmovió con sus éxitos y cinco que mostraron la dura cara del fracaso.

Si bien el nadador estadounidense Michael Phelps sobresalió y se transformó en el ícono indiscutido de los Juegos en China, con ocho medallas doradas en su cuello, también aparecieron otras figuras como Usain Bolt, Kobe Bryant, Rafael Nadal y la rusa Yelena Isinbayeva.

Michael Phelps. La gran figura de los Juegos. Nadie pudo igualarlo. El estadounidense fue un cohete dentro del agua y arrasó en todas las pruebas donde participó, con récords incluidos. Rompió la marca de siete medallas doradas que había conseguido su compatriota Mark Spitz en Munich 1972, un número que parecía inexpugnable, hasta que llegó Phelps...

Usain Bolt. El jamaiquino fue el rey del atletismo en los Juegos de Beijing, con tres medallas doradas. Sus piernas no encontraron rivales y redujeron al máximo a las figuras estelares de Tyson Gay y Asafa Powel. Se impuso, con récords incluidos, en los 100 y 200 metros y en el relevo de 4x100. El nuevo hijo del viento.

Rafael Nadal. Ya sabía que era el número uno del mundo, que había destronado a Roger Federer, luego de cuatro años de espera. Y no se conformó: llegó a la final y derrotó al chileno Fernando González por 6-3, 7-6 y 6-3. Así, obtuvo la medalla de oro, que se suma a su alegría por estar en la cima del tenis mundial.

Kobe Bryant. Es el símbolo y la máxima estrella del Dream Team, una verdadera constelación estadounidense. Por eso la figura del alero de Los Angeles Lakers se hace más grande aún. El equipo de básquetbol de Estados Unidos derrotó con autoridad a todos los rivales que se le cruzaron, incluido Argentina, y se quedó con el oro tras vencer en la final a España en un histórico partido.

Yelena Isinbayeva. La garrochista rusa dejó atónitos a los que vieron cómo en el estadio Nido del Pájaro su silueta se elevaba hasta los 5,05 metros y explotaba de alegría por la hazaña conseguida. Era el récord mundial olímpico, la gloria.

Aunque la lista la componen, en su mayoría, atletas de competencias individuales, entre las cinco grandes decepciones de Beijing 2008 merecen un lugar el seleccionado de fútbol brasileño, que sigue sin conseguir una medalla olímpica de oro, y el boxeo cubano, otrora múltiple ganador de medallas doradas y que esta vez no pudo conseguir ninguna.

Ronaldinho. Máxima figura de la peor frustración brasileña. El seleccionado de fútbol masculino de Brasil fue a buscar el inédito oro olímpico y debió regresar con un modesto bronce, tras ser apabullado por 3-0 en semifinales por su "archirrival", Argentina.

Roger Federer. Considerado uno de los mejores tenistas de la historia. Tras una pobre temporada, donde sólo sumó decepciones, el tenista suizo llegó a China con la intención de recuperarse y conseguir el único lauro que faltaba en sus vitrinas: la medalla de oro en singles. Cayó en cuartos de final ante James Blake, el estadounidense al que había derrotado las ocho veces que lo enfrentó. Tuvo que conformarse con el oro en dobles, junto a Stanislas Wawrinka.

Tyson Gay. El abanderado de los velocistas estadounidenses. Llegó a Beijing con la intención de darles pelea a las figuras jamaiquinas Bolt y Powell, ostentando el doble campeonato mundial en 100 y 200 metros, conseguido en Osaka, el año pasado. No sólo debió rendirse, como el resto del mundo, ante la superioridad de los caribeños, sino que ni siquiera participó de la final de su especialidad, ya que fue eliminado en la segunda semifinal.

Li Xiang. La gran esperanza china en el atletismo ni siquiera pudo correr, ya que una lesión lo obligó a retirarse en las eliminatorias de los 110 metros con vallas. Su duelo con el cubano Dayron Robles fue promocionado antes de los juegos como una de las grandes atracciones de Beijing, pero nunca llegó a realizarse.

Boxeo cubano. Especialmente dolorosa fue la participación del equipo de boxeo cubano. Hasta hace poco una fábrica de oro. La delegación isleña colocó a ocho púgiles en las semifinales y ninguno subió a lo más alto del podio.

¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
6 de Diciembre de 2016|14:59
1
ERROR
6 de Diciembre de 2016|14:59
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016