10 signos que certifican que estas enamorado hasta las bolas

Si aún no sabés que te pasa, si sentís las mariposas pero conservás la duda sobre el enamoramiento, tenés que leer esta nota.

 La gente se enamora todos los días y de diferentes maneras: al instante o al pasar los días, los meses, los años. Existen distintas formas de demostrarlo, por ejemplo, hay personas que se ven y ya se quieren ir a los bifes, arrancarse la ropa, comerse el alma y otros están meses para decirse “Te quiero”.

Uno empieza por interesarse en una persona hasta que sin darte cuenta ingresas en la primera etapa del enamoramiento, esa en la que andas hecho el rey de los pelotudos, un Pepe Le pew potenciado a la mil y de apoco vas tomando actitudes que te van demostrando que no estas enganchado, sino que estas hasta las pelotas por esa persona.

ADVERTENCIA: Si usted presenta alguno de estos signos, puede que este enamorándose o enfermo de la cabeza, una u otra.

Lo primero en lo que pensas al levantarte es esa persona.

Te suena la alarma a las 6 de la mañana, abrís los ojos y lo primero que se te viene a la cabeza es esa persona, espléndida, magnifica, en tu cabeza, obvio, porque a esa hora nadie es atractivo, a menos que seas

la China Suárez.

Te preguntas que va hacer en la mañana, miras el teléfono para ver si te mandó un mensajito de buenos días y en caso de que no, se lo mandas vos, de huevo, porque en verdad te importa saberlo, y no solo te importa eso, sino que te empieza a importar si comió, si durmió, cosas que le importarían a su vieja.

El teléfono y la computadora se te hacen carne.

No soltas el teléfono ni para bañarte, le pones al máximo el volumen con el que te suenan los mensajes aún sabiendo que se te va hacer mierda el parlante, solo para escuchar si te manda un texto o si te llama.

Actualizas la pestaña del facebook, lo abrís, lo cerras, lo volves a abrir para ver si te comento algo.

Te metes en su perfil para ver sus fotos una y otras vez, porque hacerlo te hace sentir ese “No se que” pero te gusta y lo seguís haciendo.

Te sonreís cuando te manda un mensaje

Vos no te das cuenta, hasta que te percatas que tus amigos te están mirando raro. Y si, tenes una cara de boludo a pilas que parte la tierra, una sonrisa de oreja a oreja que por poco te raja los músculos de la cara, estás más feliz que perro con cuatro colas y todo por un simple “Hola, ¿como estas?”

Y así vas por la vida, saltando en un lecho de nubes esponjosas, sin importarte las gastadas de nadie, vos te sentís bien y eso es lo que importa.

Todo te parece maravilloso.

Te chocaron el auto, no pasa nada, esta tarde lo/la vas a ver. Te echaron del laburo, no importa, nada es malo mientras el/ella este a tu lado. Se murió tu perro, una pena, pero el/ella va a estar ahí para contenerte. Te volves el ser que todos odiamos: Un mega optimista, todo es lindo y bueno si tenes a esa persona que te gusta al lado.

Verlo/ verla es una sesión de electrochoques

Se te infla el pecho, se te paralizan las piernas, ya no tenes estómago sino 500 nudos, te da calor y frío a la vez, el corazón te late más rápido que puteada de tartamudo. No te esta por dar un infarto, solo viste que le falta una cuadra para que se encuentren.

Todo esto te pasa por dentro pero por fuera la manejas mas o menos bien, no querés quedar con un bicho raro delante de el/ ella.

Todas las canciones te recuerdan a el/ella

Arjona, Sergio Denis, Pablo Alboran, Pitbull, El Sapo Pepe, todas las canciones te hablan de solo y únicamente de esa persona. Las cantas con sentimiento, onda Valeria Linch pero mas desafinado. Las descargas y las tenes en tu celular para ir escuchándolas camino al trabajo o facultad. Seleccionas las que más te gustan y las gurdas para dedicárselas por que siempre se puede ser más goma.

Todo te lo imaginas con esa persona

Ves un anuncio de viajes y te queres ir de viaje con el/ella, ves a un perro y queres que adopten uno juntos, ves una familia feliz y ya queres hacerle 20 pibes, estas mirando una porno y la actriz tiene su cara. Todo pero en absolutamente todo esta esa persona. Te emociona el solo hecho de imaginarte en distinta situaciones juntos.

Quiere tener sexo salvaje con vos y le decís que no.

¡Obvio! ¿Como van a tener sexo? No pensas en eso, vos queres que sea especial, el flaco o la mina se te pone en bolas en frente tuyo y vos juntas todas sus cosas, le pedís que se vista y le explicas que todavía no, que no es todo sexo en la vida. Le das un besito en la frente y lo/la mandas a su casa.

No tenes ningún tipo de contacto con el sexo opuesto.

De ninguna manera, vos no necesitas de otra persona que no sea ESA persona. Evitas salir de tu casa, queres hacer las cosas bien, nada mejor que no tener contacto con gente que pueda interferir con tu futura relación. Si se te acerca alguien del sexo opuesto te alejas o te haces bolita.

Queres pasar todo el día con el/ella.

Nada mas lindo que pasar tiempo juntos, las responsabilidades pasan a segundo plano, solo importan los momentos que tienen por compartir.

Le comentas esto y en caso de que no este de acuerdo planeas llevártelo/la a la fuerza a algún lugar para pasarla lindo solos. Sabes que el/ella te quiere y que no te va a denunciar con la policía.

Después de haberle acertado a varias de estas situaciones, es muy posible que estés hasta el cuello por el/ella y automáticamente pueden pasar dos cosas: Que te le declares, que esa persona sienta lo mismo que vos y sean felices al menos los tres primeros meses hasta que se den cuenta que no todo es color de rosas o que te denuncie con la policía por acoso y privación de la libertad, porque obviamente no todo es perfecto en la vida.

Y en el hipotético caso que cumplas con estas 10 cosas, hacete ver con un psicólogo, el amor nos vuelve locos, pero tampoco hay que ser tan literal.

“Cuando se habla de estar enamorado como un loco se exagera; en general, se está enamorado como un tonto.”

- Noel Clarasó

Opiniones (0)
20 de noviembre de 2017 | 21:50
1
ERROR
20 de noviembre de 2017 | 21:50
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"