Deportes

La gloria para Holanda, la leyenda para Las Leonas

La selección femenina de Holanda, la mejor del mundo, volvió a la cima del hockey olímpico. Las leonas lograron la medalla de bronce. Mirá la ceremonia de premiación.

La selección femenina de Holanda, la mejor del mundo, volvió a la cima del hockey olímpico, al recuperar en Pekín-2008 el oro que sólo había conquistado en Los Angeles-1984, en una jornada en que Las Leonas de Argentina cerraron un ciclo de leyenda, al conquistar otro bronce.

Las holandesas fueron un ''huracán naranja'' que arrasó con cuanto rival se le interpuso en el camino, en una campaña invicta de siete triunfos consecutivos,, con los 11 goles de Maartje Paumen, que marcaron un récord en la historia de los torneos olímpicos para mujeres.

"Es increíble ganar una medalla de oro. Es un sueño. China fue un rival muy duro, con una defensa muy buena. Fue el triunfo más difícil", dijo a la televisión Paumen.

Las felinas se convirtieron en el primer equipo de su país en subirse tres veces consecutivas a un podio de Juegos Olímpicos, tras la medalla de plata en Sydney-2000 y el bronce en Atenas-2004, en una generación dorada que entró el viernes en la leyenda al anunciar su retiro varias de las mejores jugadoras.

Holanda coronó a toda orquesta su faena con un triunfo por 2-0 sobre China, medalla de plata, que le planteó una heroica defensa.

El primer gol fue marcado por Naomi van As, a los 51 minutos, en un penalty-corner, el arma más temible de las europeas, en tanto que Maartje Goderie aumentó con un tiro de campo, a los 62.

Y el corazón de Las Leonas reapareció en todo su esplendor al superar a Alemania por 3-1, victoria festejada con llantos de emoción y una tristeza íntima aún por no haber podido ganar el oro tan anhelado por esta generación.

El ídolo deportivo Diego Maradona las aplaudió y alentó en las tribunas, como lo había hecho al entrar en el vestuario y darles ánimo tras la derrota contra Holanda 5-2, hasta bajar el viernes a la cancha y firmarles las camisetas.

"La verdad que es una alegría enorme. Para mí, era noche de emociones. Pero con emociones no se gana el partido. Se gana con la cabeza y el corazón. Me retiro, me voy feliz con este grupo y esta medalla", dijo con lágrimas en los ojos la capitana, Magdalena ''Maggie'' Aicega.

La mayoría de las jugadoras tuvieron la noche del viernes su última justa olímpica, como la cuatro veces mejor jugadora del mundo Luciana ''Lucha'' Aymar o la arquera Paola Vukojicic, y la defensora Mercedes ''Mechi'' Margalot.




Aicega no se iba de la cancha, envuelta en una bandera argentina con emotivas leyendas de despedida escritas por sus compañeras y con su camiseta firmada por Maradona.

"Me tocó un ciclo que había que renovar al hockey. Estoy feliz. Era un desafío. La medalla la logró todo el hockey argentino. Se buscarán jugadoras nuevas, lo que es difícil porque el hockey nacional está lejos del internacional", comentó a la AFP el entrenador, Gabriel Minadeo.

Una fervorosa multitud de unas 15.000 personas asistió al encuentro en el Estadio Olímpico de Hockey de la capital china, donde la mayoría gritó sin descanso por las locales y centenares de holandeses lo hicieron por las damas de su país.

Las holandesas fueron medalla de plata en los Juegos de Atenas-2004 y bronce en los de Sydney-2000, en tanto que las chinas están en pleno ritmo ascendente en el mundo del hockey para mujeres.
En Imágenes