Hoteles, lo que tenés que saber acerca de las “estrellas”

Los sistemas de clasificación hotelera varían en todo el mundo. Subir una estrella puede ser, o muy caro, o muy barato. Todo depende del destino.

El sistema de clasificación de hoteles por estrellas se utiliza con el fin de categorizar hoteles por su calidad. En general, el sistema es confiable; de todos modos, cómo y quién aplica la clasificación varía de manera amplia, ya que no existe un estándar internacional y, en algunos casos (incluyendo los Estados Unidos), ningún estándar nacional. En el último caso, quien realiza la clasificación puede ser tanto una organización privada, tal como lo hace AAA en los Estados Unidos, o aún el mismo hotel. Es por esto que los estándares e instalaciones de una categoría no son iguales en todo el mundo, por lo que conocer la opinión de los viajeros es una información valiosa al reservar.

Lo interesante es que en algunas ciudades optar por renunciar a una estrella puede suponer ahorros de casi 200 dólares, mientras que en otras decidirse por una habitación en un establecimiento de categoría superior es prácticamente imperceptible para el bolsillo. Al menos esto es lo que muestra el Indice de Precios de Hoteles del sitio Hoteles.com, un estudio en el que se recogieron datos de viajeros de la llamada “eurozona”, durante el primer semestre de 2015.

¿Cuánto se ahorra realmente si en lugar de un hotel de 4 estrellas se elige uno de 3? En Estados Unidos y México, por ejemplo, la respuesta es simple: mucho.

Los laureles se los lleva Cancún, destino top de la Riviera Maya. Y es que en esta ciudad balnearia de México, hasta finales de junio, el precio de una habitación en un 4 estrellas suponía, promedio, desembolsar 193 dólares más que en uno de 3. A cierta distancia están los casos de algunas ciudades de Estados Unidos: en Boston (Massachusetts), la diferencia entre esas dos categorías fue de 119 dólares, mientras que en Los Ángeles (California), de 109.

También están los datos de dos ciudades del estado de Florida: en Miami costaría 105 dólares más pasar a un 4 estrellas, y en Orlando, 97 dólares. Más allá del continente americano, esta tendencia sólo se registra -según Hoteles.com- en la capital japonesa, Tokio, y también en Niza (Francia), dos ciudades en las que entre una y otra categoría el desembolso es de 80 dólares extra.

En cambio, hay ciudades en las que no se precisa de un gran presupuesto para dormir en un hotel de categoría. El caso más paradigmático es Ciudad del Cabo, en Sudáfrica, donde no vale la pena reservar un 3 estrellas cuando por 14 dólares más se consigue habitación en uno de categoría más alta. Tampoco en Helsinki (Finlandia) ni en Varsovia (Polonia), Marrakech (Marruecos), Pisa (Italia) o Ginebra (Suiza): allí la diferencia de pasarse a un 4 estrellas oscila entre 15 y 21 dólares.

HOTEL


Una de las mayores sorpresas es que este escenario se dé también en GRANDES CAPITALES como Nueva York (Estados Unidos) o Berlín (Alemania), destinos en los que dormir en un hotel 4 estrellas cuesta menos de 29 dólares más que uno con servicio inferior. Se suma a esta tendencia la española Madrid, donde la diferencia, de casi 30 dólares, tampoco es tan grande como para no aspirar a un poquito más.

Como siempre es cuestión de chequear e investigar para elegir la mejor opción. Al hacerlo no pueden olvidarse del desayuno, algunos hoteles tienen tarifas con y sin desayuno.

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó5/10
Opiniones (1)
29 de Septiembre de 2016|00:14
2
ERROR
29 de Septiembre de 2016|00:14
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Y la explicación del porque de las estrellas? Que mala la nota. Acaso la sacaron del Booking?
    1