Deportes

Brasil consiguió la medalla de bronce en el fútbol masculino

La selección olímpica de fútbol de Brasil evitó volver con las manos vacías después de ganar hoy por 0-3 a Bélgica, en el partido por la medalla de bronce, lo que limpia su discutida participación en un torneo en el que ha acabado en tercer lugar.

El partido comenzó con un Brasil que se mostró más ambicioso que en la semifinal contra Argentina y empezó a buscar espacios y crear ocasiones desde el principio, frente una Bélgica replegada en la defensa, con hasta siete y ocho jugadores en las inmediaciones del área en ocasiones, que apostaba por el contragolpe.

Ya en el minuto 6, el capitán Ronaldinho, vio anulado un gol por fuera de juego, que había marcado de chilena a pase de cabeza de Jo, y aunque Bélgica hizo llegadas peligrosas al área de Renan, una y otra vez era Brasil la que se acercaba a los palos de Bailly hasta que los belgas desmontaban la jugada.

Las incursiones cariocas se estrellaban una y otra vez en la concentrada defensa belga, que desbarató durante un tiempo todos sus intentos antes de que causaran verdadero peligro, lo que permitió a los rojiblancos comenzar numerosos contraataques, aunque con frecuencia volvía a perder el balón en el centro del campo.

En el minuto 26 Ronaldinho recibió una tarjeta amarilla por tirarse dentro del área belga, aprovechando una entrada de De Roover, y en el minuto siguiente Brasil empezó a ver los resultados de su juego con el 0-1 marcado por Diego.

El tanto llegó gracias a un pase de Jo a Rafinha, quien desde el extremo de la banda derecha, consiguió hacer llegar el balón hacia atrás a Diego, que disparó entre Vermaelen y Haroun y marcó de un tiro cruzado mandando el balón al otro extremo de la red.

A partir del desempate cambió la actitud de Bélgica, que parecía tener estudiado cómo reaccionar en caso de que Brasil se adelantara en el marcador, y los europeos empezaron a tomar la iniciativa, subiendo considerablemente sus líneas y pasando el movimiento y la pugna por el balón a centro del campo rival.

Mirallas (Lille, Francia) estuvo muy cerca de conseguir el empate (min. 33), aunque no llegó a meter la pierna a tiempo para introducir un pase de su capitán, Martens, desde el extremo del lateral izquierdo, que se paseó frente a la portería brasileña y acabó saliendo fuera.

Poco después Martens casi iguala de nuevo con un tiro cruzado que podría haber sido gol de no haber chocado con el defensa Breno para salir por poco pegado al palo derecho (min. 37) y con un nuevo disparo casi solo ante Renan, que también la intervención de Breno mandó fuera del campo (min. 39).

Bélgica no paraba de dar sustos a los brasileños, pero su neta superioridad individual les permitió aumentar su ventaja con el 0-2 poco antes del final del primer tiempo.

A pase de Ronaldinho, el balón encontró a Ramires dentro del área, quien, perseguido por Martens, tiró a puerta, aunque su disparo rebotó en las manos de Bailly, que no logró atajar el balón, y aún en el aire, Jo llegó a punto para introducirlo en la red de cabeza, sin que Simaeys pudiera impedirlo (min. 45).

Al llegar al descanso Bélgica había firmado cuatro tiros a puerta contra cinco de los brasileños, y su espíritu de lucha ante un rival más hábil y rápido continuó durante la segunda parte, aunque volvió a cuidar más su defensa, para evitar un tercer tanto que sentenciase el partido y tratar de marcar la contragolpe.

El resultado fue un juego mucho más igualado, con más lucha por el balón en el medio campo y oportunidades por ambas partes, ya que Bélgica no se dio por vencida y continuó creando peligro de manera intermitente, como en un tiro de Vertonghen pegado al palo que tuvo que salvar de manera providencial del puño de Renan (min. 75).

Los intentos de Bélgica, dejaban a su vez huecos a Brasil para crear ocasiones, hasta que Jo marcó el 0-3 definitivo después de quedarse solo ante Bailly y marcar casi a placer, perseguido por Vermaelen, con lo que el bronce quedó en manos de Brasil.

Su técnico, Dunga, podrá defender su continuidad argumentando que no se volvió de Pekín 2008 con las manos vacías, mientras los belgas lo harán con el orgullo de haber logrado un cuarto puesto que nadie se habría esperado al comienzo del torneo.

Ficha técnica

0 · Bélgica: Logan Bailly; Sepp De Roover, Thomas Vermaelen, Sebastien Pocognoli, Jeroen Simaeys, Fans Haroun, Jan Vertonghen, Maarten Martens (capitán, Anthony Van Den Borre, min. 57), Tom De Mul, Kevin Mirallas (Landry Mulemo, min. 57), Moussa Dembélé.

3 · Brasil: Renan; Rafinha, Alex Silva, Marcelo, Breno (Thiago Silva, min. 70), Hernanes, Anderson, Ronaldinho (capitán), Ramires, Diego, Jo.

Goles: 0-1 Diego (min. 27), 0-2 Jo (min. 45), 0-3 Jo (min. 90+2).

Árbitros: Thomas Einwaller (Austria), Roland Heim (Austria), Norbert Schwab (Austria).

Tarjetas amarillas: Ronaldinho (min. 26), Jo (min. 71), Marcelo (min. 85), Thiago Silva (min. 89).

Incidencias: Partido correspondiente al tercer y cuarto puesto del torneo olímpico de fútbol masculino de los JJOO de Pekín 2008, para decidir el ganador de la medalla de bronce, disputado en el Estadio de Shanghai, con capacidad para 57.000 espectadores. Tarde neblinosa, con 32°C y 53% de humedad. EFE
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
4 de Diciembre de 2016|17:03
1
ERROR
4 de Diciembre de 2016|17:03
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016