Día de los enamorados: la verdad de la milanesa

Un lector nos deja su punto de vista sobre este día tan celebrado, ¿vos que pensas? Queremos leer tus experiencias.

 Se acerca el día de los enamorados y uno comienza a ver cómo la gente se vuelve loca. En realidad, como siempre, todo lo maneja el mundo consumista en el que vivimos. En el día de San Valentín, tenemos varios ejemplares de distintos tipos de personajes. Hay de todo. Desde el que va en el 81 Roca que va a Las Heras con un ramo de flores y un regalo con moñito, hasta la resentida que pone en el caralibro “Todos festejando San Valentín y ni saben que son re cornudos”.

Esa sí que es una pelotuda, ya que el año anterior estuvo festejando el 14 de febrero con su ex pareja. Ahora está despechada porque nadie le da pelota. ¿Y cómo te van a dar pelota? si un año pensabas una cosa y al otro año pensás otra. Yo pensaría que sos bipolar, pero bipolares son las pilas. No sos una pila, sos una pelotuda.

Bueno chicos, hay que admitirlo, es re lindo estar enamorado para esta fecha y que tu chica te haga regalitos, o vos hacerle regalitos a ella y que después te recompense con sexo o al menos una tirada de goma… Pero el día de los enamorados es un día más en el año. No es un día creado por los Dioses del amor ni nada de eso. A ver. No es feriado nacional, no nació ni murió nadie importante, no es político, no es nada. Es un día más. Nada más que es una excusa más para regalar, aunque sea, un bonobón. Hay que admitirlo, todos tenemos un espíritu algo consumista. Y más si la excusa para regalar algo, la relacionan con el amor. Seamos honestos: el amor es mágiquee…

Todos nos hemos enamorado de tal manera en la que llegamos al punto de no imaginarte a la otra persona cagando. Es imposible. Pero créanme que cagan. Todos cagamos por lo menos 150g de mierda por día, lo que representa 4.5 kg de bosta por mes. Tu novi@ también. Posta.

Lo que está bueno, también, es ver películas yankees tipo comedias románticas y desear que a uno le pase lo que le pasa al protagonista de la película. O sea, que la más rica del colegio te de bola a vos y se enamore de la buena persona que sos, aunque seas un gordo incogible lleno de granos pero muy inteligente y re dulce con la minita. Imposible. Jamás va a pasar eso. Empezá a hacer dieta, a salir a correr y a usar Asepxia porque, posta, no te come ni el Pacman.

Yo siempre sueño con tener una historia romántica tipo película y terminar feliz y comiendo perdices. Una película en la que me gustaría ser como el protagonista es “Hitch, experto en seducción”: el tipo se levanta a una mina riquísima, divertida, inteligente y con un buen laburo... ¿Cómo carajo se levantó a ese minón infernal ese morocho culiado? ¿El loco tiene un laburo bueno? No. ¿El chabón tiene plata? No. El loco es re anti, no baila, no se escabia, no tiene amigos. Pensé: a lo mejor tiene un título... ¿Es médico? No. ¿Es ingeniero? Menos. ¿Es técnico? tampoco. Nada, ni siquiera sabemos si tiene el secundario completo el morenazo hijo de puta. Es obvio que la única razón por la que se levantó a Eva Méndez, que está más fuerte que el pichí de la mañana, es porque está más loca que el clima de Mendoza, y porque el chabón tiene el amigo más grande que la deuda externa de Guatemala (obvio, es negro).

En fin, ojalá me pase algo de eso y me termine levantando a Eva Méndez. O que de un día para el otro me termine creciendo el miembro y sea como Will Smith. Espero que tengan un lindo día de los enamorados. Yo, por lo pronto, ahora me voy a comprar un perro.

¡Buen fly!

Escrito por Rolando Garros para la sección:

Escrito por Rolando Garros para la sección:

Opiniones (0)
20 de agosto de 2017 | 18:30
1
ERROR
20 de agosto de 2017 | 18:30
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"