Dólar, reservas y emisión: los 60 días de Macri vs sus antecesores

Según datos de los dos primeros meses de gestión de los presidentes argentinos desde 1983, el actual es quien más redujo la base monetaria, entre otros.

El viernes, el Banco Central de la República Argentina difundió las principales variables del 10 de febrero último, que coincide con el cierre de los dos primeros meses de gestión de Mauricio Macri. Y confirma una tendencia corroborada un mes atrás: la actual gestión es la que más disminuyó la base monetaria y más incrementó las reservas internacionales, si se lo compara con lo sucedido en las presidencias de Raúl Alfonsín, Carlos Menem, Fernando De la Rúa, Eduardo Duhalde, Néstor y Cristina Kirchner. 


¿Qué aporta esto? Si bien todos entienden que no existe una fórmula simple y única para bajar la inflación, gran parte coincide en que la emisión de dinero genera inflación.  

Si suben las reservas y a la vez baja la emisión, ¿se está fortaleciendo la moneda argentina? Si es así, ¿será más rápido el camino que la inflación deje de ser una pesadilla? La experiencia de otras naciones del mundo que lograron bajar la inflación no lo confirma ni lo descarta.

 El gobierno actual apunta a una inflación anual del 5% en 2019. Esto, realizándolo en forma gradual, por lo que se espera que este 2016 no supere el 25%. Un informe elaborado por el periodista Alejandro Rebossio (La Nación) cita al economista Fernando Morra, quien contabilizó 108 episodios de inflación moderada en 76 países desde 1960 hasta 2011: concluye que en promedio, los países demoraron unos cuatro años para pasar de una inflación moderada a una baja, es decir, en sintonía con lo que propone Prat Gay. 

¿Y qué hay de la base monetaria?  En Argentina, los aumentos en la base monetaria (que comprende además la emisión de dinero) han impactado en los precios, sostiene el economista Daniel Glatstein. Aldo Pignanelli, quien integró el equipo de Sergio Massa y fue titular del Banco Central, afirmó que “la emisión causa inflación y eso no merece ninguna discusión técnica”.  Y desde hace mucho sostiene que emitir dinero con una inflación del 30% es simple entender por qué los argentinos no quieren guardar pesos (y sí destinarlo al consumo).

Consultado por MDZ sobre la relación aumento de reservas/disminución de la base monetaria en los primeros 60 días de Macri finalmente incide o no en la inflación, el economista Martín Tetaz responde lo siguiente:

 "Las reservas aumentaron primero y bajaron después sin que haya habido intervención del BCRA, por un efecto contable del cómputo del adelanto de dólares de las cerealeras, que a medida que liquidaban se iba cancelando. Esos 5.000 millones extra (4.870) son el pase pasivo que tiene el BCRA con los bancos de EEUU, que consiguió Prat Gay". 

Otra consulta: ¿Y si el dólar subiera un poco, ¿eso sirve para que la inflación baje más rápido, lo contrario, o no incide en nada?

"No, justamente el dólar aumenta acompañando la inflación, Hubo 4% de inflación en enero. El 4% de $14 son 56 centavos. De modo que solamente por acompañar a la inflación subió eso", explica Tetaz. 

Hay que tener en cuenta que la mayor diferencia entre nivel de reservas y base monetaria de los últimos 180 días se dio al cierre de la gestión de Cristina Kirchner, cuando la base monetaria alcanzó los 621.978 millones de pesos (hoy es 563.700 millones) y las reservas eran 24.862 millones de dólares (hoy es 29.732 millones).

Opiniones (4)
15 de diciembre de 2017 | 13:24
5
ERROR
15 de diciembre de 2017 | 13:24
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. yonosoykks:No festejés anticipadamente,apareció uno con la incongruencias de siempre,noimporta.
    4
  2. Esto es ideología pura y no tiene importancia en lo económico. Si emitís y tenés inflación no te hace falta pedir préstamos al exterior, no pagás intereses y sos soberano en las decisiones económicas, mientras la gente se va habituando al consumo con inflación. Sólo necesitás moderar esa inflación y lo hacés con medidas para la inversión directa y en la generación de nuevas industrias para sustituir la importación y la dependencia de los vaibenes económicos externos, algo de lo que le faltó a los K. Si no emitís, sacás circulante y aumentás la tasa de interés, secás la plaza y las empresas y el Estado sólo se pueden financiar con préstamos en el exterior, aumentando los precios para tener mayor rentabilidad que le permitan la reinversión o subiendo impuestos y servicios. O sea, para el público en general y el asalariado en particular es mejor la inflación moderada que el endeudamiento externo o la suba de impuestos, tasas, servicios y precios, todo junto. El endeudamiento externo hay que pagarlo y con las condiciones que te ponen los de afuera, no tenés soberanía económica y no podés seguir una política monetaria autónoma. Y encima te puede pasar lo que nos pasa ahora, que nadie te quiera prestar o sea muy caro endeudarse porque nadie cree en vos por ser mal pagador. Los empresarios no pueden salir a pedir prestado porque no le dan, nadie confía en los argentinos por ser incumplidores, entonces no les queda otra que financiarse con inflación propia, es decir, aumentando sus precios para poder tener mayor rentabilidad. El Estado no puede endeudarse porque nadie le presta si no arregla con los holdouts. Arreglar con éstos es quedarse sin reservas y entonces el poco crédito que te den va a ser carísimo y sólo para tenerlo de base contra la presión de los argentinos que quieren dólares. No hay inversión genuina y se produce el giro lógico de los negocios hacia el sector financiero especulativo en busca de ganancias rápidas que les permitan tanto al Estado como a los privados, financiar su día a día. Los bancos chochos, forman burbujas y al cabo de poco andar todo explota. Ruido de rotor, helicóptero y san se acabó. Es muy viejo esto como para alguien se haga el distraido. Estamos en Argentina, no en Suiza y ser ortodoxo en Argentina es suicidarse y matar al pueblo. Cuando los gringos entiendan a la Argentina van a escribir un nuevo manual de economía, mientras tanto seguirán meando fuera del tarro como hasta ahora. Somos un pueblo demasiado avispado en estas lides como para poder implementar políticas económicas ortodoxas. Acá el que no corre, vuela y eso es tremendamente perjudicial bajo políticas económicas ortodoxas. No hay pacto social suficientemente aceitado para que esto tenga éxito. Por lo tanto el fracaso está asegurado.
    3
  3. No veo a ningun raulon678 comentando o no entenderá lo que es emisión? ??????
    2
  4. Mientras la enferma compraba dólares, emitía como una descocida, generando inflación al comprar dólares y emitir. Macri, reduce el circulante, que es la mejor forma de reducir la inflación.-
    1
En Imágenes
Leopardo al acecho
7 de Diciembre de 2017
Leopardo al acecho