Un nuevo encuentro de los amantes del buen vivir

El grupo de Club Gourmet Mendoza volvió a reunirse para disfrutar un nuevo menú y en esta oportunidad, eligieron un restó de Chacras de Coria. Como siempre, "sólo hombres" pareció ser la consigna, aunque quien preparó las exquisiteces fue una mujer. Degustaron ricos vinos, entre ellos, el lanzamiento de un cosecha 2005.

Amantes de la buena cocina y del buen vino. Así se define cada uno de los 24 integrantes del Club Gourmet Mendoza, compuesto por periodistas, chefs y referentes de la industria vitivinícola. Se trata de un grupo interesado en colaborar y sugerir ideas para que la gastronomía de la provincia tenga la excelencia que se merece. Por supuesto que esta búsqueda de ricos platos trae aparejada momentos inolvidables y un esperado encuentro entre amigos.

Como todos los meses, estos hombres del bon vivant fijaron día, hora y lugar de reunión. En esta ocasión, la cita fue en Café Flora, un restó bar enclavado en Chacras de Coria. Los anfitriones Federico Cassone y Martina Gargantini -quien próximamente será mamá-, recibieron al bullicioso séquito de mendocinos. Además estuvieron presentes Eduardo Cassone y su hijo Martín, responsables de la bodega que lleva su apellido,  para presentar los vinos al grupo.

Entonces, el menú gourmet fue acompañado de los exquisitos vinos de Familia Cassone. Ubicados y listos para la maratón de delicias, llegó una riquísima entrada que consistió en "caesar" con pollo grillado, verdes frescos, croutones, láminas de parmesano y aderezo de anchoas. Todo esto acompañado con un Cabernet Sauvignon de Obra Prima Rosado.

El plato principal fue lomito de cerdo perfumado con miel y marsala, mousse de peras y zanahorias, vegetales quemados y choclo grillado. Y de postre hubo crumble de peras y manzanas, avena con helado de crema, pasas negras y canela. ¿Los vinos? Obra Prima Malbec Reserva en el primer caso y un espumante Extra Brut de Finca La Florencia, ideal para degustar la preparación dulce.

La chef Martina Gargantini de Cassone fue la responsable de cocinar para esta veintena de hombres presentes, que sólo invitan a sus mujeres a la cena que realizan anualmente sobre el final del calendario. La gran sorpresa llegó con la presentación especial y lanzamiento de un vino con gran estructura, aromas maduros, frutillas, nueces y pasas: Obra Prima Cabernet Sauvignon Reserva, cosecha 2005. "Un noble producto para tomar o guardar", dijo Federico Cassone, el presentador oficial.

Aunque no se lo vio en ninguna foto, el periodista de MDZ e integrante desde sus inicios del Club Gourmet, Rodolfo Cavagnaro, disfrutó el menú y la charla con amigos. "Fue una cena muy amena, agradable y acogedora gracias a la familia anfitriona". Con respecto al lugar dijo, "es simple pero muy lindo y cálido".

Colaboró: Andrea Calderón

En Imágenes