Deportes

A Estados Unidos le cuesta admitir el dominio de China

A pesar de que China desplazó hace días a Estados Unidos en el medallero de los Juegos Olímpicos, los medios norteamericanos aún muestran a su país como el más exitoso en Beijing. Es que en Estados Unidos cuentan el total de las medallas ganadas y no las preseas de oro, como el COI.

El titular lo dice todo: "China deja atrás a Estados Unidos", indica el diario "Salt Lake City Tribune" en referencia al cambio de poder en el deporte olímpico.

A pesar de que China desplazó hace días a Estados Unidos en el medallero de los Juegos Olímpicos, los medios norteamericanos aún muestran a su país como el más exitoso en Beijing. Es que en Estados Unidos cuentan el total de las medallas ganadas y no las preseas de oro, como el Comité Olímpico Internacional (COI).

Los astros estadounidense no pudieron sostener el ritmo en busca de las medallas olímpicas de los anfitriones chinos.

"Los chinos se prepararon muy bien para estos Juegos Olímpicos", admitió lapidariamente Peter Ueberroth, presidente del Comité Olímpico de Estados Unidos (USOC), quien al mismo tiempo se alegró de que el presidente George W. Bush saludara con un banderín a todos los deportistas que vestían la camiseta de su país.

Estados Unidos es el país de las estrellas. Michael Phelps, con 14 medallas de oro, se convirtió en el atleta más exitoso de la historia olímpica. También los gigantes del básquet Kobe Bryant y compañía son los representantes de la imagen norteamericana.

Los pronósticos de algunos medios de que al final del torneo olímpico China será la nación más exitosa en unos Juegos no boicoteados no desanimaron a los funcionarios norteamericanos. Desde 1996 Estados Unidos está al frente del medallero.

"No entramos en los Juegos como favoritos. Los chinos nos darán una buena patada en el trasero", dijo antes de los Juegos el director del USOC, Jim Scherr.

A pesar de todo, casi no se percibe la envidia ni el odio de los tiempos de la Guerra Fría, cuando el duelo con la Unión Soviética también tenía un carácter político.

El mismo equipo estadounidense está integrado por muchos chinos. Los cuatro jugadores de tenis de mesa nacieron en China. También la entrenadora del equipo femenino de voleibol, Jenny Lang Ping, le dio a China una medalla de oro en Los Angeles 1984. En su país es una estrella y fue recibida con fuertes aplausos cuando se enfrentaron China y Estados Unidos.

"Los chinos están orgullosos de lo que hemos logrado", afirmó Liang Chow, entrenador de la gimnasta Shawn Johnson, ganadora de la medalla de oro en barra de equilibrios, uno de los dos títulos que obtuvo Estados Unidos en la disciplina. China, por su parte, ganó nueve medallas doradas.

El ex entrenador Bela Karolyi dijo que Estados Unidos demostró que con ocho medallas en el concurso femenino contra seis de las chinas sigue siendo la primera nación en gimnasia.

Karolyi criticó duramente los éxitos de China y acusó a los anfitriones de haber cometido un fraude por la participación de dos gimnastas menores del límite de edad prescrito.

"Tienen buenas atletas y un buen sistema deportivo. Por eso no tienen la necesidad de engañar", dijo.

Lo que no se escucha son acusaciones de doping. Finalmente, también los estadounidenses tienen una larga lista de conocidos deportistas cuyos triunfos en el pasado no se basaron únicamente en un duro entrenamiento. Ayer oro, hoy la cárcel: Marion Jones es un buen ejemplo.

El martes por la noche, el comentarista de la emisora de televisión NBC Bob Costas finalizó su transmisión diaria de los Juegos diciendo que China, con 43 títulos, está a sólo una medalla de oro del resultado que obtuvo Estados Unidos en Atlanta 1996. Pocas horas después, Jian Yin logró la presea olímpica número 44. Justamente en una disciplina nacida en Estados Unidos: el windsurf.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
4 de Diciembre de 2016|11:18
1
ERROR
4 de Diciembre de 2016|11:18
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016