El Vaticano le prohíbe a un cura dar clases porque no cree en Adán y Eva

En Santiago del Estero la medida fue recibida por el obispo Francisco Polti, quien le comunicó a Alvarez Valdés, que no podrá realizar actividades académicas. Al religioso, autor de numerosos libros, también le prohibieron realizar publicaciones periodísticas, comentarios por radio y televisión.

Un cura santiagueñoy profesor universitario no podrá seguir dando clases ni escribir materiales periodísticos, según lo dispuso el Vaticano, por entender que el religioso niega la existencia de Adán y Eva.

Ariel Alvarez Valdés es un reconocido doctor en Teología Bíblica, que trabaja como profesor en la Universidad Católica de Santiago del Estero (UCSE) y del Seminario Diocesano de Catequesis.

La sanción por la que se impide que continúe dando clases la tomó el Vaticano y fue firmada por el cardenal Tarciso Bertone, ex secretario de la Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe.

En Santiago del Estero la medida fue recibida por el obispo Francisco Polti, quien le comunicó a Alvarez Valdés, que no podrá realizar actividades académicas.

Al religioso, autor de numerosos libros y que habitualmente oficia misas en la parroquia Nuestra Señora del Pilar del barrio Autonomía, también le prohibieron realizar publicaciones periodísticas, comentarios por radio y televisión.

Entre las afirmaciones que derivaron en la suspensión y prohibición figuran la negación de la historicidad del ángel que habló con la Virgen María, la negación de las apariciones físicas de la Virgen, en otras que, según el Vaticano, son contrarias a la doctrina de la Iglesia Católica.

En poco menos de seis meses, dos sacerdotes fueron sancionados en la diócesis de Santiago del Estero.

Con anterioridad, la Congregación de Sacerdotes del Sagrado Corazón de Betharram prohibió al cura africano Gilbert Koffi Kouman oficiar misas y a predicar la palabra de Dios en público, ante la negativa de aceptar un traslado a una parroquia de la localidad santiagueña de Monte Quemado.

El padre Gilbert no puede celebrar la misa con asistencia de fieles, es decir en público, ni administrar los sacramentos, tampoco predicar la palabra de Dios, y participar en los medios de comunicación social en cuestión de doctrina cristiana.

Para los superiores del cura declarado en rebeldía, que oficia misas en una bailanta de la capital provincial "los fieles católicos que asisten a estas celebraciones lo hacen en forma ilícita y en los casos de los sacramentos de la confesión sería inválido y del matrimonio nulo".
Opiniones (0)
17 de agosto de 2017 | 12:15
1
ERROR
17 de agosto de 2017 | 12:15
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial