Deportes

Para los patagónicos, Argentina perdió con hidalguía

El Diario El Patagónico de Comodoro Rivadavia resalta la campaña Argentina. Además del técnico, el comodorense Miguel Schlebush, la Capital Nacional del Petróleo aportó al equipo Albiceleste a Walter Figueroa, Néstor Endrinal y al Pelé Aníbal Núñez. Esta es la crónica que figura en www.elpatagonico.net.

Los paraguayos sumaron su tercera estrella y terminaron imponiendo su mayor experiencia. En un partido de cerrado desarrollo, Rubén Núñez estableció la diferencia cuando apenas restaban algo más de dos minutos de juego.

Pese a la derrota, Argentina cumplió una actuación histórica de la mano del entrenador comodorense Miguel Schlebusch y con tres jugadores de esta ciudad en el plantel albiceleste: Walter Figueroa, Néstor Endrinal y Aníbal Núñez. Este último abandonó la cancha lesionado al inicio del segundo tiempo, luego de ser una de las grandes figuras del torneo.

A pesar del apoyo de unos 3.700 hinchas en el estadio cubierto Salvador Bonano del club Andes Talleres, la selección argentina se quedó anoche a un paso de cristalizar el sueño de coronarse por segunda vez en su historia campeón mundial de fútbol de salón.

El plantel dirigido por Miguel Schlebusch cayó por un ajustado 1-0 frente a Paraguay en un partido jugado tácticamente como una partida de ajedrez. Los dos apostaron más a tratar de sacar provecho de algún error del rival, aunque a la hora de buscar el arco contrario los guaraníes fueron un poco más decididos y desde esa perspectiva justificaron su victoria. 

En plena recta final del partido el que hacía el gol ganaba y el que lo hizo fue Paraguay. Los guaraníes demostraron que son un equipo sólido, práctico e inteligente. Faltando poco más de dos minutos rescataron rápido una pelota de contraataque y Rubén Núñez no perdonó.

Como contracara, sobre el inicio del segundo tiempo, Argentina se había quedado sin su mejor jugador, el otro Núñez, quien al trabar la pelota con un paraguayo se fue lesionado y no pudo regresar más al campo de juego.

Tras el gol Guanarí, el dueño de casa intentó una reacción tibia, con más corazón que ideas, pero no pudo sacar provecho de que el rival se había cargado de faltas. Una infracción paraguaya en el último minuto le hubiese permitido un tiro libre directo sin barrera, pero esa chance se esfumó con el tirano correr del reloj.

Se perdió bien, con dignidad y por sobre todas las cosas con gran vergüenza deportiva. No fue el mejor broche de oro, pero la derrota de anoche no empaña en nada todo lo bueno realizado por Argentina a lo largo del torneo.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
2 de Diciembre de 2016|19:10
1
ERROR
2 de Diciembre de 2016|19:10
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016