Típicas actitudes y personalidades de la histeria

Una lectora nos cuenta sobre las típicas características que te definen como un/a histérico/a...

Todos hemos oído hablar de la histeria, ¿pero a que se refiere realmente cuando alguien te dice que sos histérico/a? ¿Se refiere a una actitud en particular o a una forma de ser? Un poco de las dos, pero comentando con amigos y amigas llegue a la conclusión que estas eran las personalidades y actitudes más típicas de alguien histérico.

Muchas de nosotras somos en alguna medida un poco histéricas, es una queja habitual de los hombres escucharlos decir: “¡sos una histérica!” O “aquella es una histérica”. Pero esta característica no es solo del sexo femenino, también los hombres lo tienen. Y hay diferentes tipos de histerias en las relaciones de parejas.

Hombres: Si, no se hagan los que no son porque son bastante histéricos. Acá algunos de los más típicos:

El que no sabe si quiere pera o manzana: Esta el tipo que le gustas, que te llama y te invita a salir y cuando le decís que si, algo en su cabeza dice: “recalculando” y no sabe que mierda hacer y por las dudas no hace nada. Y a vos te deja pensando: ¿Qué mierda le paso?

El desubicado: Está el que se cree muy vivo, que dice: vivimos en el 2014 ahora la cosa es así y te encara por facebook, wasap, twitter o cualquier cosa que no involucre dar la cara y directamente te invitan al garche. Algunos más sutiles y otros menos. Pero siempre queda feo, hay cosas que siguen siendo personales. Cuando el sexo se vuelva algo exclusivo de lo virtual, te creo. Chicos si quieren estar con una mina den la cara, amaguen y fíjense, más que ligar una bofetada no pasa…

El bolichero: Esta el histérico bolichero, te miro, lo miraste… Se acerca, no te convida nada, y de entrada después de darte 3 vueltas te quiere atinar. A todo esto lo viste haciendo el mismo chiste con todo el boliche. Quizá hasta te pintaba el flaco, pero como no cediste ante su avance te tildo de histérica a vos… mmmmm.

El pesado: Este al principio la hizo bien, salieron un par de veces y la cosa marcha, hasta que este personaje se pone pesado: ¿Qué adonde saliste? ¿Quién es tu amiga? ¿Quién es el flaco que sale en una foto de face con vos hace 5 años? ¿Por qué no me respondes el mensaje a los 2 segundos? ¿Por qué no atendes el telefono? y así continua preguntándote todo, parece salido del FBI y las conversaciones que empiezan a tener se parecen cada vez más a interrogatorio que a una charla amena.

Pero las mujeres también somos histéricas, algunas veces es hormonal, estamos idiotas o tenemos ganas de romperle las bolas a alguien. O nos agarra la sensibilidad y creemos que todo el mundo nos ataca. Y si también me incluyo, todas somos alguna histérica.

La que analiza todo: esta te analiza todo, hasta el momento en que pestañaste, le pregunta a las amigas si le parece que el tipo pestañeo una vez mas y si eso es señas que le gusta, o quizá no, porque después bostezo y si bostezo es que estaba aburrido y no le interesas. Cuando logro una relación con un hombre te rompe el cerebro con detalles que nunca imaginaste: le decís buen día y te pregunta por qué se lo decís de esa forma y que seguro ocultas algo. Hasta que la mandas a cagar, pero eso sí, nunca se va a dar cuenta porque lo hiciste.

La que se hace la boluda: Tenés estas otras que quizá por dentro se mueren por vos y en su cabeza piensan como te arrancarían la remera y te tirarían contra la pared. Pero en el exterior se hacen las que no pasa nada, vos le tiras onda y la mina nada, les decís algo y ella nada y si te puede putear lo hace. Todo para que no te des cuenta que se muere por vos.

La bolichera: ella va al boliche, le perrea a cuanto vago pase, les calienta la pava a todos pero nada de tomar el mate. Es la típica bonita que está en un grupito, la sacas a bailar y baila con vos y vos como un boludo crees que te va a dar bola. No papi: nunca te va a dar bola, va a estar con vos hasta ver cuando te cansas y te vas. Sale solo para hacerse ver, para levantar el ego y competir con la amigas, porque, pobre, en el fondo se siente el patito feo, aunque sea todo un cisne.

La perseguida: esta es parecida al pesado pero versión mujer, esta mina siempre pero siempre va a creer que la gorreas. Al principio te parecía divina, súper relajada, simpática linda e inteligente. No podías creer que estuviera sola y que además te diera bola y de repente se transforma en una bruja posesiva que te revisa el cel. A escondidas, se hizo 500 cuentas de facebook truchas nomas para ver qué haces, te chamulla con esas cuentas a ver si mordes el anzuelo, y lo mordiste ¡agárrate! Por que se te arma. Esta es la más peligrosa de las histéricas por le pinta la venganza. Lo bueno que muestran la hilacha pronto. Así que a estar atentos.

Opiniones (0)
21 de octubre de 2017 | 17:50
1
ERROR
21 de octubre de 2017 | 17:50
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"