La pubertad y adolescencia en los boliches

El Gurkha nos cuenta algunas de las principales características de los púberes que abundan en los boliches mendocinos.

 Hola mis queridos lectores, he vuelto a escribir después de un par de largos meses rascándome la tobiana, así que como el insoportable del orto de Bomur me está metiendo presión tuve que agarrar la onda de nuevo.

En esta nota voy a tomar un poco el personaje de mi colega y amigo personal Facsf ya que voy a hablar de cómo es el comportamiento de los púberes y los adolescentes en las discos de la provincia pero quiero dejar aclarado que me refiero “pura y exclusivamente” a los jóvenes comprendidos entre los 14 a los 21 años ( o sea los que van los M17 y a las famosas fiestas 18 a 21) ojo también hay pelotudos mucho más grande de edad que estos chicos pero bueno… los dejaremos para que hagan un mea culpa solos y en silencio.

1) La forma de vestirse: que desastre de verdad, en mi época (tengo 30, tampoco fue hace mucho) íbamos vestidos de pantalón de Jean o de vestir, camisita, zapatos, o usábamos los pantalones “carpinteros” de la marca de la R… loco hoy en día es un desastre la puta que lo reparió, los hombres con pantalones rojos, verdes, turquesas, rosados… ¡son un ejército de futuros maricones! Las remeras del mismo color, aros en la cara, en las orejas, en los dientes, en las pelotas, en el conejo… hijos de puta que poco amor por la estética, mi viejo no me hubiese dejado salir de mi casa si me vestía así loco. No tienen para comprarle un trago a una mina y obvio que no van a tener si se gastaron toda la guita en vestirse de payasos.

Las damas ni hablar, cada vez llevan menos ropa, posta les digo, pendejas de 15 años con unos escotes que no muestran nada porque es raro la que ya desarrollo todo su potencial a esa edad (hay excepciones), los cachetes del culo al aire porque los pantaloncitos cortos esos que usan no cubren nada, unas transparencias que no dejan nada a la imaginación (en mi época ver un corpiño detrás de algo transparente era para pajearte dos días) y si no con esas calzas que les parten la almeja al medio y ves a los pendejos cagandose de la risa porque piensan: “si así es la zanahoria, como será el conejo”. Me encanta la dama que se viste súper linda, pero se ha perdido un poco el respeto y la feminidad de ser sexy sin verte puta.

2) La forma de bailar, movimientos rítmicos: Da mucha risa verlos bailar, parecen todos hijos entre primos hermanos que de repente están tocando un cable pelado cuando suena nene malo y toda la mierda esa que tienen el mismo ritmo y arrancan che: ¡¡¡puaaj!!! les agarra la corriente y es un revoleo de manos y pies para cualquier lado que no se entiende una mierda, decí que no son muñecos articulados sino quedaría la cagada después de un par de temas y cuando les ponen una cumbia de las viejas o de las digamos “pasables” ni idea, se miran con la pareja como diciendo: ¿y ahora? Naaaaa pendejos de mierda, en mi época la agarrábamos de la cintura a la dama se bailaba sabrosón ahí cadera con cadera, sensual sin ser desubicado… ahora ves a las minitas bailando reguetton y les fosforean el orto sobre el maní a los pibes como invitándolos a tener sexo en el baño nomás… eso no es sexy eso es colgarte el cartel de puta, ah pero si le tocas el culo capaz de matarte la guacha mocos colgantes y encima van y me dicen a mí: - He seguridad el guacho zarpado aquel me re toco el orto amigo, sácalo loco. Pero si a la que tendría que sacar es a vos por desatinada tilinga altas llantas, ¿qué querés que haga el pibe si poco más y se queda ciego del nivel de chele que está juntando?

3) La forma y la cantidad de beber alcohol: Impresentables, es la palabra que los define.

En el caso de los M17 (menores de 17 años) saben que adentro no se vende alcohol, saben que no pueden entrar con alcohol, saben que los vamos a revisar… lo mismo lo intentan cientos de veces se meten botellas en el pantalón, en los huevos, petacas en las medias, en el culo o ya llegan hasta la médula porque se juntan temprano y siempre y en todos lados hay un quiosquero del orto que les vende escabio a los menores con tal de hacer una moneda más. Entonces ya llegan liquidados, que si toman una coca cola les hace de antídoto y vomitan todo, vivan lo que es acorde a su edad, ya van a cumplir los 18 y podrán disfrutar de otra cosa, todo a su tiempo, no quemen etapas ni se quemen el hígado (y eso se los digo por experiencia propia).

Los que comprenden entre los 18 y los 23… Dios mío, sobre todo las damas, entran a la una y a las dos y media estamos sacándolas desmayadas del pedo tísico que tienen, no duran nada, chupan antes de entrar y chupan adentro y lo peor de todo es que no les importa qué carajo están tomando porque, casi siempre van sin un mango, entonces van a ver que les convidan o sea que les viene bien si es fernet o si es vodka con rivotril. Los varones ¿Qué alguno me explique son esas modas neo pelotudisticas de tomar lavandina con cerveza, nafta con no sé qué mierda, vino con pastillas? Ni para criticarlos me da, no creo que entiendan lo que es una crítica, esos cerebros ya deben estar como el de chumager.

4) A la hora de encarar: muchachos ¿que nos pasó loco?, veo grupos de minas bailando solas toda la noche y al lado grupos de vagos bailando solos también ¿Qué están esperando un remolino de viento en el patio del boliche a ver si los mezcla un poco? Aparte no saben sacar a bailar a una mina con educación, (naaaa ni en pedo) o van derecho al derrape o van con la canchereada… poco apareamiento van a tener con esa actitud. Después tenés al suertudo que engancho y hasta le dieron bola para el transe y se empiezan a comer delante de todo el mundo sin el más mínimo pudor, vuelan lenguas, manos, baba, olor a chumino en los dedos… seee total somos libres loco.

Yo cuando los veo pienso que esa niña podría ser mi hija la que tienen contra ese sillón de boliche y le imploro a DIOS que solo tenga hijos varones, lo peor de todo es que el respeto dejo de existir porque las damas fueron permitiéndolo. Supongo que será propio de la edad que están con todas las hormonas al palo, pero en mi época, la misma mina te sacaba la mano, o te paraba un poco porque le molestaba sentirse observada.

Bueno mis queridos lectores, quizás esta nota no les haya causado la gracia que esperaban, realmente no hay mucho de que reírse cuando se ve una involución tan grande y tan constante como la de los jóvenes de ahora, así que quería hacer esta crítica desde hace rato. Lo peor de todo es que cada vez va a ser peor, no hay un freno para esto, me da pánico tener un hijo y tener que soltarlo en el mundo que estamos viviendo…que se yo, que DIOS nos ayude. Chau, hasta la próxima.

Opiniones (0)
22 de agosto de 2017 | 12:20
1
ERROR
22 de agosto de 2017 | 12:20
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"