Mejoran las exportaciones de trigo y maíz

Gracias a las medidas del Gobierno, el sector pudo revitalizar mercados y liberarse de productos acumulados en silos.

Las nuevas medidas para el agro favorecieron una notable expansión de las exportaciones de trigo y maíz, cultivos que recuperaron o pudieron mantener mercados externos. 

En este sentido, el director Ejecutivo de Maizar, Martín Fraguío, de la asociación que agrupa a la cadena de valor del maíz y sorgo argentinos, destacó el fenómeno de comercio exterior en su área. A punto de viajar a Uruguay para exponer en la reunión de Maizal, la Alianza Internacional de Maíz que integran asociaciones del cereal de Brasil, Argentina y Estados Unidos, sostuvo en diálogo con la agencia Noticias Argentinas: "Desde que asumió el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, el excedente comenzó a caminar". 

Se trata de un excedente de maíz viejo que estaba atorado, calculado entre 7 y 10 millones de toneladas, que ahora "anda muy bien, sin ningún sobresalto y se va a seguir exportando hasta que empiece la nueva cosecha en el otoño". Así en abril y mayo se dará el mayor volumen cosechado. Estará presente en el mercado interno y exportador de la cosecha de maíz 2015-2016, que se venderá al exterior en simultaneidad con el cereal excedente. "Era una maíz que estaba atorado en la Argentina por las prohibiciones del gobierno anterior", reiteró Fraguío.

En un año normal, destacó, la Argentina exporta maíz a 80 países, no hay ningún destino que sobresalga especialmente en cuanto a volumen. Se trata, entre otros países, de Egipto, Perú, Chile, Colombia, Corea, Japón, Arabia Saudita y Venezuela, y en este último caso, sin conflicto, porque la nación caribeña, según Fraguío, a "los granos los paga". 

El precio del maíz "está oscilando entre 145 y 148 dólares tanto FOB y FAS ya que se mueven juntos desde que se liberó el mercado y todo está muy fluido", indicó. 

En Uruguay, en el encuentro de Maizal, los especialistas de países productores de maíz analizarán, según Fraguío, "cómo el escenario de comercio de granos mejora y empeora, una de cal y otra de arena, y el maíz es uno de lo que más sufre". 

En cambio, destacó como positivo que la reunión de la Organización Mundial de Comercio (OMC) en Nairobi (Africa) se haya acordado eliminar los subsidios a la exportación de los países que los tienen, lo que también beneficiará a la Argentina. 

La eliminación de los derechos de exportación en el maíz -tributaba el 20% y el trigo el 23%- provocó, junto con la desaparición de los cupos de exportación y la vigencia del nuevo sistema de Declaración Jurada de Ventas al Exterior (DJVE), un nuevo impulso al comercio exterior de granos. 

El trigo se vio muy favorecido ya que, de acuerdo con una investigación de Paula López, subeditora del diario porteño El Cronista Comercial, ya se anotaron exportaciones por 170,7 millones de dólares. De esta manera, el trigo local regresó al mundo, en gran parte como forrajero, ya que el grano argentino atraviesa una etapa en la que la calidad no es muy panadera. 

En ese marco, logró ingresar con 100 mil toneladas a Carolina del Norte, en Estados Unidos. Otros destinos a los que se dirige el trigo son Egipto, Corea, Brasil, Tailandia, Marruecos, Indonesia como resultado del cambio de política agroindustrial. 

El último jueves, el Ministerio de Agroindustria y la Bolsa de Cereales de Buenos Aires elevaron sus estimaciones de cosecha de trigo 2015-2016, respectivamente, a 11 millones y 10,3 millones de toneladas. Al precio FOB oficial promedio para lo que va de enero de u$s 192 la tonelada, el volumen comprometido a embarcar representa u$s 170,7 millones desde el 22 de diciembre pasado hasta este último viernes. Se registraron casi 885.000 toneladas en el sistema DJVE, del trigo "viejo" (unas 200 mil toneladas) campaña 2014-2015 y de la actual. 

Entre las perlitas que se anotan del final de la era Cristina Kirchner, que restringía al máximo los permisos de embarques, se encuentra el hecho de que desde el puerto de Bahía Blanca, irán 20.000 toneladas de trigo a Corea del Sur, que hace una década no adquiría el cereal argentino. 

El informe del matutino indica que esta revitalización de la demanda externa puede mejorar los precios a los productores, que desde hace tiempo se quejan porque todavía sufren descuentos entre los valores FAS teórico (capacidad de pago de los compradores) y lo ofertado por exportadores e industrias. Así el FAS teórico del trigo pan es de 2.322 pesos la tonelada, pero por el cereal disponible se pagaba alrededor de 1.850 pesos esta semana.

Opiniones (0)
20 de agosto de 2017 | 15:57
1
ERROR
20 de agosto de 2017 | 15:57
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial