Las conserveras mendocinas denuncian que están al borde de la crisis

La Cámara de la Fruta Industrializada de Mendoza (Cafim) aseguró que los aumentos de insumos y las tasas de financiamiento afectan su economía.

El comunicado de la Cámara de la Fruta Industrializada de Mendoza (Cafim)

-Aumento directo de costos del 35 % de envases de hojalata e insumos vinculados, luego de la devaluación y previo a la iniciación de la temporada .

-Tasas de financiación /descuento de cheques, por encima del 55 % o más, lo que hace inviable el crédito para el desenvolvimiento de nuestra actividad.

-Aumento en los combustibles que impactan directamente en el costo logístico de materia prima y expedición de producto terminado.

-Paritarias con aumentos records, que se negocian pensando en la pampa húmeda e impactan en nuestra industria regional, altamente intensiva. Nada tienen que ver estos aumentos salariales de más del 35 % por año que viene negociando la Alimentación (STIA), con los que puede absorber nuestra actividad. Como muestra de ello, los salarios de nuestra actividad superan ampliamente a los de FOEVA que nuclea a la industria madre de Mendoza, la vitivinicultura.

- Países competidores (tales como Chile, Grecia, España, Sudáfrica entre otros) con enormes ventajas comparativas de precio debido a:

· Tratados de libre comercio

· Fuertes devaluaciones en el último año acompañadas de inflaciones de un digito (muy bajas).

· Costos logísticos en baja por la caída del precio del petróleo a contramano de los que sucede en Argentina. Muy inferiores costos de puerto.

A esto debemos sumarle los problemas locales:

- Barreras sanitarias que dividen los centros productivos de las fabricas, solo generan mayores costos y dificultades a las empresas radicadas al sur de la Barrera.

- Aumentos en los costos de Irrigación (140 % en 3 años)

- Y la “última gran noticia”, la aplicación de la Tasa Cero en cinco departamentos de la provincia creando más división y desigualdad entre las empresas de un mismo sector dentro de la Provincia.

En conclusión:

Esta situación no hace más que agravar un sector que ya cuenta con numerosas empresas con graves problemas financieros y otras tantas al borde de un problema similar.

Recordemos que cuando el sector industrial goza de buena salud, tracciona favorablemente el precio de las materias primas de la región: duraznos, damascos, cerezas, peras, etc.

En los últimos años, esta premisa no se cumple y tanto el sector industrial como los productores primarios han quedado al borde de una crisis o ya están en crisis y solo se niegan a reconocerlo.

Opiniones (0)
19 de agosto de 2017 | 22:53
1
ERROR
19 de agosto de 2017 | 22:53
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial