14 cosas que las minas odian de los vagos

A veces pensamos que les molesta casi todo, pero en esta nota te dejamos un listado preciso de las cosas que no tenes que hacer.

 Bueno amigos, volví de las vacaciones y he tenido que arrancar desde cero en el ámbito amoroso, porque mi novia se fue a Brasil y no creo que vuelva, ya que cuando la llamé había cambiado el contestador que grabamos juntos por otro con un tipo con voz gruesa (lo que me hace sospechar que tiene manso tripón) decía que estaban ocupados, y lo seguirían estando todo el 2014.

Cuando caí en la alta traición de la mujer a la que le entregué todo solo pude decir: “NOOOOO, NO QUIERO VIVIR….NO SIN TI MARICARMEN”. Pero una vez más las sabias palabras de mi madre me sirvieron de sostén.

Mi madre siempre me enseñó que hay que aprender de los errores y hacer notas. Por eso les traigo una lista de las cosas que a las minas les rompe las pelotas cuando las hacemos los hombres, para que no sufran como yo y luchen por ser perfectos.

El hombre que no baila: Este es el primer error que cometés por hacerte el cartucho y que no se te arrugue la camisa, o para no tirar el trago. El tema es que cuando vas al boliche con una mujer, tenés que bailar lo mejor posible. Nunca, pero nunca, hacer como los que no bailan y encima cuando alguien atina a invitar a la señorita a tirar unos pasos, el macho se ofende y quiere pelear para marcar su territorio. ¡Baila pescado, baila!

Que te manosees el ganso todo el día: Las mujeres odian este gesto casi inconsciente que tenemos. No digo que dejemos de hacerlo, solo que lo hagamos cuando ella no nos vea, por ejemplo yo le digo: “Oh por Dios, un platillo volador” y cuando voltea me rasco la gallina. Obvio que ellas nunca van a entender lo que se siente que dos cosas rugosas se te pegoteen y te estén chivando con la pierna, ni hablar de cuando se te ladea que se pone incomodo…

Que no recordés fechas claves: Al principio sos groso, recordás el día que se pusieron de novios y los primeros meses conmemorás la fecha con alguna que otra sorpresita (aparte de coger). Pero después de un tiempo solo se te viene a la mente la semi de la Premier League, el seguro del auto y el último de Assassins Creed para PS4. ¿Y la novia? ¿Y lo detalles? La mujer se empieza a sentir engañada, pero por ella misma, ya que sabe que en el fondo, los hombres no servimos para esas cosas, y en su momento, vió lo que quería ver. Para zafar de estas situaciones incómodas, recomiendo que caigas con regalos días al azar, y le tires: “¿Cómo gordi, no te acordás que día es hoy?” Y ella sola va a completar con alguna fecha, siempre funciona.

Los amigos: Es obvio que cuando ve al Fabri y al Lucho en pedo en los boliches, se imagina que así estás vos cuando ella no te ve. Lo mismo cuando una mujer ve a un grupo de pajas comentando guarangadas y codeándose cuando ven un buen culo, sabe que en su ausencia, su novio también lo hace. Por estas cosas, las féminas intentarán alejarte de tus amigos y de las tentaciones carnales. En mi caso siempre opto por ser realista y admitir que miro otros culos, pero que me quedo con el orto poceado de mi novia que es mucho mejor, porque viene con cerebro.

Las amiguitas: Directamente, están casi prohibidas. Partiendo de la base de que con tu novia arrancaste jugándola del flaco buena onda y el amigo, aprovechaste una noche que te la cruzaste en pedo y ahí arrancó todo… La amistad entre nenes y nenas no existe, simplemente hay polvos que no se dan.

Que te vistas como el culo: Uno de los conceptos más errados del hombre es pensar que vestirse bien es de puto. Me ha tocado estar en grupos en los que mientras peor te vestís, mas macho sos. Eso es de caverna, las minas se arreglan horas, se hacen depilar hasta el orto y usan un shampoo para cada época del año, como mínimo tenés que aprender a combinar una camisa con un jean, hijo de puta. En este caso, estoy del lado de las mujeres.

Que rompas los huevos con los mensajitos: Es obvio que les molestan los hombres inseguros. Si la dejaste salir sola, no rompas los huevos con mensajitos encubiertos onda: “jaja, ¿la están pasando bien?” cuando vos y ella saben que en realidad querés preguntar: “¿ya están sobando pijas ajenas?”. Mi consejo es que controles tu ansiedad y sobre todo te tengas fé, por algo al mina está con vos. Si te mostrás inseguro, es obvio que se va a ir a pasar la noche con alguno que le demuestre que tiene lo que vos no.

Cuando no te das cuenta que se ha tuneado: Típico que vas a visitar a una chica y te hace la pregunta matadora: ¿No me ve nada distinto? Por tu mente empezás a hacer un cacheo, tetas: ok; culo; caído, como siempre; pelo: marrón, como ayer. ¿Qué mierda tiene de distinto? Y la joven muchacha, resulta que tenía aros de bolita en lugar de colgantes. Es imposible que lo notemos, si te vas a hacer un cambio pintate la cara morada, tatuate una manga en el brazo, no sé. Igual, como buen macho en desarrollo he diseñado un método casi infalible, un printer. Le sacás una foto y al otro día la comparás y jugas a las 7 diferencias, con el tiempo se acostumbra.

Que te duermas después de ponerla: Acabás, dos segundos y estás en el quinto sueño, roncando como caballo con mocos. Después de la garchada que se pegaron, la mina mínimo espera que le des unos abrazos y hablen de pelotudeces que le pasaron a su amiga, que se yo, cosas triviales que hablan en cualquier calle, pero en bolas y en la cama.

Cuando les meas todo el inodoro: LEVANTA LA TAPA. Me ha pasado que cuando la tapa está levantada soy una máquina de precisión en el inodoro. Cuestión muy distinta es cuando la tapa está baja, la frente te suda, te sentís presionado, imaginás la cara de tu vieja, tu hermana y tu novia puteándote, ahí es cuando llega la imprecisión y meas en todos lados, menos en el medio.

Que las apures en el shopping: Para la mujer ir al shopping es algo sagrado, para vos, es literalmente ir a dar una vuelta, sin frenarse ni mirar detenidamente nada que no sea un buen orto, claro está. Te recomiendo tener paciencia y dejarla que mire cada cosa que se le antoje, después lo saben pagar en al cama.

Que detectes cuando el auto hace un ruido nuevo y no cuando ella finge el orgasmo: ¡criiinch! Huu es la correa de distribución que se le aflojo el cosito, de la partecita que le cambie el anteaño pasado. La mina no detecta ruidos. ¡Ay si sos un tigre, ay si! (cara de bostezo) El hombre piensa que la está destruyendo en la cama. Mi consejo es que le prestes tanta atención a tu novia como a tu auto. Hagan como yo, la última vez que tuve una discusión con ella, ya la conozco tan bien que le puse unas gomas nuevas y quedó chocha.

Al principio son románticos después no: El hombre: mentiroso. La mujer: crédula. Al principio te vendés como el último fiel de la especie, no te tirás pedos, no te gusta escupir, es más, ni siquiera te gusta el futbol así como “taaaanto”. Pasa un tiempito y sos mostaza merlo cruzado con un guanaco con gases. Mi consejo es, que te comportes tal cual sos del primer al último día.

Que les incendien el cabello mientras duermen: Otra cosa que las mujeres detestan, es que les prendas fuego el pelo, ya que se lo cuidan mucho con cremas. Es importante tener en cuenta que para ellas es toda un arma de seducción y que no les gusta (al menos a la gran mayoría) amanecer con la cabeza incinerada.

Opiniones (0)
22 de agosto de 2017 | 01:31
1
ERROR
22 de agosto de 2017 | 01:31
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"