Novelas argentinas: un mal que nunca muere | Parte 2

Ayer te presetábamos la primer parte. Hoy el resto de las telenovelas a través de la mirada de Paula Pietra

Monita (Natalia Oreiro) la boxeadora de “Sos mi vida”

 


Las primeras veces: La primera vez que se ven, el primer beso y la primera vez que la ponen, todas transcurren en una insoportable e interminable cámara lenta. Lo que pasa es que te lo promocionan, tipo tortura, toda la semana, y como creen ellos que no estas suficientemente hasta las pelotas, te lo pasan despacito cosa de hacerlo aún más intolerable, y al final del capítulo cosa de dejarte a las puteadas esperando hasta la próxima.

  

“Esperanza mía” y la larga currada de 3 meses hasta el primer chupón “actuado”

Las escenas románticas son pornosoft: en realidad ya casi son bien porno, no es de extrañarse que en la vida real terminen en pareja, si se pegan una manoseada en bolas que deja a más de uno con la pava hirviendo. Mi parte favorita es cuando estamos todos en la mesa en familia, comienza este tipo de escenas, todos se cuelgan mirando, se genera un silencio embarazoso, termina y te das cuenta que prácticamente viste una porno con tus papas ¡comodísimo! 

Suaves imágenes de “Noche & Día” entre Facundo Arana y Romina Gaetani

Todos les tienen ganas a los protagonistas: cómo los dos están más buenos que ponerles kétchup a las papas fritas, todos les tienen ganas, pero ellos sólo tienen ojos para su amor (ni una de estas cosas que me va a pasar en la puta vida). Rara vez, por no decir casi nunca, se garchan a alguien que tienen friendzonisado. En la realidad el flaco hubiera arrasado con todas como 3 veces y la mina hubiera por lo menos tenido un sacudón de resentimiento.A veces tienen algo momentáneo porque la relación parece imposible o porque quieren buscar reconfortarse en otros brazos, cuando todos sabemos que van a volver para terminar juntos. Los amigos de la novela están riquísimos y los tratan mejor que el/la protagonista. Si fuera real y vos estuvieras en esa situación, ya le hubieras pegado una patada al principal y fugado con el del banco de suplentes. Pero eso tampoco pasa, porque los que vos tenés de refuerzos, son incogibles de lo feos o nabos que son y tocarlos significa hundirte más en tu looseridad. Los friendzone terminan con alguna otra pareja alternativa, que no esta tan buena como los protagonistas, pero está a su altura, nunca en la re puta vida pasa eso, en la realidad se te re categoriza a foreveralone. 

Todas querían darle a Pedro Balmaceda (Elmer Figueroa Arce alias Chayanne), pero por más que lo intentó Marisol Anzóategui (la hija de Cris) nunca salió del “modo amigo”

 

Los ricos:Tienen apellidos compuestos como “Antonella Lamas Bernardi” (la divina de Patito Feo).Viven en una casa gigante, donde tiene lugar la mayoría de las escenas, porque tienen ochenta mil habitaciones, y porque la productora no pone más presupuesto para hacer tres casas copadas más. Te queda la duda si todos tienen alto complejo de Edipo, porque tienen tanta guita que podrían vivir solos pero se quedan en la mansión de los papas, donde nadie se banca entre sí. Siempre hay una escalera majestuosa donde hacen entradas glamorosas y todos se quedan mirando. Es que usan lo último de la moda, casi rayando en lo ridículo, pero ellos se ven despampanantes porque todo es de diseñador. 

El bodrio que se viene en Canal 13 que ya se viene con caserón


Los pobres: Tienen apellidos de los que hay 40 páginas en las guías telefónicas (cuándo existían) tipo Giménez o Suarez. Viven en pintorescos barrios donde la gente habla gracioso, usan términos coloquiales más simpáticos aún tipo “eh vieja”, les faltan las “s” al hablar como “recátate”, escuchan música bailable tipo cumbia o cuarteto, se visten de forma chabacana, provocativa y sobre todo graciosa. Ellos son felices en su ignorancia, al igual que la familia rica son muchos pero se quieren y se respaldan porque son una familia unida. Claro como si la pobreza realzara el amor por el otro, por ahí en algún universo paralelo pase eso.

“Los Roldán” o cómo ridiculizar a la clase media-baja en unos simples 415 capítulos

 

El ridículo: Siempre hay un personaje gracioso, que no es protagonista, pero esta para levantar la novela y que no sea un absoluto espiral de drama y tragedia. A veces canta y mete un hit que te tortura por meses. Se viste gracioso, siempre mete la pata diciendo lo que no debe, entrando en el momento equivocado, hasta arruinando situaciones románticas. Nadie lo toca ni con un palo, porque generalmente es feo, pero todos le tienen cariño. 

El sueño de todo argentino: tener la vida de Tuca de “Los Graduados”

La protagonista: Ponen a un minón de verdulera, cosa que raya en la ciencia ficción, ¿Quién se encuentra algo así en el almacén? Al de mi barrio le faltan dos dientes y acomoda la panza arriba del mostrador antes de saludar. Más allá de eso, la protagonista argentina siempre tiene mucho carácter y nunca se decide que mierda quiere, por los padres, los amigos, el perro, por él, la noche, lluvia ¿Será que no lo ama? Dando como resultado un espiral de histeria insoportable, acá si le atinaron con la realidad. 

Hilda con H de “Los Roldán” y su hit de mierda “Y cómo es él”

 

El hitazo: A veces no es por parte del esperpento del elenco, sino de la presentación como “Resistiré”, o porque alguno se le ocurrió poner a un personaje que cante, y jodernos la vida a todos los próximos meses de vida e inclusive cuándo la novela termine, porque siguen pasándola hasta el cansancio en todas las emisoras de radio o 3 veces por noche en el boliche. El choreo llega a sacar CDs y armar shows multitudinarios que inexplicablemente ¡tienen éxito!

“Son amores” y su hit insoportable “Yo sé”

Los sirvientes: Comúnmente se dice que uno trabaja o es empleado en casas de familia, limpiando o cuidando chicos, porque así se dice desde que dejamos la edad media y se acabaron los lazos con los señores feudales. Sé que es de pobre pero siempre me pregunté ¿porque carajo usan uniforme? No delantal, no ropa vieja para que se ensucie o arruine, o una remera o buzo que les dé el jefe…NO, usan un uniforme copiado de la alta burguesía europea y cosa que se diferencie bien que están un piso más abajo del estrato social. Generalmente son apreciados por algún miembro de la familia, sobre todo los hijos porque prácticamente los criaron, han vivido ahí desde siempre por lo tanto no tienen vida propia, viven de las de los demás siendo re contra chusmos, los confidentes de muchos, así que  casi siempre saben “el secreto”. 

Emilio Mejía (Jorge Sassi, que en paz descanse) el mayordomo/peluquero/confidente y único personaje divertido e interesante de toda la novela “Dulce Amor”

 

El final: Todo el quilombo se acomoda en dos días, máximo una semana. Se descubre el secreto, todos se piden perdón, el malo es atrapado (se muere en el 80% y el resto termina preso pero trastornado), los protagonistas están finalmente juntos en un mar de felicidad y amor, que con todo lo que la pusieron en la novela ya probablemente terminó en embarazo. 

Final perfecto de “Muñeca Brava”

 

Mi parte favorita… ¡todos terminan en pareja! La sirvienta con el jardinero (respetando su lugar en la sociedad), la abuela con el quiosquero (amor de su infancia), ¡hasta el ridículo feo se enganchó a una amiga igual de ridícula y fea de la protagonista! Todos enamorados, ricos y felices ¡y después me dicen que “El Señor de los Anillos” es UNA FANTASMEADA!

Opiniones (0)
18 de agosto de 2017 | 16:42
1
ERROR
18 de agosto de 2017 | 16:42
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"