Se pega cinco tiros en la cabeza y no logra matarse

Ocurrió en Bahía Blanca, donde un anciano se disparó seis veces sin lograr encontrar la muerte. Cinco impacto dieron en su cabeza y uno en su estómago. El jefe de la Policía Comunal, comentó que "el arma es un revólver calibre 22 corto, bastante vieja, y se presume que la munición no estaba en buen estado tampoco".

Un anciano de la localidad bonaerense de Punta Alta intentó suicidarse efectuándose seis disparos, y pese a que cinco de ellos impactaron en su cabeza, y otro en el estómago, la policía lo encontró vida, conciente y sentado en un sillón de su casa.

El insólito caso sucedió en una vivienda situada en Roca 301, de la mencionada ciudad del sur bonaerense, cuyo propietario, Jacobo Beck (84) intentó matarse disparándose con un revólver calibre 22 corto.

Pese a que cinco de los proyectiles impactaron en su cabeza, y otro en el cuerpo, el anciano no logró matarse, y cuando personal policial llegó a su domicilio, alertado por un familiar del hombre, lo encontró sentado en un sillón herido "pero conciente y con cierta lucidez", según comentó a Télam el jefe de la Policía Comunal de Punta Alta, Capitán Herman Rubén Gab.

"Podría decirse que el hombre estaba con cierta lucidez pese a las heridas, no hablaba pero se hacía entender con señas, y pudimos ingresar a la casa -que estaba totalmente cerrada-, mediante una llave aportada por un sobrino del anciano", detalló el jefe policial.

De inmediato, el hombre fue derivado en una ambulancia al Hospital Naval de Punta Alta, donde a través de una tomografía, se determinó que presentaba "cinco proyectiles en la cabeza y otro en el cuerpo, en el hemitórax", precisó el Capitán Gab.

Al explicar cómo es posible que un hombre sobreviva con cinco tiros en la cabeza, el jefe de la Policía Comunal, comentó que "el arma es un revólver calibre 22 corto, bastante vieja, y se presume que la munición no estaba en buen estado tampoco".

Esos factores, "probablemente hicieron que los proyectiles no salieran con la potencia suficiente, porque de otra manera, el hombre habría muerto quizás en el primer disparo".

"Lo extraño es que el hombre presentaba tres impactos de bala, sin salida, uno a la altura del hemitórax, otro en el paladar y otro en la sien derecha, pero se presume que Beck se habría efectuado más de un disparo en el mismo lugar, es decir en la sien derecha", apuntó Gab.

"Pero lo concreto, es que el médico policial tras verificar la tomografía dijo que el anciano tiene cinco plomos en la cabeza. Realmente increíble", expresó el policía, para quien el insólito caso "es a todas luces un intento de suicidio".

El capitán Gab, dijo por último que Beck, -que vivía solo en su domicilio- permanece ahora internado en el Hospital Naval de Punta Alta "en coma farmacológico, y con asistencia respiratoria mecánica. Su estado es grave", apuntó.

La causa fue caratulada como "tentativa de suicidio" y es investigada por la Ayudantía Fiscal del distrito de Coronel Rosales, a cargo de Mauricio de Cero.
Opiniones (0)
22 de agosto de 2017 | 07:32
1
ERROR
22 de agosto de 2017 | 07:32
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes