¿Puede Sébastien Loeb ganar el Dakar en su debut?

Completada la mitad del recorrido, y si bien se esperaba una buena actuación, el francés sorprendió y lidera en la general.

Si bien se esperaba que tuviese un buen desempeño, lo conseguido por el francés Sébastien Loeb en la primera semana del rally Dakar asombró a la caravana y al propio piloto, que lidera la exigente prueba en su debut.

"Jamás pensé en llegar como puntero a esta instancia", confesó Loeb tras terminar segundo la séptima etapa, el sábado, un resultado que le aupó de nuevo a la primera posición a falta de seis jornadas.

Con el Peugeot 2008 DKR 16 oficial, Loeb ganó tres etapas y se convirtió en el líder de la prueba superando a pilotos de más experiencia como su compatriota y compañero Stephane Peterhansel.

Aunque aún faltan varios días para llegar a la meta en la ciudad argentina de Rosario, Loeb volvió a demostrar que tiene un talento increíble para manejar cualquier auto en cualquier condición.

Se destacó en el Mundial de Rally -donde conquistó nueve títulos-, en el campeonato mundial de turismos, en la famosa trepada de Pikes Peak, en las 24 Horas de Le Mans y hasta cuando probó un Fórmula 1. Ahora lo hace en el Dakar, tal vez el desafío más grande en el mundo.

"Hay tres puntos a tener en cuenta para hablar sobre el desempeño de Loeb en este Dakar: el auto, el propio Seb y su navegante Daniel Elena, quien no cometió errores pese a que también es su primera experiencia", dijo a la agencia dpa Bruno Famin, director del Team Peugeot Total.

Para muchos, el piloto francés logró destacarse en los primeros días por el tipo de caminos por los que transitó el Dakar ya que fueron senderos veloces muy similares a los que hizo durante años en el Mundial.

Sin embargo, cuando la competencia comenzó su periplo todo terreno, también sobresalió. Eso le permitió irse al domingo de descanso en la ciudad de Salta con el primer lugar en la clasificación general con un par de minutos de ventaja sobre Peterhansel.

"Creo que nadie puede sorprenderse por la velocidad de Seb. Es un piloto extraordinario con facultades de adaptación increíbles", señaló Famin.

El director del equipo también hizo hincapié en el rendimiento de los 2008 DKR 16, el vehículo que fue reformado tras la experiencia de 2015 y que se ha mostrado invencible al quedarse con todas las etapas disputadas hasta ahora. "El vehículo es muy bueno y eso es evidente por el desempeño de nuestros otros pilotos, que también se destacan", sostuvo.

Obviamente, el balance de Loeb de su primera semana "dakariana" es altamente positivo. Pero pese a la alegría, sabe que los días que restan, seis etapas, serán difíciles.

"Se puede perder mucho en las próximas tres etapas porque son complicadas. Mi única estrategia es atacar fuerte y registrar buenos tiempos", explicó.

El director de la carrera, Etienne Lavigne, dijo que "la llegada de Loeb aumentó el interés de la competencia".

"El Dakar no necesita de la presencia de Loeb para fortalecerse, pero a él le sirve mucho este nuevo desafío porque es otra disciplina", añadió sobre la última estrella que asombra en el Dakar.

Por Tomás Rocca (DPA)