El mercado negro del dólar se afianza en Venezuela

La proliferación de mayores operaciones en el sistema cambiario paralelo solo logró favorecer a una ínfima parte de la población venezolana, según un análisis.

Bancos de inversión venezolanos estimaron que el mercado paralelo en este país registra diariamente operaciones por más de 25 millones de dólares, cifra verdaderamente significativa, señaló el economista privado Rafael Venturini.

"A todo lo largo del año 2015, el bolívar se depreció más de 200 por ciento respecto dólar paralelo, lo cual ha encarecido considerablemente el precio de todos los productos", precisó el exdirector de planificación del extinto Ministerio de Hacienda.

A juicio de Venturini, el propio gobierno ha generado este mercado paralelo, al haber restringido las asignaciones de divisas y asumido el control de precios como la fórmula expedita para contener la inflación, lo cual no ha surtido los efectos esperados.

"Si en un mercado cualquiera existe una restricción a la cantidad que de un bien puede adquirirse, incluyendo el dólar, con toda seguridad aparecerá un mercado negro donde las transacciones se realizarán a un precio mayor al regulado por las autoridades", resaltó el analista.

Venturini dijo que el gobierno ha intentado contener el mercado paralelo mediante distintos sistemas de asignación de divisas, los cuales solo sirvieron para que grupos cercanos al poder se convirtieran en multimillonarios con los dólares oficiales asignados.

"Por cierto, el mercado paralelo ha resultado ser un extraordinario negocio para aquellos que obtienen dólares preferenciales y luego venden una porción a la tasa de Dólar Today, la página web que diariamente cita el valor de la divisa en el mercado negro", recalcó el economista.

Agregó que Dólar Today existe porque el gobierno se abstiene de ofrecer dólares suficientes para satisfacer la demanda y, en consecuencia, la discrepancia entre quienes compran y quienes venden la cubren transacciones registradas a las diferentes tasas de cambio oficiales.

Explicó que con el sistema de control de cambio, el gobierno asigna divisas a tasas preferenciales que van desde 6.30 bolívares por dólar, hasta 200 bolívares por dólar, sin que ninguno de ellos pueda satisfacer la demanda del público por la moneda extranjera.

"En Venezuela no hay un mercado cambiario paralelo, organizado, entonces las transacciones se mudaron para Cúcuta (Colombia), donde se pueden adquirir libremente pesos colombianos y con éstos, dólares, resultando así una cotización del dólar en términos de bolívares", reflexionó el economista.

Venturini advirtió que urge eliminar de raíz las distorsiones generadas por un precio inflado del dólar no oficial, pero que ello se logra con una política económica coherente, creando un mercado paralelo transparente y ofertando las divisas necesarias.

Opiniones (0)
15 de diciembre de 2017 | 18:59
1
ERROR
15 de diciembre de 2017 | 18:59
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho