El BCRA analiza el nuevo sistema de créditos hipotecarios

En la Argentina hay 12,2 millones de hogares y el 16% de estos pertenecen a viviendas alquiladas, lo cual equivale a dos millones de familias.

El Banco Central analiza la creación de una moneda indexada con la que busca reactivar el crédito hipotecario para paliar el déficit habitacional, que ya supera los dos millones de viviendas en el Argentina. 

Los análisis del directorio de la entidad crediticia gira en torno a construir un nuevo mecanismo de ajuste que proteja a ahorristas y tomadores de crédito a largo plazo.

Según un estudio de la Fundación de Estudios para Desarrollos Inmobiliarios (FEDI), en la Argentina hay 12,2 millones de hogares y el 16% de estos pertenecen a viviendas alquiladas, lo cual equivale a dos millones de familias. 

Aún estarían faltando más de dos millones de viviendas para satisfacer las necesidades habitacionales de la población y este déficit se incrementa a un ritmo de 36 mil viviendas por año, aproximadamente.

Los técnicos del BCRA discuten la elaboración de una moneda indexada, que ajuste por inflación, en base a la cual se pueda desarrollar un mercado de crédito hipotecario y de créditos a largo plazo a tasa variable. 

El presidente de la máxima autoridad monetaria, Federico Sturzenegger, en el discurso que dio en su primer día al frente de la entidad, había adelantado el objetivo de desarrollar una "unidad de fomento" como la que existe en Chile desde 1967. 

Ese sistema se basa en ajuste de contratos en base a la variación del índice de precios al consumidor que tuvo mucha aceptación en ese país. 

Actualmente en Chile los avisos inmobiliarios de venta de propiedades se publican en "Unidad Financiera" o UF’s en lugar de en pesos chilenos o en dólares, como se hace en la Argentina, mientras que Uruguay adoptó hace cinco años un sistema similar al chileno. 

El BCRA busca crear una versión local de ese mecanismo, que básicamente permitiría hacer rentable y a la vez accesible al crédito de largo plazo, pero el principal obstáculo para este tipo de moneda indexada está en que el gobierno no está difundiendo un indice de precios. 

Los técnicos del central analizan que en lugar de basar a esa nueva moneda indexada en el indice de precios, podría atarse a la evolución del Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER). 

Este análisis se ve reforzado por el hecho de que todavía está vigente parte de la Ley de Convertibilidad que prohíbe la indexación de contratos y la norma que creó al CER es una excepción a esa traba.

Las dudas todavía por discutir giran alrededor de qué tan abarcativo será nueva moneda porque algunos técnicos del BCRA sostienen que debe haber un plazo mínimo a partir del cual se puede ajustar un contrato por esta vía porque sino toda la economía quedaría indexada. 

Se analiza también que los bancos podrían recibir depósitos ajustados por esa moneda con los cuales fondear créditos hipotecarios. 

Otros temas que se debate es la forma de obtener fondeo de largo plazo aún antes de tomar depósitos en base al recurso a cajas predecibles como los fondos de la ANSeS, inversiones de aseguradoras u otros.

Fuente: NA

Opiniones (0)
17 de diciembre de 2017 | 12:07
1
ERROR
17 de diciembre de 2017 | 12:07
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho