Muere electrocutado en el techo de un tren

El adolescente de 16 años había sufrido graves quemaduras en el 90% de su cuerpo al recibir una descarga de unos 25.000 voltios cuando subió al techo de un tren eléctrico. El deceso del joven, llamado Juan Manuel, se produjo anoche, a raíz del gravísimo cuadro en el que se hallaba.

El adolescente de 16 años que había sufrido graves quemaduras en el 90 por ciento del cuerpo, al recibir una descarga eléctrica cuando se subió al techo de un tren, murió finalmente en el sanatorio donde se encontraba internado, en la ciudad de Buenos Aires.

Según informaron esta mañana fuentes médicas, el deceso del joven, llamado Juan Manuel, se produjo anoche, a raíz del gravísimo cuadro en el que se hallaba.

El chico permencía internado en estado "altísimamente reservado" y había sido trasladado ayer desde el Hospital Luisa Gandulfo, de Lomas de Zamora, al Sanatorio Privado del Centro, en el barrio porteño de Balvanera, donde se hallaba asistido con respirador artificial.

Esta mañana, voceros médicos señalaron que el fallecimiento se produjo "tras sufrir una crisis a raíz del grave estado en que se encontraba" el adolescente.

El episodio en el que el joven sufrió las graves heridas ocurrió alrededor de las 4.00 de la madrugada del domingo último, cuando, en medio de una broma con un grupo de amigos, se trepó a una formación diesel que se encontraba estacionada en un andén de la estación de Temperley y que minutos más tarde debía partir con destino a Florencio Varela.

Al encontrarse en la parte superior del vagón, el adolescente quedó demasiado cerca del tendido de cables destinado a los trenes eléctricos, lo que provocó una fuerte explosión por una descarga de 25 mil voltios, que le generó quemaduras en el 90 por ciento del cuerpo.

Ya en las últimas horas se había informado que el cuadro por el que atravesaba el joven era dramático, debido a la gravedad de las lesiones.

Según el director médico del centro asistencial, Jaime Masiangioli, la situación del adolescente era "muy inestable", ya que pese a que las quemaduras no llegaron a afectar ningún órgano interno, tenía "un fuerte estado de deshidratación" y sus miembros inferiores y genitales presentaban "estado de necrosis".

Sobre las causas que originaron la tragedia, una mujer llamada María Elena, tía del adolescente, señaló que había habido una "apuesta" de por medio.

En ese sentido, indicó que el chico le había apostado a un grupo de amigos "50 pesos", desafiándolos a que iba a "bailar" sobre una formación sin tocar los cables de la catenaria, que llevan electricidad.

Pese a ello, uno de los amigos del joven negó esa versión y dijo que en realidad le habían tirado una gorra sobre el techo de la formación y él fue a buscarla.
Opiniones (0)
15 de diciembre de 2017 | 23:47
1
ERROR
15 de diciembre de 2017 | 23:47
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho