Deportes
Video

Migliore habló de sus días en la cárcel de Ezeiza

El ex arquero de Boca y San Lorenzo, entre otros, y flamante refuerzo de Almirante Brown contó los detalles de sus 40 días en el penal.

A casi tres años de la experiencia más complicada de su vida, Pablo Migliore recordó algunas vivencias en los 40 días que pasó detenido en la cárcel de Ezeiza, allá por marzo de 2013.

-¿Vos sos Juan Pablo Migliore?- le pregunta un policía en la puerta del vestuario del Nuevo Gasómetro, minutos después de la derrota 1-0 de San Lorenzo contra Newell's.

-No, me llamo Pablo Alejandro Migliore- respondió el arquero del Ciclón.

-Porque tengo una orden de captura para Juan Pablo.

-Qué sé yo, andá a buscarlo a otro lado.

-Tengo que detenerte.

-Bueno, dale, pero ¿para qué todo este circo? Vos me podés citar y yo me presento.

Así fue la conversación que tuvo Migliore con un agente de la Policía Federal antes de quedar detenido  el 30 de marzo de 2013 por presunto encubrimiento de un homicidio.

El Loco charló de sus días en la penitenciaría y lo recordó como un hecho que quebró su forma de ver la vida y como un aprendizaje que no olvidará nunca más. 

Migliore primera imagen

La primera imagen de Pablo Migliore detenido.


Hace unos meses, en una extensa entrevista con @Arroban, por FXTV, el arquero contó detalles de sus días en la cárcel. "Lo más grave de todo es que acá murió una persona", aseguró, con una seriedad que aparecía con intermitencia en la charla. 

La primera aclaración apareció cuando le preguntaron si es amigo de Maxi Mazzaro, el barrabrava de Boca acusado del asesinato y que permaneció prófugo durante su detención. "Yo era amigo de Maxi Mazzaro. Vamos a la realidad: yo quedé pegado por una situación sin nada que ver, sin comerla ni beberla. Yo no soy nadie para decirle que se entregue, pero quedé pegado. De última, llamá a mi casa y preguntá si necesitan algo. Porque yo tengo dos criaturas. Si yo no estoy, ¿quién lleva el plato de comida a mi casa? Y yo me tengo que comer esto por vos de onda", sostuvo. 

En cuanto a sus vivencias en el penal de Ezeiza, Milgiore recordó algunas anécdotas, que no olvidará "nunca más". 

"Yo estaba con la ropa de concentración, conjunto, campera y pantalón, de San Lorenzo. Así caí a Ezeiza. Llegué y me recibieron los pibes, todo bien. Al otro día me levanté y, como no tenía más ropa, me puse la misma. Salí al patio y lo primero que me cruzo es a cuatro o cinco tipos con camperones de Huracán. Y me dije: 'No me digás, qué mala suerte tengo yo. Me compro un dólar y baja el lunes'. Me quería morir. "Ya fue, banco acá', pensé. Pero nada que ver. Se acercaron y me dijeron: 'Todo bien, loco, mirá que acá es otro palo. Esto es para que hables por teléfono, esto es para vos, olvidate'. Ahí entendí que una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa. Yo entendí que no era del palo", recordó Migliore.

Mirá algunas anécdotas de la estadía de Migliore en la cárcel de Ezeiza:

Opiniones (0)
22 de enero de 2018 | 19:59
1
ERROR
22 de enero de 2018 | 19:59
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes