El padre Julio César Grassi insiste con su inocencia

A un día del inicio del juicio, el cura acusado de abuso sexual de menores aseguró que pedirá "careos con todas las personas" que lo acusan. Asimismo, manifestó en declaraciones televisivas: "me salgo de la vaina para tratar de hablar, explicar, discutir con personas que dicen cosas que son mentiras".

El sacerdote Julio César Grassi, acusado de abuso sexual contra tres chicos que concurrían a la Fundación Felices Los Niños, manifestó hoy que pedirá "careos con todas las personas" que lo acusan y señaló que se siente "tranquilo", ante la inminencia del juicio.

"Me salgo de la vaina para tratar de hablar, explicar, discutir con personas que dicen cosas que son mentiras, tengo muchas ganas de expresarme", consideró el sacerdote.

El religioso será juzgado a partir de mañana por abuso sexual y corrupción de menores agravada por su condición de cuidador contra tres niños, quienes ya son mayores de edad, que concurrían a su Fundación, en un proceso judicial que demoró seis años.

El juicio se iniciará a las 9 en los Tribunales de Morón y estará a cargo del Juzgado en lo Criminal número 1.

Grassi en declaraciones al canal de noticias C5N dijo que en los últimos tiempos se preparó "tratando de leer los principales testimonios de la causa, reflexionar y buscar pruebas".

"Voy muy tranquilo frente a un esquema y un lugar que desconozco, nunca he pasado por un juicio oral", al que calificó de proceso "muy doloroso", pero no obstante dijo estar "tranquilo" y que se prepara "con mucha oración".

Grassi dijo que "la oración" le da "mucha paz" y se definió como "un hombre que trabaja para Dios".

"No soy un santo de estampita, soy un hombre común, alguien que accedió al sacerdocio, no porque fuera el mejor sino porque Dios me necesitaba y dentro de esta sencillez trato de servir a Dios", sostuvo.

Asimismo, aseguró que sus delitos “no están probados”, que toda la acusación se realizó a base de “hipótesis de anónimos” que tuvieron voceros que habrían inventado “tal cosa”. “Es una vergüenza para Telenoche Investiga y Canal 13”, sentenció, en referencia al programa televisivo que reveló las acusaciones de las primeras víctimas del caso, informa el diario Crítica.

En tanto, uno de sus abogados defensores, Daniel Cavo, dijo: "confiamos absolutamente en el tribunal, están todas las garantías iniciales".

El sacerdote será defendido también por los abogados Ricardo Malvicini y Martín Tipito y será juzgado por once hechos de abuso contra el menor Luis, tres contra Gabriel y otros contra Ezequiel.
Opiniones (0)
22 de agosto de 2017 | 05:12
1
ERROR
22 de agosto de 2017 | 05:12
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes