Descubren una “Mano de Gloria” en Reino Unido

Se trata de la mano de un hombre que ha sido ahorcado y para su preparación había que envolverla en una sábana apretándola fuertemente.

Un diario británico informó recientemente del descubrimiento de una mano momificada en la localidad de Castleton, en Yorkshire del Norte, Inglaterra. Se dice que ésta podría ser la última “Mano de Gloria” una reliquia con ciertos toques macabros que en el pasado se creía que protegía a los ladrones mientras cometían sus fechorías.

La leyenda asegura que esta mano tenía el poder de hechizar a los humanos y evitar así que los ladrones fuesen descubiertos cometiendo el delito, una creencia muy arraigada en Inglaterra, por eso la existencia de muchas de estas manos.

Tal como revelan diferentes rotativos, la última Mano de Gloria fue descubierta en el interior de las paredes de una humilde cabaña en la localidad de Castleton. Uno de los encargados de descubrirla fue un historiador local llamado Joseph Ford, quien aseguró que aquella antigua mano, según las creencias, tiene un gran poder sobrenatural.

La elaboración de una mano de estas características era algo muy específico tal como se puede ver en diferentes estudios como el que realizó la escritora Sabine Baring-Gould, quien detalló en su obra Curiosos mitos de la Edad Media, mucha información al respecto.

¿Qué es la Mano de gloria?

Se trata de la mano de un hombre que ha sido ahorcado y para su preparación había que envolverla en una sábana apretándola muy fuertemente para extraer cualquier resto de sangre que tuviese en su interior.

Posteriormente se colocaba en una vasija de arcilla con salitre, pimienta y sal, todo bien molido. Se dejará reposar durante unos quince días hasta que esté seca y después se dejará al sol en los días de canícula hasta que esté completamente seca. Pero si el sol no es suficiente como para hacerlo, la mano hay que meterla en un horno calentado con verbena y helecho y finalmente se debe fabricar una vela con la grasa del ahorcado, cera virgen y sésamo de Laponia.

Con esto, todos los ladrones que utilizaban la Mano de Gloria como candelero para sostener una vela encendida hecha con la grasa de un ahorcado podrían abrir cualquier puerta cerrada con llave y hacer que los habitantes de la casa cayesen inconscientes o dejarlos paralizados hasta que el ladrón hubiese hecho su cometido.

Sin duda, es una de las muchísimas leyendas que circulan desde hace cientos de años y que, sea cierta o no, aunque todas las leyendas tienen un componente de verdad, no deja de ser una de las muchas curiosidades que nos depara la historia.

Fuente: http://redhistoria.com/

Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|22:52
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|22:52
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic