Deportes

La argentina Dahlgren hizo su mejor marca del año, pero no le alcanzó

La atleta participó en la prueba de lanzamiento de martillo y registró una marca 66,35 metros, pero quedó a más de cinco metros de la distancia que le hubiera permitido acceder a las finales de la competencia.

La argentina Jennifer Dahlgren hizo su mejor marca de la temporada en la prueba de lanzamiento de martillo de los Juegos Olímpicos de Beijing, al registrar 66,35 metros, pero no le alcanzó para acceder a las finales de la competencia.

Dahlgren realizó su mejor tiro en el tercer intento, luego de haber marcado 58.60 en el primero y haber sido nulo el segundo.

"Los dos primeros tiros fueron de terror. Estaba perdida en la situación, me sentía como en un pozo del que no lograba salir, pero en el último, cambié la cabeza y ahí salió el resultado", relató la atleta porteña.

La marca para clasificarse directamente a las finales era de 71,50 metros, poco menos de 5 centímetros de distancia de la que consiguió Jennifer, quien finalizó en el 29º puesto de la clasificación general, mejorando notablemente su 43º de Atenas.

"Fue un año muy difícil para mí, con cosas que nunca me habían pasado, como una operación, la necesidad de bajar de peso por cuestiones de salud...", expresó Dahlgren, quien compitió con los colores argentinos hasta en las uñas.

La garrochista Alejandra García estuvo en las tribunas del estadio Nacional de Beijing, el 'Nido de Pájaros', y fue también un factor determinante en el resultado final de su compatriota.

"Después de los dos primeros tiros, me senté a pensar. Justo vi a la francesa que había tirado los tres nulos, estaba llorando muy mal y se puso al lado mío. Me quedé muy impresionada y me vinieron muchas cosas a la cabeza. La miré a 'Ale' y ella me llamó enseguida", inició su relato la lanzadora.

"Entonces me acerqué a la tribuna y ahí me dijo de todo, me arregló un poco la cabeza y así entré con otra mentalidad, más positiva, haciendo memoria con mi cuerpo de haber tirado miles de lanzamientos bien hechos. Me tenía que salir uno de los tres", exclamó, con gesto de desahogo.

Ni bien terminó la competencia, Dahlgren levantó sus puños, festejó su marca e inmediatamente se puso a pensar en Londres 2012. "Tengo que definir mi próximo ciclo olímpico y elegir un entrenador, un lugar para vivir y un programa para seguir por cuatro años", explicó. 

Sin embargo, confesó que tiene dificultades económicas y reclamó el apoyo financiero de alguna empresa privada para sustentar su preparación con vistas a los próximos Juegos.

"Hasta ahora, tengo el apoyo de la Federación Argentina de Atletismo, del Comité Olímpico Argentino y de la Secretaría de Deportes de la Nación. Pero todavía me falta, porque cuando convertís los pesos a dólares o euros, te das cuenta que no te alcanza para vivir y competir en el exterior", se lamentó.

"Ahora estoy contenta, porque acabo de hacer mi mejor marca en un Juego Olímpico y tuve el año más difícil de mi vida deportiva. Entonces, si conseguí el mejor resultado en el peor año, ¿se imaginan si llego con cuatro años de buena preparación y competencia? Seguramente, será otra cosa", se ilusionó la atleta, que vivió aquí su segunda experiencia olímpica.

"Quiero que en Londres 2012, la tercera sea la vencida", concluyó.

Por otra parte, los últimos tres representantes del equipo argentino de atletismo se presentarán el miércoles en Beijing: Germán Chiaraviglio (garrocha) y Leonardo Price (800 metros), lo harán por la mañana (de nuestro país), mientras que Pablo Pietrobelli (jabalina), lo hará por la noche.
Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|19:17
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|19:17
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes