Deportes

Alario: "Es lógico que Piqué no sepa quién soy"

El héroe de River en las semifinales del Mundial de Clubes habló del presente del equipo y de la final ante el Barcelona.

Lucas Alario, el héroe de River Plate en la semifinal del Mundial de clubes, puede dar fe de lo impredecible que resulta el fútbol, ya que hace sólo un año jugaba en la Segunda división de su país y hoy es el goleador de un equipo que aspira a coronarse campeón del mundo el domingo en Japón.

Alario, de 23 años, le dio el miércoles el triunfo al conjunto argentino en el Osaka Nagai Stadium luego de que en el minuto 72 conectara un cabezazo que venció la resistencia de la hasta entonces ordenada y rigurosa defensa del Sanfrecce Hiroshima, y de esa manera clasificó a River a la final que jugará el domingo ante el Barcelona.

Lucas alario river japon

Hasta hace un año el delantero de 1,81 metros era casi un desconocido, ya que jugaba en Colón de Santa Fe de la Segunda categoría del fútbol argentino. En diciembre de 2014, un gol suyo le dio al modesto conjunto santafesino el ascenso a la Primera, lo que provocó que algunos equipos grandes pusieran sus ojos sobre él, entre ellos Boca Juniors, León de México y River Plate, quien finalmente adquirió el 30 por ciento de su pase a cambio de 1,3 millones de dólares.

"Es lógico que no sepa quién soy", dijo Alario notablemente sonrojado cuando le comentaron que Gerard Piqué había dejado entrever que no lo conocía. El sábado, tras el partido ante Deportivo de La Coruña en el Camp Nou, el defensa catalán fue consultado sobre si había estudiado la forma de jugar del atacante argentino y, luego de sonreírse con suficiencia, respondió: "Lo haremos en breve".

Alario nació en Tostado, Santa Fe, pero se crió en Cuatro Bocas, una austera aldea de apenas 115 habitantes enclavada en el sudeste de la provincia de Santiago del Estero, una de las más pobres de Argentina. Sus padres debieron recorrer 50 kilómetros para que naciera en un sanatorio.

Tras jugar en un equipo de su pueblo, Alario fue a hacer una prueba a Newell's de Rosario, el club donde surgió Lionel Messi, pero fue rechazado. Tiempo después, con tardíos 16 años, consiguió fichar para Colón de Santa Fe, donde debutó en Primera dos años más tarde.

Alario fue pieza clave para que River obtuviera la Copa Libertadores, anotando goles en el empate 1-1 de la semifinal ante Guaraní en Paraguay y en el partido decisivo en Buenos Aires, donde abrió el marcador con un cabezazo notable para el triunfo por 3-0 de su equipo ante Tigres de México.

"Sigo viviendo un sueño desde el día que me tocó ganar la Libertadores. Siempre veía estas competiciones por tele y hoy vivirlas desde adentro es muy lindo y trato de disfrutarlas al máximo", comentó el atacante el miércoles en rueda de prensa.

Y ya palpitando el que será el duelo más importante de su carrera, ante el poderoso Barcelona de España, agregó: "Sería una experiencia hermosa jugar contra Messi, Neymar, Suárez, algo muy lindo. Esperemos preparar el equipo de la mejor manera".

La buena temporada de Alario determinó que el técnico de River, Marcelo Gallardo, se inclinara por él como delantero titular, en detrimento de un experimentado atacante como Javier Saviola, ex Barcelona y Real Madrid.

"Yo estaba convencido de que podía jugar. Desde que llegué a River mi sueño, mi meta, era jugar de titular y que no me saque más nadie. Peleo todos los días para seguir confirmándole al entrenador. Él confió mucho en mí partido a partido y tengo que agradecerle porque estoy acá gracias a él".


Opiniones (0)
24 de enero de 2018 | 06:51
1
ERROR
24 de enero de 2018 | 06:51
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes