Hallan objeto de plomo y madera de 6.000 años

El objeto presenta varias interpretaciones posibles, entre las de ser una vara de mando o algo similar a un huso de hilandera.

Objeto plomo madera Israel


Un artefacto de plomo y madera descubierto en una tumba de unos 6.000 años de antigüedad en una cueva del desierto es la evidencia más antigua de plomo fundido en oriente medio.

El objeto de madera con una pieza de plomo fundido encastrado presenta varias interpretaciones posibles, entre las de ser una vara de mando o algo similar a un huso de hilandera. Sugiere que las personas en el desierto de Negev, en el norte de Israel aprendieron a fundir plomo durante el Calcolítico Final, eminentemente un período conocido por el trabajo del cobre. Por otra parte, un análisis sugiere que la pieza proviene de Anatolia (en la actual Turquía). Además, presenta signos de desgaste y se colocó en una tumba junto a los restos de un individuo en la cueva de Ashalim, lo que evidencia la importancia y el valor que le dieron sus propietarios al artefacto.

Los investigadores descubrieron el artefacto en la cueva de Ashalim, una cueva subterránea que ha estado en el objetivo de los arqueólogos desde 1970. En 2012, el Centro de Investigación de cuevas de Israel topografió la cueva, y llamó a un equipo de arqueólogos en el momento en el que empezaron a encontrar artefactos. 

Los arqueólogos Mika Ullman y Uri Davidovich lideraron el estudio arqueológico y estudiaron las estancias laberínticas, incluyendo una utilizada para una cámara funeraria. La cámara era tan pequeña que debían arrastrarse para poder entrar, dijo Yahalom-Mack, investigador principal del estudio y estudiante postdoctoral de arqueología con especialidad en metalurgia del Instituto de Ciencias de la Tierra y el Instituto de Arqueología de la Universidad Hebrea de Jerusalén. 

"Todo lo que necesitaban era recoger la superficie de la cueva. Todo estaba allí, a poca profundidad", dijo Yahalom-Mack. 

El artefacto es pequeño, en realidad un palo de madera con un trozo de plomo moldeado. La madera mide 22,4 centímetros de largo, y procede de tamariscos (un grupo de plantas comunes en el desierto de Negev, del género Tamarix). La pieza principal tiene 3,7 cm de largo y pesa alrededor de 155 gramos, según el estudio. 

La datación por radiocarbono indica que la madera tiene una cronología entre el 4300 aC y el 4000 aC, "que es muy antigüo", dijo Yahalom-Mack. "Un artefacto de madera que se conserva [ese tiempo] es increíble." 

Fundición de plomo

El plomo, un metal blanco azulado y maleable, se suele encontrar con otros elementos - como el zinc, plata y cobre - en la naturaleza. El plomo rara vez se encuentra por sí mismo, lo que significa que los trabajadores del metal conocían el procedimiento para su localización y la técnicas para su extracción, como el calor para su disgregación de la rocas que lo contenían junto a otros metales y minerales. 

De hecho, el plomo fundido es inaudito durante el Calcolítico Final, dijo Yahalom-Mack. Durante ese tiempo, la gente había descubierto la manera de fundir cobre y aleaciones de cobre, lo que es inusual, ya que el cobre es más difícil de fundir que el plomo, ya que este último puede ser fundido a temperaturas más bajas. 

El plomo no tiende a aparecer de forma natural en el desierto de Negev, así que después del descubrimiento, los investigadores estudiaron sus isótopos (variaciones de un elemento) para determinar su origen. El análisis mostró que el artefacto "estaba hecha de plomo metálico casi puro, probablemente fundido a partir de minerales de plomo procedentes de la gama Taurus [montaña] en Anatolia", según los investigadores en el estudio. 

No confirman que se trajo de Anatolia, si el producto final o las materias primas y su montaje final se hizo en la zona del desierto del Negev. Aunque se decantan por esto último, como la teoría más verosímil. 

"En este sentido, se adapta muy bien con lo que sabemos acerca de la cultura Calcolítico, que era una cultura altamente desarrollada con increíbles habilidades en el arte y la artesanía", dijo Yahalom-Mack. La gente del Calcolítico también tallaban el marfil y utilizaron un sofisticado método conocido como la "cera perdida" para producir codiciados objetos de metal, dijo. 

Fin último

Cómo la gente del Calcolítico Final utilizaron el objeto, sin embargo, es una incógnita. 

Podría ser una maza de cabeza utilizada principalmente para fines ceremoniales, esto se respalda en el los hallazgos de objetos similares en otro yacimiento calcolítico tardío, conocido como Nahal Mishmar, o la Cueva del Tesoro. Pero a diferencia de las cabezas de maza de Nahal Mishmar, el artefacto recién descubierto es probable que no sea de metal fundido, y también es más pequeño, por lo que puede haber servido a otro propósito, dijo Yahalom-Mack. 

Otra idea es que el artefacto es un husillo, con el eje de madera que sirve como eje de la varilla y el objeto de plomo que sirve como un peso conocido como un verticilo o volante. Hay abrasiones en la cabeza que podría haber sido hechas por girar, y Dafna Langgut, una co-investigadora del estudio y directora del Laboratorio de Arqueobotánica y Ambientes antiguos en la Universidad de Tel Aviv, está investigando esta idea. 

Si el objeto fuera un husillo, su volante hubiera sido un poco más pesado que la mayoría de los conocidos (que por lo general están hechos de piedra), es decir, el artefacto habría producido hilados gruesos. A causa de esta discrepancia, los investigadores especulan que el artefacto fue utilizado para algún propósito desconocido antes de ser reutilizados como un malacate, dijeron en el estudio. 

"Su deposición en la sección más profunda de la Cueva de Ashalim, en relación con el enterramiento de individuos destacados, sirve como prueba de la importancia simbólica que poseía hasta su fase final de utilización", escribieron los investigadores. 

Otros trabajos de plomo

Hay algunos ejemplos de trabajo con plomo durante el Calcolítico Tardío, pero ninguno se ha estudiado tan a fondo como el nuevo artefacto. 

Por ejemplo, los arqueólogos han encontrado dos objetos de plomo que data de antes del IV milenio antes de Cristo, en el norte de Mesopotamia y Anatolia oriental. Pero debido a que no se han examinado estos objetos, no se sabe si fueron fundidos o elaborados de plomo nativo, dijo Yahalom-Mack. 

Sin embargo, si estos dos objetos están fundidos, esto sugeriría que los pueblos antiguos en el Oriente Medio habían aprendido a fundir plomo pero que serían propensos a aprender esta técnica de forma aislada, sin referencias o relación con otros grupos, por lo menos durante el Calcolítico tardío, afirma el investigador.

Fuente: http://arqueologia-paleoramaenred.blogspot.com.ar/

Opiniones (1)
9 de Diciembre de 2016|08:50
2
ERROR
9 de Diciembre de 2016|08:50
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. una victorinossss de 6000 años, es lo masssss
    1
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic