Deportes

Argentina: pasó Holanda y se viene Brasil

Con un Messi inspirado, el conjunto de Batista venció a los holandeses 2 a 1, en tiempo suplementario. En semis del fútbol olímpico jugará el martes contra Brasil.

El seleccionado argentino de fútbol venció hoy por 2 a 1 a Holanda y se clasificó semifinalista del torneo olímpico de fútbol de los Juegos de Beijing 2008, instancia donde deberá enfrentar a Brasil, en lo que será el partido del año.

Los goles del equipo de Sergio Batista los marcaron Lionel Messi, en el primer tiempo, y Angel Di María, en el alargue. Otman Bakkal había igualado para los holandeses.

El partido se jugó en un repleto estadio Olímpico de Beijing, encuentro que tuvo la presencia de Diego Armando Maradona.

Ahora el seleccionado argentino enfrentará, en Beijing, el próximo martes a Brasil, por una de las semifinales el torneo olímpico. Los dirigidos por Dunga hoy vencieron 2 a 0 a Camerún, también en tiempo suplementario.

Otra vez el seleccionado argentino no pudo brillar ni redondear una gran actuación, pero el triunfo termina siendo justo porque fue el que siempre buscó ganar, aún cuando no le salían
bien las cosas.

En estos tiempos el fútbol se transformó en el juego de los miedos, y los técnicos de Argentina y Holanda lo demostraron en la conformación de los equipos, en los que cambiaron para atacar
menos y defender más.

Pero en ese juego el que menos salió a arriesgar desde el comienzo fue la "ex Naranja Mecánica", que sólo le queda el color de otros tiempos, porque el fútbol lo perdió en el laboratorio de los entrenadores, supuestos revolucionarios, como Lois Van Gaal, que le sacaron la espontaneidad a sus jugadores y eso se notó en estos chicos que dirige Fope De Haan.

A los ocho minutos, luego de sufrir un sofocón de parte de los holandeses, el seleccionado argentino comenzó a generar situaciones de gol, de la mano de sus dos mejores jugadores, Juan
Román Riquelme y Lionel Messi, quienes luego de hacer una "pared" terminaron la jugada con el astro del Barcelona gambeteando al arquero, pero salvó un defensor sobre la línea.

A partir de ahí fue todo de Argentina. Lo tuvo Sergio Agüero, quien ni con el apoyo de su suegro, Diego Maradona, se puede amigar con la pelota, más allá de que levantó su nivel, pero
definió desviado y Angel Di María, con un remate fuerte, casi le arranca el pecho al arquero holandés.

Todos los presentes en el estadio olímpico de Shanghai tenían la sensación de que Argentina se pondría rápido arriba en el marcador y no se equivocaron, porque luego de un largo pelotazo la pelota le quedó a Messi entre los centrales, les ganó la posición, enfrentó al arquero, lo gambeteó como en la jugada anterior, pero esta vez tuvo tiempo para mirar y enviar la pelota al fondo de la red.

La cancha explotó, porque el gol lo hizo Messi, porque Messi es argentino y porque Diego Maradona se paró a gritarlo como un hincha más, sabiendo que no es uno más.

Los holandeses sintieron el impacto del gol argentino porque salieron preparados para aguantar y enseguida tuvieron que cambiar todo lo que habían planteado para este partido.

Por eso poco cambió en el juego, porque los de Batista siguieron buscando, después del tanto sin tanta profundidad, y Holanda chocando con su impotencia. 

Pero el fútbol tiene cosas impensadas y cuando menos lo merecían los holandeses llegaron al empate, ante la sorpresa de todo el estadio.

A la salida de un tiro libre le quedó un rebote a Evander Son, quien remató al arco pero Javier Mascherano arrojándose al piso evitó que la pelota fuera al arco pero con tanta mala suerte que le quedó servido el gol a Otman Bakkal, quien definió sin problemas ante Oscar Ustari.

Así se fueron al descanso y a los dos minutos y medio del segundo tiempo el jugador más vertical de este equipo, Fernando Gago, le sirvió el gol a Agüero, quien solo con el arquero tiró la pelota afuera, pero al menos se mostraba con ganas, y minutos después tuvo de cabeza el segundo, de cabeza, pero la pelota se fue rozando el palo derecho del arquero.

El calor y la humedad aplacaron las ansias de los dos equipos y por eso el segundo tiempo se transformó en un partido ordinario por donde se lo mire, con algunas sutilizas de Messi, algún cambio de frente de Mascherano, pero nada más. Ya ninguno hacía mucho para ganar.

Llegando a los 30 minutos del segundo tiempo se tuvo que ir lesionado Ustari, con un claro desgarro, y fue reemplazado por Sergio Romero, quien no estaba calentando junto al resto de los suplentes.

A esa altura ya Argentina, además de estar parada en la cancha, jugaba decididamente mal, dependiendo más que nunca puramente de lo que pudieran inventar alguna de sus individualidades.

Para colmo los holandeses tuvieron una situación clara para que quedarse con el partido, a tres minutos del final, en los pies de Royston Drenthe, quien falló en el mano a mano con Romero.

Al final tuvo el triunfo Messi, luego de una gran jugada personal, pero el arquero Vermeer se quedó con el grito del argentino y por eso tuvieron que ir al alargue para definir al ganador del partido.

En el arranque del tiempo suplementario otra vez Agüero tuvo el gol, pero otra vez falló con el arquero holandés, que se hizo un "pic-nic" con el Kun.    

Y cuando el aire ya no le sobraba a ninguno apareció el talento de Messi para habilitar de manera magistral a Di María, quien no falló en el mano a mano con el arquero, marcando el
segundo gol del partido, el que le dio la victoria Argentina y el que provocó que el martes que viene se juegue el clásico más importante, en estos tiempos, del fútbol mundial en la ciudad de
Beijing.

Síntesis

ARGENTINA: Oscar Ustari (4); Pablo Zabaleta (6), Ezequiel Garay (5), Nicolás Pareja (6) y Luciano Monzón (5); Javier Mascherano (7), Fernando Gago (6) y Angel Di María (7); Juan Román Riquelme (6); Lionel Messi (8) y Sergio Agüero (4). DT: Sergio Batista.   

HOLANDA: Kenneth Vermeer (6); Gianni Zuiverloon (6), Calvin Jong-A-Ping (5), Dirk Marcellis (6) y Erik Pieters (5); Urby Emanuelson (5), Jonathan De Guzmán (5), Royston Drenthe (7) y Otman Bakkal (6); Evander Sno (4) y Ryan Babel (6). DT: Foppe De Haan.

Goles en el primer tiempo: 13' Lionel Messi (A) y 34' Otman Bakkal (H). Gol en el primer tiempo suplementario: 15' Angel Di María (A).

Cambios en el segundo tiempo: en el inicio Hedwiges Maduro (6) por Sno (H) y 30' Sergio Romero por Ustari (A).  Cambios en el tiempo suplementario: 6' Roy Beerens por Drenthe
(H), 9' Ezequiel Lavezzi por Agüero (A). Cambios en el segundo tiempo suplementario: en el inicio Ever Banega por Di María (A) y 17' Gerald Sibon por Jong-A-Pin (H).

Arbitro: Jair Marrufo (Estados Unidos).

Cancha: Estadio Olímpico de Shanghai.

Opiniones (2)
10 de Diciembre de 2016|19:43
3
ERROR
10 de Diciembre de 2016|19:43
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Llevar esa seleccion es ser fracasado. Es romper el espiritu de los juegos olimpicos. Como seremos de miserables fracasados que Batista grita los goles como si estuvieramos jugando contra el Milan. No se dan cuenta que los otros llevan jugadores a buscar experiencia? Me hace acordar a los entrenadores que mienten con la edad de los chicos y despues de ganar festejan. Que festejan? A quien le ganan?
    2
  2. Aguero no servis para nada, no aguantas una pelota, sos horrible negro resucitado. Di Maria no tocaste una pelota bien, no te desmarcas, no corres, volve al ataud. Riquelme: no servis mas, se te esta acabando la poca pila que te queda, sos un abuelo, no te podes el or**. En defensa somos horribles, tenemos menos marca que el persa, nos pasan como agua. Batista mete un cambio por favor, hace algo, no te quedes mirando el partido como un espectador mas, mete al voz de trueno, y al pocho.
    1
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic