Amarna, la ciudad construida a base de huesos rotos

Fue construida alrededor del año 1330 aC y solamente estaba dedicada al dios Atón por órdenes del mismo faraón.

Los faraones siempre han sido objeto de estudio a lo largo de la historia, especialmente ahora que contamos con los últimos adelantos tecnológicos que pueden ayudarnos a conocer muchos más datos que hace unas cuantas décadas, por lo que hay que aprovechar esas facilidades que tenemos y descubrir muchas cosas como la noticia que ha aparecido recientemente.

En esta ocasión se saben más cosas sobre Akenatón, faraón que ordenó la construcción de la nueva ciudad de Amarna, la cual estaba dedicada al dios Atón. Para su construcción el faraón ordenó que fuesen nada menos que 20.000 personas que trabajarían hasta la extenuación.

La ciudad de Amarna fue construida alrededor del año 1330 aC y aunque había otras ciudades que adoraban a varios dioses, esta solamente estaba dedicada al dios Atón por órdenes del mismo faraón.

Las intenciones de Akenatón eran purificar el culto al dios del sol mediante la construcción de esta ciudad, que estaría dedicada únicamente al culto a este dios, pero además se convirtió en un importante lugar donde vivían casi 20.000 personas con diferentes cargos como funcionarios, soldados, personal relacionado con la producción y lo más importante, parte de la corte real.

Gracias a un estudio reciente elaborado por arqueólogos que estudiaron en profundidad los restos óseos de un cementerio de plebeyos en Amarna, se ha descubierto que el trabajo era tan extenuante y que los trabajadores llegaron a romperse incluso hasta los huesos de la espalda a raíz de los grandes esfuerzos que tuvieron que hacer.

Según este estudio se reveló también que los niveles de traumatismos ocasionados por ese extenuante trabajo era altísimo, donde el 67,4% de los trabajadores presentaban serios problemas en la espalda así como en otras partes del cuerpo, lo que refleja a lo que se estaban exponiendo prácticamente todos los trabajadores de la ciudad.

El equipo arqueológico examinó algunos esqueletos y concluyó que prácticamente todas las lesiones estaban relacionadas con el trabajo y también la enfermedad degenerativa de las articulaciones, otro de los problemas físicos que tenían todos los trabajadores, quienes trabajaban a destajo y en unas condiciones extremadamente duras, en muchas ocasiones hasta fallecer o quedar inválidos.

Según se ha confirmado, las investigaciones continuarán, por lo que seguramente iremos poco a poco conociendo más detalles sobre este hallazgo que nos ha permitido saber un poco cómo eran las condiciones de trabajo en aquellos años para más de 20.000 trabajadores.

Fuente: http://redhistoria.com/

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó7/10
Opiniones (1)
4 de Diciembre de 2016|11:28
2
ERROR
4 de Diciembre de 2016|11:28
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Que no se entere la KK !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    1
En Imágenes
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
28 de Noviembre de 2016
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016