Carreteras eléctricas en Reino Unido

Se han invertido aproximadamente dos años en la investigación, utilizando como referencia otras ciudades que ya han probado en tramos cortos.

Ya están aquí las carreteras que pueden cargar por inducción la batería de los vehículos eléctricos mientras se conducen, ahorrando las paradas y generosas esperas que supone realizar un viaje largo con los mismos. El gobierno de Reino Unido ha invertido aproximadamente dos años y 200.000 libras en la investigación de este proyecto, utilizando como referencia otras ciudades que ya han probado en tramos cortos las placas de inducción debajo del asfalto.

Uno de los principales problemas de adaptación popular del vehículo eléctrico es el miedo a quedarse tirado en medio de un trayecto largo. A pesar de esto, la naturaleza del vehículo eléctrico y su compromiso con el medio ambiente obliga tanto a gobiernos como a grandes marcas del motor a invertir en su economización y mejoras técnicas. Highways England, la empresa pública de Reino Unido dedicada a infraestructuras y transporte, pretende hacer más accesible, cómoda y rentable la adquisición de un vehículo eléctrico en comparación a cuánto dinero por un coche a motor hay que gastarse en todo su ciclo de vida, considerando el combustible, seguro, gastos de mantenimiento...

La instalación de sistemas dinámicos de carga debajo de la carretera que presenta Highways England imita la carga inalámbrica de teléfonos móviles o cepillos de dientes, activándose únicamente cuando un vehículo que responde a esta tecnología es detectado. Este sistema de carga está siendo utilizado en Gumi (Corea del Sur), en un trayecto de 12 kilómetros que une la estación de trenes y el barrio In-gong. Alemania, ya desde 2013, cuenta con esta tecnología en la ruta del bus 63 de Manheim, a la que se han unido las ciudades de Torino (Italia) y Utrecht (Holanda).

Fuente: http://noticiasdelaciencia.com/

En Imágenes