Romper la jaula para seguir un sueño

Una mujer comprende que la costura será su salvación de una vida gris y monótona, aunque ello no estará exento de dificultades.

La sensación de vivir en una "jaula de cristal" es una de las manifestaciones que, tarde o temprano, muchas personas padecen en un determinado momento de sus vidas. Matrimonio perfecto, casa acogedora, trabajo estable y familia unida parece ser, a simple vista, la felicidad misma, pero ello también puede no ser así cuando esa realidad se siente monótona, fría y muy alejada de los mayores anhelos propios.

El atelier de los deseos libro

El atelier de los deseos (Alfaguara), de la escritora francesa Agnès Martin-Lugand, narra en primera persona la vida de Iris, una mujer de 30 años que es consciente que vive en una "jaula de cristal" que la separa de su mayor sueño: la costura. Tras descubrir una verdad que la alejará de su familia y que su matrimonio está en franca decadencia, Iris decide volver a construir su identidad y recuperar lo perdido, sostenida por su talento innato para coser y crear vestidos. 

Para ello viaja a París, donde fue aceptada en el prestigioso atelier de Marthe, una viuda excéntrica y misteriosa que pronto hará de Iris su discípula y protegida. En medio se cruzará Gabriel, heredero del difunto marido de Marthe y gran amigo de ésta, con fama de playboy voraz. Ambos personajes marcarán fuertemente el nuevo destino de Iris, quien a su vez deberá debatirse entre ambos mundos mientras forja su nueva identidad.

A pesar que pueda parecer una premisa estereotipada de una novela romántica más, El atelier de los deseos es una historia simple pero profunda, que nos irá develando paulatinamente las emociones y pensamientos de una mujer cuya vida se irá transformando en pos de su sueño. Apelando a su formación en psicología, Martin-Lugand exprime al máximo los recursos emocionales de los personajes, principalmente de la protagonista, permitiendo que éstos sean reconocidos como personas reales y no como simples personificaciones ficticias edulcoradas.

A su vez, la autora utiliza un lenguaje sencillo en su prosa, lo que compensa la vorágine emocional que envuelve al lector y despoja de abstraccionismo innecesario a la trama, todo ello sin dejar que la historia decaiga en su interés. Esto se reafirma en los últimos capítulos del libro, donde si bien se va percibiendo cómo terminará la novela, el suspenso irá in crescendo con los virajes finales en la narración.

En síntesis, El atelier... constituye una historia atrapante desde principio a fin, que desnuda la naturaleza humana y nos hace revalorar el sentido mismo de la felicidad, desde una perspectiva muy real.

Nicolás Munilla


Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|10:55
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|10:55
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic