Para Eduardo Menem, Scioli debería despegarse de Cristina

"El candidato presidencial del Frente para la Victoria debe cortar el cordón umbilical con el kirchnerismo", evaluó.

El candidato presidencial del Frente para la Victoria, Daniel Scioli, debe cortar el "cordón umbilical" con el kirchnerismo y mostrar cuanto antes "gestos de autonomía" para robustecer sus posibilidades de triunfo en el balotaje del 22 de noviembre próximo, según afirmó el exsenador de la Nación Eduardo Menem. 

En una entrevista con NA, el experimentado dirigente peronista de La Rioja, hermano del expresidente Carlos Menem, enfatizó que "el kirchnerismo le resta votos" a Scioli en su disputa electoral frente al postulante de Cambiemos, Mauricio Macri, por lo que le recomendó despegarse del Gobierno. Menem también cargó contra la gestión de 12 años que lideraron Néstor y Cristina Kirchner y que concluirá el 10 de diciembre que viene, cuando -según resaltó- se terminará en el país "un estilo de política autoritaria, prepotente", al tiempo que destacó la necesidad de que el próximo Presidente busque "consenso", ya que de lo contrario "no va a poder gobernar". 

A continuación, un resumen de la entrevista de Eduardo Menem con Noticias Argentinas, en la que también habló de La Cámpora, a la que le auguró corta vida tras el cambio de mandato, y de Máximo Kirchner, de quien dijo que hasta que se presentó en los comicios de octubre -cuando fue electo diputado nacional- "estaba más dedicado a atender las actividades inmobiliarias de los padres" que a participar en política.

NA - Se viene un balotaje en la Argentina, un escenario inédito. ¿Cómo evalúa usted esta contienda electoral? 

EM - Es una situación que por primera vez se produce en nuestro país y con una incertidumbre con respecto al resultado, porque si bien el oficialismo sacó una ventaja en la primera vuelta, esa ventaja no fue la que ellos esperaban. Además, se dan otros factores que ponen más en duda y con mayor incertidumbre el resultado final, como por ejemplo que el oficialismo haya perdido la provincia de Buenos Aires. Eso genera una posición más favorable a la otra fórmula del balotaje, a la de Macri. 

NA - Se habla mucho de la gobernabilidad que va tener o que va a necesitar el próximo Gobierno. ¿Cómo ve el rol del justicialismo en caso de ser oposición y también en caso de ser oficialismo, con sectores que están aparentemente enfrentados? 

EM - Cualquiera sea el resultado del balotaje, cualquiera sea la fórmula que gane, se va a encontrar con una situación muy difícil en el país. Yo tengo una visión muy negativa de los 12 años de kirchnerismo. Creo que estamos terminando en una situación realmente mala en varios aspectos de la vida del país. Desde el punto de vista social, hay una fragmentación de la sociedad. El kirchnerismo con su estilo de política autoritaria, prepotente, que siempre tiene que buscar el contradictorio, el enemigo, ha ido dividiendo a la sociedad. Ellos desde su discurso, tanto de Néstor Kirchner como de Cristina Kirchner, han predicado la división y la violencia. Y desde el punto de vida económico, yo creo que van a dejar una situación malísima, porque al Banco Central lo están dejando prácticamente sin reservas, la política económica y cambiaria que han llevado a cabo resulta desastrosa; tenemos una inflación galopante, un índice de pobreza cada vez más elevado, empresas públicas deficitarias a más no poder, un gasto público realmente monstruoso (...) y un sistema de estadísticas totalmente falso y mentirosos. Ni los militares se atrevieron a ir contra el INDEC y este Gobierno lo ha destruido. 

NA - En este contexto, ¿Scioli puede encarnar un cambio de rumbo o es más de lo mismo? 

EM - Daniel Scioli si corta el cordón umbilical con el kirchnerismo tendría más posibilidades. Pero mientras siga pegado al kirchnerismo, mientras siga sitiado... digamos, Scioli va como candidato del kirchnerismo porque no tenían nada mejor, no lo quieren a Scioli, todo el kirchnerismo no lo quiere, nunca lo ha querido y siempre han tratado de humillarlo, de denostarlo; cómo será que siendo el único candidato lo siguen descalificando y agrediendo. De esa forma le van a quitar mucho las posibilidades, si es que él no da un corte y se desprende de esa pesada mochila. 

NA - ¿Cuándo debería despegarse Scioli del kirchnerismo para incrementar sus posibilidades de ganar según su criterio? 

EM - Ahora, ya, porque si no, no va a llegar. El kirchnerismo le resta votos. (...) Creo que si quiere conquistar el voto peronista tiene que tener ya gestos de autonomía y sacarle a la gente la idea de que va a quedar entrampado dentro del esquema del kirchnerismo. 

NA - ¿Usted ya tiene decidido su voto? 

EM - Yo lo tengo decidido, pero nunca lo voy a decir. Es un voto secreto. 

NA - Pero siempre votó peronismo. 

EM - Sí, pero yo voto peronismo peronismo, el justicialismo. Uno de los graves daños que le ha hecho el kirchnerismo al justicialismo es haberlo desvirtuado, es haberle hecho perder identidad, a tal punto que los bloques en las cámaras, los partidos y los candidatos ya no se identifican como justicialismo, salvo el caso de La Pampa, se identifican como Frente para la Victoria, se le ha quitado hasta el nombre. Eso es realmente intolerable. 

NA - Usted es muy crítico del Gobierno, pero muchas veces en el Senado su hermano acompañó las políticas oficiales. 

EM - Somos dos personas distintas (...) en algunas cosas pensamos distinto. Yo nunca hubiera votado nada a favor del kirchnerismo. Si él ha votado en algunas ocasiones con el kirchnerismo, habrá que preguntarle a él. De todos modos, el voto más importante que tenía que dar desde el Senado en su momento fue el de la 125, el voto en contra del kirchnerismo, y gracias al voto de él, se empató la votación y tuvo que desempatar (Julio) Cobos. 

NA - El kirchnerismo valora mucho la capacidad que ha tenido en estos 12 años para atraer a la juventud de regreso a la política. ¿Qué opinión tiene de La Cámpora? 

EM - Todo lo que sea atraer a la juventud a mí me parece bien, pero a la juventud hay que atraerla sobre la base de ideales, proyectos; integrarlos (...), no con el único afán de ganar puestos. A mí me parece bien la participación de los jóvenes siempre que no los fanaticen. La Cámpora, yo no hablo mal de La Cámpora, pero indudablemente se trata de un sector juvenil muy fundamentalista. 

NA - ¿A Máximo Kirchner lo ve como un cuadro político emergente y destacado, como lo consideran en el oficialismo?

EM - No lo conozco yo más allá de la prensa, no tiene buena prensa, pero no voy a juzgar a alguien porque sea hijo de dos mandatarios que no son de mi agrado. Puede tener quizás un destino político, no sé. Hasta ahora que se presentó, salvo un par de discursos, no tuvo participación política, parece que estaba más dedicado a atender las actividades inmobiliarias de los padres. 

NA - ¿Cree que La Cámpora es un espacio que puede llegar a ofrecer políticos interesantes para el peronismo? 

EM - No, no, pienso que La Cámpora se va a ir diluyendo con el tiempo, porque gane quien gane (el balotaje), es el fin de ciclo del kirchnerismo; el kirchnerismo terminó. Ese ejercicio autoritario, prepotente del Poder (...) se va a terminar por necesidad del mismo Gobierno que asuma el 10 de diciembre. Se tiene que terminar, porque si no busca consenso, no va a poder gobernar.

Opiniones (0)
20 de octubre de 2017 | 01:40
1
ERROR
20 de octubre de 2017 | 01:40
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    18 de Octubre de 2017
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
    17 de Octubre de 2017
    "Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México