Farruggia y la denuncia que le hicieron y después quitaron

Carlos Farruggia, titular del Tribunal de Cuentas desde hace 27 años, dijo que "jamás" lo denunciaron, pero explicó por qué sí lo hicieron.

El presidente del Tribunal de Cuentas de Mendoza, Carlos Salvador Farruggia, sostuvo que "en los 27 años que tengo el honor de presidir el Tribunal de Cuentas de la provincia de Mendoza, jamás se realizaron quejas y/o denuncias de este tenor por parte de ningún empleado de esta institución, ya sea por acoso, maltrato laboral y/o cualquier otro motivo". La afirmación de uno de los funcionarios que más años lleva en el poder vino a colación de una información publicada por MDZ y en la que se informó que había sido denunciado "por maltrato laboral" por una empleada del organismo a su cargo.

De acuerdo con lo publicado, la denuncia en su contra se habría realizado ante el INADI (Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo) se realizó en el año 2013, luego de que los empleados del Tribunal iniciaron una serie de protestas y medidas de fuerza para reclamar una mejora de la situación salarial y el cese de los acosos sufridos por buena parte de los trabajadores. Aunque se logró un precario acuerdo entre ambas parte, los trabajadores aseguran que las represalias contra ellos persistieron e incluso, en algunos casos, se agravaron. En ese sentido, una empleada que tenía como jefe directo a Farruggia sufrió actitudes "extremadamente déspotas" por parte del titular del Tribunal.

Sin embargo Farruggia niega de plano esas denuncias.

En una nota enviada a MDZ en forma escrita, Farruggia explicó, luego de decir que "jamás se realizaron quejas" en su contra: "Es necesario aclarar que la denunciante se sintió afectada porque se la trasladó a otro lugar de trabajo en las mismas condiciones laborales que tenía, y que dicho traslado se originó debido a que una audiencia que le fue concedida, grabó sin mi consentimiento dicha reunión, violando la confianza y lealtad que debe existir entre un jefe y su subordinado, situación que contempla el Estatuto del Empleado Público".

Farruggia quiso aclarar, además, que "la denunciante ha desistido expresamente por escrito de la denuncia realizada".

Y finalmente, manifestó que "el trato con el personal por parte de esta presidencia siempre ha sido de diálogo y respeto para con todos, pues siempre ha estado en mi ánimo que tuviéramos las mejores condiciones de trabajo, no solo lo que respecta a lo salarial, sino también en lo referido a contar con un confortable lugar físico y equipamiento adecuado para llevar a cabo nuestras tareas diarias, que han permitido mejoras importantes en nuestra institución".

Opiniones (3)
16 de diciembre de 2017 | 08:31
4
ERROR
16 de diciembre de 2017 | 08:31
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. A este tipo hay que darle una patada y sacarlo del Tribunal de Cuentas; se cree el Patrón de la estancia; es un tirano.
    3
  2. Lealtad y subordinación es reclamable dentro de valores de laética y la moral, de lo contrario estamos hablando de servilismo. Recordemos la derogada Ley de obediencia debida.
    2
  3. jajajaja............mejorar condiciones de trabajo???? Cambiaron la marca de café???? jajajajaja
    1
En Imágenes
Leopardo al acecho
7 de Diciembre de 2017
Leopardo al acecho