Deportes

Australia fue más que China y los Estados Unidos en el 4x200

El equipo de Australia pasó por encima de China y, sobre todo, de los Estados Unidos en el relevo 4x200 femenino disputado hoy en los JJ.OO., y bajó en casi seis segundos el récord del mundo.

Stephanie Rice, Bronte Barrat, Kylie Palmer y Linda Mackenzie no sólo ganaron la medalla de oro, sino que también pulverizaron el récord del mundo en poder de las americanas, sus grandes rivales en la lucha por la hegemonía en la natación femenina mundial.

Las australianas marcaron 7:44.31 para romper el registro de las norteamericanas, vigente desde el 29 de marzo de 2007 en los Mundiales de Melbourne (Australia), en 7:50.09.

Los cuatro primeros equipos, Australia, China, los Estados Unidos e Italia, nadaron por debajo del récord del mundo.

El equipo oceánico dejó que sus rivales se confiaran y en las semifinales de ayer no estuvieron entre las mejores por lo que hoy nadaron por la calle siete, mientras que las asiáticas y las americanas lo hacían por la cinco y la seis, respectivamente, y el equipo de Francia por la cuatro.

Las chinas, con Yu Yang, Qianwei Zhu, Miao Tan y Jiaying Pang, espoleadas por su público, que acababa de ver cómo su país se alzaba con su primera medalla de oro en este deporte en los 200 mariposa con el triunfo de Zige Liu, también compitieron con tiempos inferiores al antiguo récord de los Estados Unidos y pararon el crono en 7:45.93.

Las americanas Alison Schmitt, Natalie Coughlin, Caroline Burckle y Katie Hoff nadaron por debajo de su marca de Melbourne, pero no pudieron batir a las chinas en la lucha por el segundo escalón del podio con 7:46.33.

Renata Spagnolo, Alessi Filippi, Flavia Zoccari y Federica Pellegrini fueron cuartas con 7:49.76 por delante de las francesas Coralie Balmy, Ophelie-Cyrielle Etienne, Aurore Mongel y Camile Muffat, quintas con 7:50.66.

Las australianas hicieron todos los pasos en primera posición salvo el primero, el de Rice, que se vio superada por la francesa Balmy. En el equipo chino ocurrió algo parecido, Yang entregó la primera posta a Zhu en la tercera plaza, para que ésta, Tan y Pang ya no la perdieran a pesar del acoso de las americanas.

Las estadounidenses hicieron la primera mitad de la carrera por detrás de las chinas y las francesas para quedarse al final luchando brazada a brazada con las asiáticas en la tercera plaza por la medalla de plata.

Todas las australianas bajaron en sus parciales el crono que necesitaban para batir el récord del mundo. La más espectacular fue la cuarta relevista, Kylie Palmer, que necesitaba pasar su 200 en 5:53.11 y tocó el muro en 5:48.40, con una marca personal de 1:55.22.

Los parciales de las americanas en Melbourne en marzo del año pasado fueron: 1:56.43, 3:53.92, 5:53.11 y 7:50.09. Los de las australianas hoy fueron: 1:56.60, 3:53.18, 5:48.40 y 7:44.31. EFE
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic