El hielo de la Antártida, ¿aumenta o disminuye?

Una polémica investigación realizada por el equipo de Jay Zwally, glaciólogo del Centro Goddard de Vuelos Espaciales de la NASA.

Un nuevo estudio indica que un incremento en la acumulación de nieve antártica que se inició hace 10.000 años está actualmente añadiendo suficiente hielo al continente como para compensar las mayores pérdidas procedentes del adelgazamiento de sus glaciares.

La polémica investigación, realizada por el equipo de Jay Zwally, glaciólogo del Centro Goddard de Vuelos Espaciales de la NASA, en Greenbelt, Maryland, Estados Unidos, pone en duda las conclusiones de otros estudios, incluyendo el informe de 2013 del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), que dice que la Antártida sufre una pérdida neta progresiva de hielo terrestre.

Según el nuevo análisis de datos satelitales, la capa de hielo de la Antártida mostró una ganancia neta de 112.000 millones de toneladas de hielo por año desde 1992 a 2001. Esa ganancia neta se redujo a 82.000 millones de toneladas de hielo por año entre 2003 y 2008.

Zwally y sus colegas están esencialmente de acuerdo con las conclusiones de otros estudios que indican un incremento en la descarga de hielo en la Península Antártica y en la región de los glaciares Thwaites y Pine Island, en la Antártida occidental. Su principal desacuerdo se refiere a la Antártida oriental y el interior de la Antártida occidental; allí, los autores del nuevo estudio ven una ganancia de hielo que supera a las pérdidas en las otras áreas.

Sin embargo, podrían necesitarse solo unas pocas décadas para que el crecimiento neto de hielo de la Antártida se invierta, según Zwally. “Si las pérdidas de la Península Antártica y en partes de la zona occidental de la Antártida continúan creciendo al mismo ritmo con el que lo han estado haciendo durante las dos últimas décadas, alcanzarán a las ganancias a largo plazo en la Antártida oriental en 20 o 30 años, y no creo que vaya a haber un suficiente aumento de las precipitaciones de nieve que las compense”.

Los científicos calculan cuánto crece o disminuye la capa de hielo a partir de los cambios en la altura de la superficie, que son medidos mediante altímetros satelitales. En los lugares donde la cantidad de nueva acumulación de nieve sobre la capa de hielo no es igual al flujo de hielo que desciende y sale al océano, la altura de la superficie cambia y la masa de dicha capa de hielo crece o disminuye.

Fuente: http://noticiasdelaciencia.com/

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó9/10
Opiniones (0)
4 de Diciembre de 2016|01:25
1
ERROR
4 de Diciembre de 2016|01:25
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016