Deportes

Morán: “Hubo demasiada improvisación en el Argentino de cadetes”

Gustavo Morán, el entrenador del seleccionado mendocino de básquet, categoría Cadetes, que sufrió la intoxicación de la mayoría de sus jugadores en el torneo jugado en Salta, se refirió duramente a la poca capacidad organizativa de quienes tuvieron la responsabilidad de hacerlo.
"La verdad, lo que vivimos fue lamentable. Y nosotros no fuimos los únicos intoxicados, también hubo dos chicos de Salta, uno de Entre Ríos y tres de Capital junto a dos dirigentes".

Gustavo Moran, técnico de la selección mendocina de básquet que disputó el Campeonato Argentino de Cadetes en Tartagal y Orán, provincia de Salta, da su opinión acerca del lamentable suceso en que se vio envuelto su equipo. El seleccionado mendocino ocupó el cuarto puesto de la clasificación final, debido a que no se presentó a disputar las semifinales, aquejado por una intoxicación masiva de sus jugadores y cuerpo técnico.

Morán agrega sobre la organización: “Por lo visto hubo demasiada improvisación y la organización no estuvo a la altura de las circunstancias, había mucha gente colaborando,  con mucha onda, pero hay que conocer, para encarar este tipo de torneos y sobre todo si hay chicos de por medio”.

“Algo llamativo, fueron las cenas y los almuerzos. Nos servían algún tipo de guiso o pastas con mucho tuco, algo que al deportista le hace muy mal, sobre todo, cuando tiene que competir”, afirma el adiestrador.

El entrenador mendocino tuvo que tomar la decisión de no presentar su equipo a la disputa de las semifinales, a causa de la afección que sufrieron los chicos de la Borravino. “La decisión no fue fácil, por más que los chicos querían jugar pero teníamos a seis jugadores enfermos. Por eso y junto al apoyo de los dirigentes, Mario García y Rúben Lincheta, tomamos la decisión de no seguir, priorizando la salud de los chicos”.

Sin dudas, agrega Morán, “el dirigente David Taranto del departamento de Orán, fue la persona que más nos ayudó, estuvo al tanto de la evolución de cada uno de los chicos y hasta nos mando un medico gastroenterólogo”.

”Hasta el momento, no sabemos cuál fue el causante de dicha afección, tampoco que algún miembro de la organización, allá tratado de comunicarse con nosotros, por lo menos para preguntar como estamos”, sentenció el técnico.

Gustavo reflexiona y dice: “Sólo nos queda un sabor amargo de esta mala experiencia, espero que esto no vuelva a suceder, que este tipo de competencia sea controlado con más seriedad. La verdad, hicimos un gran esfuerzo con los padres de los chicos para poder estar presente, que al final no sirvió para nada”.
Opiniones (2)
8 de Diciembre de 2016|19:35
3
ERROR
8 de Diciembre de 2016|19:35
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. espero q Peralta tenga huevos para presentar alguna queja formal en la Confederacion Argentina por lo sucedido y q no se fije en su relacion personal con Muratore. el tecnico tendria q haber tomado la decision de llevar a comer a los chicos a otro lado si es q la comida no era la adecuada. Es raro q las delegaciones "grandes" como Provincia, Cordoba y Entre rios llegaron sin problemas, comieron la mismo? en el mismo lugar?
    2
  2. pobre los chicos, pero si el enrenador esta viendo que es lo que van a servir de comer, no hubiera sido mejor hablar con la organizacion para cambiar, y sino cambiaban, porque no los llevo a comer a otro lado. Es simple, es claro.
    1
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic