Huéspedes conflictivos en la mira: ya hay una "lista negra"

Una empresa británica identifica clientes conflictivos y ofrece el servicio a empresas hoteleras de Europa.

¡Recibí nuestro Newsletter!
Enterate de promociones, sorteos y los mejores consejos para hacer tus viajes mucho más placenteros y económicos.

La empresa británica Guestscan ofrece el primer servicio europeo de "lista negra" de clientes de alojamientos hoteleros para que los empresarios del sector puedan rechazar sus reservas y, así, evitar daños en sus instalaciones y propiedades.

La compañía, con domicilio en Bristol (Inglaterra), nació hace cuatro años inspirada por las propias experiencias negativas de sus fundadores como propietarios de un hotel. "Decidimos crear un sistema que protegiera a todos los propietarios de establecimientos hoteleros", explica Neil Campbell, directora de Guestscan.

Tras un largo período de preparación del proyecto para cumplir con toda la normativa británica y europea de protección de datos, Guestscan empezó a funcionar ofreciendo a propietarios de casas rurales, caravanas, bed & breakfast, hoteles e incluso cruceros diversos servicios. El principal servicio es una base de datos que los asociados a Guestscan pueden consultar para saber si los clientes que solicitan una reserva tuvieron problemas en otros establecimientos. Los asociados deben incluir en sus condiciones de reserva unas cláusulas adicionales, informando a sus potenciales clientes que si causan daños o costos económicos en el alojamiento, sus datos serán incluidos en la base de datos durante un tiempo de entre dos y cuatro años, en función del problema que hayan provocado.

Cuando una empresa se encuentra con un cliente indeseable, deben detallar su denuncia en un formulario: huéspedes que se retiran sin pagar la estadía, daño a la propiedad, comportamiento abusivo hacia el personal o hacia otros clientes, ruidos excesivos, número de personas superior al permitido en la habitación, robo, fraude o, también, amenazas y chantaje en forma de malas críticas en Internet para conseguir mejores precios o condiciones.

Hasta ahora, la mayor parte de las denuncias se deben a ruido, gente que abusa del alcohol o que fuma en las habitaciones, o destrozos. También se registraron casos de gente que roba elementos de la habitación (como televisores), rompe los detectores de incendio o estaciona su moto dentro del establecimiento dejando marcas de grasa y huellas por el suelo y las alfombras.

Antes de incorporar la queja al sistema, Guestscan -que por ahora funciona en el Unión Europea- comprueba la denuncia y, en cualquier momento, los ciudadanos pueden consultar la información que exista sobre ellos y ejercer su derecho a rectificación.

FUENTE: La Vanguardia y Europa Press


¿Qué te pareció la nota?
No me gustó8/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|11:17
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|11:17
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"