Macri planea medidas urgentes para el sector energético

Para el equipo de trabajo, entre las medidas urgentes sobresale el reordenamiento de los marcos regulatorios de casi todas las actividades.

El equipo técnico de Mauricio Macri sobre temas energéticos, encabezado por el ex presidente de Shell Juan José Aranguren, planea una serie de medidas para revertir la crisis que afecta al sistema energético nacional. "No estamos empezando a trabajar ahora, sino que lo hacemos desde hace rato para cambiar la manera de administrar la energía desde el primer día", afirmó a La Nación.

En este sentido, Aranguren consideró necesario realizar cambios en el rumbo marcado por el ministro de Planificación, Julio De Vido en los últimos años, como la caída sistemática en la producción de hidrocarburos, la escasez de energía, la creciente importación y la proliferación de los cortes de luz. 

Para el equipo de trabajo de Cambiemos entre las medidas urgentes sobresale el reordenamiento de los marcos regulatorios de casi todas las actividades, en especial las relacionadas con la prestación de servicios públicos, como el gas y la electricidad, el segmento que domina las preocupaciones de los técnicos de la alianza.

En agosto de 2005, el Gobierno firmó con la distribuidora Edesur un acta acuerdo en el marco de la renegociación de su contrato de concesión, que se había quebrado en 2002 con la sanción de la ley de emergencia económica, la pesificación y el congelamiento de tarifas. Néstor Kirchner ratificó en enero de 2007 el documento, que contemplaba la realización de una revisión tarifaria integral, algo que nunca se hizo.

El caso de Edenor es parecido y las eléctricas no cuentan con fondos suficientes para funcionar, por lo que requieren la transferencia de recursos del Estado para el pago de sueldos.

Por otro lado, acumulan una deuda millonaria con Cammesa, la compañía administradora del mercado, que actúa de mediadora entre las generadoras y las distribuidoras. El Gobierno también les transfiere fondos y organiza la reparación de las instalaciones a través de las que se presta el servicio público. Toda esa situación se tradujo en incrementos en la duración y la cantidad de cortes de luz en los últimos años.

Al respecto, en Cambiemos analizan la posibilidad depasar el control de los servicios públicos de la ciudad de Buenos Aires a la órbita porteña, algo que el kirchnerismo nunca quiso concretar.

El segundo punto en la lista de urgencias es la reasignación de subsidios, que entre los economistas señalan como uno de los ítems responsables del creciente déficit fiscal (hasta agosto se fueron por esa vía 99.282,5 millones de pesos).

 "Pensamos que las familias carenciadas que los necesiten van a tener un block de consumo de 150 kilowatts por hora por mes que va a ser gratuito", había expresado días atrás el propio Aranguren.  Pero el resto debería pagar, por lo menos, lo que cuesta llevar la energía a las casas.

Según publica La Nación, Cambiemos dividió las áreas de trabajo en seis: petróleo y gas; electricidad; energías renovables; nuclear; planeamiento y ahorro, y eficiencia. Esas nominaciones son, a su vez, las posibles divisiones de un potencial equipo para atender la política para el sector.

De todas maneras, el espacio de Mauricio MAcri le dedicará un capítulo especial al futuro de YPF, dueña del 40% de la oferta local de hidrocarburos. De seguir Miguel Galuccio como presidente y CEO de YPF, debería convivir con algunos límites a los que no está acostumbrado, al menos desde que ocupa el timón de la empresa.

Los equipos de Macri tienen definida la separación de sus cargos. Es decir, quien ocupe el lugar del CEO no desempeñará la presidencia porque, según consideran, el primero debe ocuparse del día a día de la empresa, y el segundo, de las relaciones internacionales.

Los papeles de trabajo de Cambiemos recuerdan que la petrolera estatizada es una sociedad anónima y no del Estado, por lo que debe actuar según el interés de todos sus accionistas y no sólo de uno de ellos. Aranguren cree que Galuccio podría continuar si demuestra que todo lo que hizo desde el piso 32 de la torre de Puerto Madero fue en interés de la compañía y tiene un plan de negocios convincente.

  Al ex presidente de Shell lo acompañan, entre otros, Sebastián Scheimberg, economista de la Universidad de Buenos Aires especializado en regulación energética, que a su vez trabaja en la consultora del ex secretario de Energía Daniel Montamat, una de las principales voces en temas energéticos del radicalismo, socio de Pro en Cambiemos. También Andrés Chambouleyron, economista e ingeniero.  

Opiniones (1)
18 de octubre de 2017 | 15:45
2
ERROR
18 de octubre de 2017 | 15:45
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. falta un detalle: investigar todo lo actuado por De Vido y Cía, para llevarlos presos por todas las iregularidades.
    1
En Imágenes
Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
17 de Octubre de 2017
"Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México
La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes
11 de Octubre de 2017
La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes