Deportes

Mundial 2006: Beckenbauer romperá el silencio

El ídolo alemán hablará luego de que estalló el escándalo por la supuesta compra de votos para la concesión del Mundial de Alemania 2006.

 El ídolo del fútbol alemán Franz Beckenbauer romperá en breve el silencio que ha mantenido desde que estalló hace diez días el escándalo por la supuesta compra de votos para la concesión del Mundial de Alemania 2006.

"Las respuestas ya llegarán", dijo el ex presidente del comité organizador del torneo mundialista al magacín televisivo del semanario "Der Spiegel".



El "Kaiser" se mostró dispuesto a declarar ante los investigadores del estudio jurídico Freshfields Bruckhaus Deringer, que echarán luz al asunto por encargo de la Federación Alemana de Fútbol (DFB, por sus siglas en alemán).



El diario "Bild", del cual es columnista Beckenbauer, señala hoy que el ex dirigente deportivo se reunirá "probablemente esta misma semana" con los investigadores externos.



Beckenbauer es una figura clave en el escándalo en torno a un pago a la FIFA de unos 6,7 millones de euros (7,58 millones de dólares) que el comité organizador de Alemania 2006 recibió en 2002 del entonces presidente del fabricante de artículos deportivos Adidas, Robert Louis-Dreyfus.



Tres años más tarde, el comité organizador germano devolvió el dinero al ejecutivo francés a través de una cuenta de la FIFA declarándolo como una contribución para una gala mundialista en Berlín que nunca se celebró.



Sin embargo, "Der Spiegel", que sacó a la luz el dudoso pago, sugiere que el dinero fue destinado a sobornar a dirigentes asiáticos para asegurarse Alemania la sede del Mundial en detrimento de la favorita Sudáfrica.



Hasta ahora, el "Kaiser" sólo emitió un escueto comunicado en el que afirmó que no hizo "llegar dinero a nadie para adquirir votos para la concesión a Alemania del Mundial de fútbol de 2006".



El presidente de la DFB, Wolfgang Niersbach, negó que la transferencia bajo sospecha estuviera ligada con la compra de votos. Niersbach, quien también integró el comité organizador del Mundial, aseguró que el pago de 6,7 millones de euros fue una condición para recibir una subvención millonaria de la FIFA para la organización del torneo.



En tanto, en las bases del fútbol germano también empiezan a alzarse voces que demandan explicaciones a Beckenbauer. El vicepresidente de la DFB y titular del fútbol de la región del Bajo Rin, Peter Frymuth, fue el primer funcionario en reclamar cuentas al legendario futbolista.



"Las bases quieren respuestas de sus ídolos", dijo Frymuth al diario "Rheinische Post". "Nadie puede entender que algunos no asuman sus responsabilidades". 

Opiniones (0)
24 de enero de 2018 | 06:55
1
ERROR
24 de enero de 2018 | 06:55
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes