¿Cuándo y cómo deberíamos empezar a planificar un viaje largo?

Si tenés pensado realizar un viaje largo van algunos puntos que deberías tener en cuenta a la hora de planificarlo.

Si estás pensando en perderte por el mundo durante una buena temporada, lo mejor será saber cuándo y cómo tenes que empezar a planificar un viaje largo.

Cuándo es la mejor época para visitar...

Lo primero que debemos confirmar es el destino al que queremos viajar y, especialmente, la época en la que es recomendable hacerlo; puede que junio no sea el mes más recomendable para viajar a la India debido al monzón o que Navidad no sea la época más económica para visitar París. En el caso de este último ejemplo siempre dependerá de, por supuesto, nuestro presupuesto, algo que tendremos muy en cuenta a lo largo de las siguientes líneas.

Los foros o webs especializadas pueden ayudarnos a decidirnos por uno u otro destino y a tomar la decisión sabiendo cuándo es el mejor momento para visitarlo y el tiempo que estaremos en el mismo.

Cuándo comprar los tickets de avión

Es recomendable que hayamos elegido el destino con un mínimo de siete semanas de antelación ya que será durante ese margen de tiempo cuando entra en juego el siguiente paso importante: comprar un vuelo.

Según las estadísticas, los vuelos alcanzan su precio más bajo alrededor de 49 días antes de despegar, volviendo a subir en el período de las cuatro semanas anteriores. Paciencia, constancia y muchas comparaciones son primordiales a la hora de comprar el pasaje, especialmente si lo compramos un domingo, el mejor día para comprar un vuelo barato según los expertos.

Qué haremos durante el viaje

Una vez que hayamos comprado el vuelo (no estará de más reservar tres o cuatro días de extensa búsqueda y alarmas propicias que nos avisen cuando se suceda el descenso de precios), pasamos a organizar nuestra ruta, algo que nos será más fácil teniendo el margen de tiempo controlado gracias a la compra del vuelo de ida y vuelta. Nuevamente, ciertas webs nos ayudarán a planificar hasta el más mínimo detalle, y a dar cuerpo a esa nueva experiencia.

Si podemos reservar, al menos, un transfer y alojamiento para el primer día, mucho mejor, ya que todos sabemos las consecuencias del jet lag, la desorientación en un nuevo país o los horarios modificados que solemos experimentar durante el primer día de llegada.

Todo vigente para el gran viaje

Posteriormente, nos encargaremos de revisar si necesitamos visado y si ciertas vacunas son obligatorias, para lo cual reservaremos el mes y medio anterior al despegue. La visa concedida suele tardar en llegar una semana desde el momento de la solicitud y muchas vacunas dos semanas en hacer efecto, por lo que contaremos con tiempo suficiente para dejar el viaje cerrado.

Durante las últimas semanas nos dedicaremos a seleccionar equipaje y comprar aquellos ítems imprescindibles para el mismo. No olvidemos repasar los aspectos primordiales durante la semana anterior al vuelo (check in, equipaje, medicamentos, horarios... ) y, ante todo, relajarnos, procuremos no beber demasiado alcohol los días previos a la salida y, especialmente, disfrutar desde el primer segundo de esta nueva experiencia.

Planificar un viaje largo requiere de cierta dedicación, algo de paciencia y, ante todo, mucha precaución ya que, en un determinado momento, la serie de tareas a realizar pueden ser muchas e incluso abrumarnos, pero respetando cada nueva fase y cumpliéndola en el momento justo, los preparativos de un viaje no tienen por qué convertirse en un dolor de cabeza. Al contrario, la excitación previa al despegue no volveremos a vivirla hasta el próximo viaje, y quién sabe cuando será eso.


¿Qué te pareció la nota?
No me gustó7/10
Opiniones (0)
27 de Septiembre de 2016|15:51
1
ERROR
27 de Septiembre de 2016|15:51
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"