Así evolucionó el largo cuello de la jirafa

Un nuevo estudio de vértebras cervicales fósiles revela que la evolución sucedió probablemente en varias etapas

El cuello llamativamente largo de las jirafas siempre ha llamado la atención de los científicos y del público en general. ¿Cómo llegaron estos animales a través de la evolución hasta este rasgo anatómico tan peculiar? Los científicos hace mucho que teorizan que el largo cuello de las jirafas actuales evolucionó para permitirles acceder a más vegetación de la que alimentarse o para desarrollar un método especializado de lucha.

Un nuevo estudio de vértebras cervicales fósiles, realizado por el equipo de Nikos Solounias, especialista en anatomía de las jirafas y paleontólogo del Instituto Tecnológico de Nueva York en Estados Unidos, revela que la evolución sucedió probablemente en varias etapas, dado que una de las vértebras del cuello del animal se alargó primero hacia la cabeza y luego hacia la cola, un millón de años después. La investigación muestra, por primera vez, los detalles específicos de la transformación evolutiva en especies extintas dentro de la familia de las jirafas.

Solounias y Melinda Danowitz estudiaron 71 fósiles de nueve especies extintas y dos vivas en la familia de las jirafas. Los huesos, descubiertos a finales del siglo XIX y principios del XX, estaban guardados en museos de todo el mundo, incluyendo algunos del Reino Unido, Austria, Alemania, Suecia, Kenia y Grecia.

También han encontrado que la jirafa más primitiva ya comenzó con un cuello ligeramente alargado. El alargamiento se inició incluso antes de que la familia de las jirafas se hubiera creado hace 16 millones de años.

Evolución de la jirafa

Ilustración de la prolongación y acortamiento del cuello dentro de la familia de las jirafas. El okapi y la jirafa son los actuales. (Imagen: Nikos Solounias y Melinda Danowitz)  

Pero el principal descubrimiento vino después de que los investigadores analizaran las características anatómicas de los diversos fósiles y los compararan con el árbol evolutivo. Mientras el cuello de la jirafa ya reconocible como tal se estaba haciendo más largo, el cuello de otro miembro de su familia se estaba acortando.

Tras millones de años de evolución, el okapi, que se encuentra en África Central y es el otro miembro superviviente de la familia de las jirafas, difiere por completo de la jirafa en cuanto a longitud del cuello.

Fuente: http://noticiasdelaciencia.com/

En Imágenes