Íntima y exclusiva reunión: el Club de mujeres profesionales del vino

Con un elegante y selecto encuentro en 1884, el restaurante de Francis Mallmann, ellas se reunieron bajo la iniciativa de Estela Perinetti en algo que, aseguran, "será una costumbre". En la nota, detalles, fotos imperdibles y recetas del restó que dejan sin respiro.

La cita fue en Bodega Escorihuela. Más precisamente, en "1884", el restaurante de Francis Mallmann que atrae a miles de turistas por año a nuestra provincia, de la mano de su chef Dan Alterman y sus creaciones infalibles. 

"El evento es, sencillamente, una reunión de mujeres profesionales del vino. Somos mujeres que trabajamos en la producción de vinos de alta gama", relata Estela Perinetti, alma mater de la reunión.

Mujeres profesionales del vino enologas sociales 3

"La intención fue, luego de la lindísima experiencia del Argentina Wine Awards, donde todos los jurados fueron mujeres, me quedó la grata sensación de que había una excelente camaradería pero que a veces nosotras somos un poquito difíciles de salir de casa, o de juntarnos. Por eso es que se me ocurrió esta reunión, para que saliéramos y realmente tuviéramos un espacio y un evento socio-profesional para nosotras. Tener charlas técnicas, degustar los vinos que nosotras mismas hacemos; pero luego distendernos y compartir una deliciosa cena y un momento entre amigas", explica Estela.

Mujeres profesionales del vino enologas sociales 4

La consigna fue realizar una degustación de parcelas, es decir, cada invitada debió llevar un vino Malbec single vineyard, es decir, de viñedos únicos, para degustar y compartir con las demás. Conforme fueron llegando, el impoluto equipo de 1884 en Escorihuela las recibía y las escoltaba hacia la sala VIP, elegantemente preparada para recibirlas.

"Nosotras tenemos un gran ejemplo, que es Susana Balbo. Ella es la primera enóloga del país, y se destaca como empresaria y ahora, por su decisión de incursionar en la política. Pero en general, las mujeres tendemos a tener un perfil más bajo, menos mediático que los enólogos hombres, y yo quiero generar un espacio en el que podamos vernos, charlar, encontrarnos y también mostrar las maravillas que hacemos. Esta es la primera de una serie de encuentros: veremos si serán tres o cuatro al año. La intención también es armar alguno que otro viaje técnico, iniciar una especie de 'club' de mujeres profesionales del vino", cierra Perinetti.   

Dan Alterman y sus sugerencias 

"Por más que el tiempo se resista, estamos entrando en temporada primavera/verano, y es por eso que presentamos una carta súper fresca", nos cuenta el chef de 1884.

Mujeres profesionales del vino enologas sociales 2

Para maridar los excelentes vinos, y como la carta del restaurante se ve frondosa, le pedimos al entendido que nos cuente cuáles serían sus opciones más interesantes. "A mí me gusta muchísimo la pera a la sal: peras orgánicas que se cubren con sal gruesa, se cocinan en el horno de barro, luego las dejamos en un almíbar de vainilla y las hacemos a la plancha. Se se sirven con burrata -mozzarella con crema en el centro- y con microverdes y chios de panceta: un plato muy fresco, y el juego de la pera crocante y dulce con la burrata queda buenísimo", nos dice Dan, mientras literalmente, se nos hace agua la boca.

"También les sugiero la ensalada de zucchinis, tradicional de Francis, que en los restaurantes de Uruguay y en Patagonia Sur la servíamos siempre. Zucchinis frescos cortados en el momento con mandolina, se arman unos 'rulitos', se adereza con sal, pimienta, ralladura de limón, hojas de menta, aceite de oliva, queso parmesano y almendras tostadas: las frescura hecha ensalada", siguió Alterman.

"Hace poco en la carta incorporamos un plato que es el 'gravlax', un salmón curado de origen nórdico, aperitivo tradicional en Suecia, Noruega, Finlandia. Antiguamente era un método de conservación del pescado en frío. Se hace con una mezcla de sal, azúcar y distintas hierbas: nosotros usamos ralladura de limón y de lima, eneldo, salvia, remolacha. Se corta en láminas muy finas y lo sumamos a una papa rosti -papa rallada hecha a la plancha con sal, pimienta y manteca- y a un mascarpone casero condimentado con ciboulette y ralladura de lima más un bouquet de rúcula y rabanitos", nos dice el chef mientras más de una lo escucha con suma atención. 

"Finalmente, tengo que recomendarles el pulpo porque es un plato que sale muchísimo en el restaurante. Lo hacemos a la plancha, con un aceite de pimentón ahumado. Lo servimos con papas rotas bien crocantes y un alioli -una mayonesa de ajo intensa pero en el buen sentido: con un ajo confitado que mantiene su característica con sutileza-", cierra Dan.   

En Imágenes
Wildlife Photographer of the Year 2017
18 de Octubre de 2017
Wildlife Photographer of the Year 2017
Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
17 de Octubre de 2017
"Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México