A juicio por cobrar matrículas truchas en Salud

Dos de las imputadas habían presentado un recurso de apelación, pero fue rechazado por la Justicia. Serán juzgadas por asociación ilícita en concurso real con falsificación de instrumento público.

Tras dos años de investigación, la Justicia determinó elevar a juicio la causa que implica a ex empleados del Ministerio de Salud sospechados de malversar dinero correspondiente a la matriculación de profesionales de la salud. Específicamente, los imputados están acusados de emitir facturas apócrifas luego de cobrarles a los médicos.

Según se pudo comprobar la Justicia, desde el año 2011 existieron matrículas cobradas a profesionales y no profesionales de la salud que no fueron ingresadas por la Tesorería del Ministerio, ni tampoco registradas en el sistema SIDICO. Ante esta situación, se inició un sumario administrativo contra Selva Fabiana Nieto, Mabel Cristina Riveros, Etel Ivana Musri y Federico Bosch, mientras que la causa judicial cayó en manos de la fiscal de Delitos Complejos Claudia Ríos.

En base a la información recabada por la fiscal, el Tercer Juzgado de Garantías decidió elevar a juicio la causa. Sin embargo, el abogado de Nieto y Riveros, Sergio Vignaud, presentó una apelación en la que alega que el Ministerio Fiscal ha consentido actos por los cuales se ha obtenido pruebas “ilegítimas”, para imputar a sus defendidas.

Pese a ello, el 22 de septiembre el recurso de apelación fue rechazado por el juez Luis Correa Llano, que confirmó la elevación a juicio determinada por el juzgado de primera instancia.

En este sentido, tanto a Selva Nieto como Mabel Cristina Riveros se las considera “probables autoras penalmente responsables del delito de asociación ilícita en concurso real con falsificación de instrumento público en forma reiterada (214 hechos) y falsificación de sellos oficiales en forma reiterada (214 hechos) en concurso ideal con fraude a la administración pública en la modalidad de estafa en forma triangulada y en forma reiterada (214 hechos), en concurso real con incumplimiento de los deberes de funcionario público en forma reiterada (214 hechos)”.

De esta manera, por asociación ilícita se arriesgan a una condena que va de 2 a 10 años de prisión, mientras que la condena por falsificación de instrumento público tiene una pena de 1 a 6 años..

El caso

Riveros, Nieto, Musri y Bosch fueron imputados en el año 2013, momento en que el fraude saltó a la luz por una denuncia de AMPROS. Al iniciar la investigación pertinente, se corroboró la existencia de recibos apócrifos con un sello que trucho del Ministerio de Salud” y sin la palabra “TESORERIA”, a diferencia de los que sí fueron registrados y contabilizados en SI.DI.CO.

En base a esta revelación, el Ministerio de Salud inició un sumario contra los funcionarios, que en una primera instancia fueron trasladados a otras áreas de la cartera. 

Más tarde, se dispuso la cesantía de estos trabajadores, a los cuales el Tribunal de Cuentas encontró solidariamente responsables de la malversación de 213.000 pesos, más intereses por 31.800 pesos.


Opiniones (1)
22 de septiembre de 2017 | 15:00
2
ERROR
22 de septiembre de 2017 | 15:00
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Apuesto lo que quieran: que no van presas . . .
    1
En Imágenes
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
20 de Septiembre de 2017
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'