Leer mucho para preservar la buena vista

¿Quién no ha escuchado alguna vez aquello de que si lees demasiado te vas a estropear la vista? Pues sólo se trata de otra frase hecha.

¿Quién no ha escuchado alguna vez aquello de que si lees demasiado te vas a estropear la vista? Es una de esas frases (estúpidas) que todo lector ha tenido que escuchar alguna vez y una de las que te hace volverte militante y señalar que te da igual, que afortunadamente en el siglo XIII se inventaron las gafas (sí, le dedicamos una taza a nuestro argumento). Pero lo cierto es que lo de que leer acaba con la vista no se dijo siempre o no formó parte de esas frases que todo el mundo daba por hechas en toda época. Entre los consejos médicos que se daban en el siglo XVIII estaba el de leer mucho y escribir igualmente bastante para tener una buena visión. Sí, sabemos que seguir consejos médicos del siglo XVIII no es la mejor de las ideas, pero hemos decidido que esta curiosidad bien merecía la pena ser compartida.

La idea es que ejercitaras la vista leyendo y escribiendo (suponemos que como ejercitas músculos haciendo deporte), aunque, como explican en el blog http://18thcand19thc.blogspot.com.es/, especializado en la historia del siglo XVIII y del XIX, no podías hacerlo con cualquier tipo de iluminación. Los expertos médicos de la época recomendaban una luz moderada, ya que tanto un exceso de luz como una escasez de la misma eran considerados peligrosos. En general, los expertos de entonces recomendaban no leer nunca con una luz escasa, como bien apunta el artículo, ya que se consideraba nociva. Si tenías problemas de vista, no debías por tanto leer a la luz de una vela.

La idea de que leer con poca luz es peligroso llegó hasta hoy en día y todos hemos recibido en alguna ocasión una advertencia de nuestros padres en la infancia (vale, y en la edad adulta si aún te siguen encontrando leyendo con poca luz) sobre los peligros de leer con luz escasa. Los científicos, sin embargo, no tienen aún tan claro que leer con poca luz sea malo, ya que nuestros ojos son capaces de adaptarse a las condiciones lumínicas que nos rodean. Como apuntan en un artículo de la BBC, el problema no está tanto en la luz como en la genética.

Sobre lo de que leer es malo, también hemos intentado buscar opiniones médicas. Y, no, no es malo, como se puede leer en este artículo de una clínica médica, aunque no está de más hacer pausas de vez en cuando. “Leer no es malo para la visión. Los ojos son como los músculos, que están hechos para trabajar y el ojo está hecho para trabajar”, dicen.

Volviendo a los consejos médicos del siglo XVIII, si uno quería mantener su vista sana como una manzana tenía que tener cuidado con los excesos de luz o con la oscuridad (los médicos no recomendaban quedarse sentado a oscuras o en un entorno muy luminoso porque creían que era malo pasar de un extremo a otro), no mirar objetos muy llamativos al despertarse (¡lo mejor era tener cosas verdes en la habitación que es el color de la naturaleza!) y mirar en general objetos muy luminosos.

Fuente: Raquel C. Pico en http://www.libropatas.com/

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó7/10
Opiniones (0)
4 de Diciembre de 2016|11:37
1
ERROR
4 de Diciembre de 2016|11:37
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016