Pésima relación entre C-3PO y R2-D2, más allá de Star Wars

Los actores que dan vida a los robots, Anthony Daniels y Kenny Baker, llevan tiempo inmersos en una guerra dialéctica.

La amistad que existe entre algunos personajes en la ficción no siempre se traslada a la vida real. Este es el caso de los actores de Star Wars, Anthony Daniels (C-3PO) y Kenny Baker (R2-D2), quienes han demostrado en numerosas ocasiones la mala relación que existe entre ambos.

Durante una entrevista a Mirror, Daniels se ha pronunciado sobre las duras palabras que su compañero de rodaje le ha dedicado, en las que incluso le ha llegado a faltar el respeto: «Ha estado diciendo cosas desagradables sobre mí. No voy a comentar nada».

Además, el actor también reveló que, en realidad, Baker no aparece como R2-D2 en Star Wars: El despertar de la Fuerza: «No está en el set. No le he visto desde hace años. Su nombre aparece en los créditos como una especie de... no sé, de amuleto de buena suerte, una cortesía. Es un talismán».

Cuando Daniels recordaba la lectura del guión del Episodio VII de la saga, el actor siempre ha tenido palabras amables para el resto de sus compañeros: «Harrison Ford era simplemente genial, me hacía sonreír. Estoy sonriendo al recordarlo. Tiene 72 años, pero todavía tiene encanto, carisma. Ha tenido algunos momentos malos, primero el tobillo, luego el avión... pero siempre vuelve en plena forma».

Sin embargo, el actor también explicó que Baker no ha sido el único de sus compañeros que no ha sido del todo amable con él: «Pobre Mark Hamill. Era un joven encantador cuando interpretaba a Luke Skywalker y ahora... bueno...»

Las continuas indirectas entre ambos actores se llevan produciendo desde hace muchos años. En 2005, Baker aseguró que Daniels se mostraba bastante distante e incluso se llegó a mezclarse con el resto del equipo: «Nunca quiere tomarse una copa con ninguno de nosotros. Una vez cuando le dije '¡Hola!', él se dio la vuelta y me dio la espalda. '¿No ves que estoy teniendo una conversación?' me contestó. Fue la cosa más grosera que me habían dicho».

Seis años después, durante una entrevista, el actor que dio vida a R2-D2 volvió a hablar de la mala actitud de Daniels respecto a sus compañeros y respecto a él mismo: «No le gusto y nunca he entendido cuál es el problema. A parte de que él piensa que fue el mejor regalo para George Lucas y que yo no era más que un don nadie, que se encargaba de los controles de un robot».

Fuente: hoycinema.abc.es


Opiniones (0)
17 de noviembre de 2017 | 22:16
1
ERROR
17 de noviembre de 2017 | 22:16
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia